www.elllobregat.com
“Estamos retrocediendo: la crisis se ha convertido en algo estructural camuflada con datos estadísticos”
Ampliar

“Estamos retrocediendo: la crisis se ha convertido en algo estructural camuflada con datos estadísticos”

jueves 12 de noviembre de 2015, 02:37h
“Un trabajo hoy no es lo mismo que un trabajo de hace cuatro años. El PP juega con los números”. “Tenemos a la mitad de la gente que está en paro sin cobertura; en la más absoluta de las miserias”

José Zaragoza (Molins de Rei, 1961) será uno de los pesos pesados de la lista del PSC por Barcelona. Uno de los fundadores del PSC en Molins y primer secretario en el Baix (1988-2004), Zaragoza es considerado una de las piezas fundamentales del auge del partido a partir de 2004. Ese año se estrenó como Director de Campaña del PSOE para las Generales; repetiría en 2008, así como en las autonómicas de 2006, en laseuropeas de 2009 y en las municipales de 2007 y 2011. Tras su dimisión
de la ejecutiva del PSOE por una presunta relación con Método 3 –nunca estuvo ni imputado-, Zaragoza es ahora diputado en el Congreso.

-En la lista por Barcelona, vemos a Carme Chacón de Esplugues como número uno, Mercé Perea en tercer lugar y usted como cuarto. Está claro que el Baix mantiene el liderazgo del partido.
-Cuando os leo, veo que cuando habláis de L’Hospitalet, lo metéis en la comarca y no es de la comarca.

-Administrativamente, aunque lleva nuestro apellido.
-Ni históricamente. L’Hospitalet nunca fue de la comarca, es Barcelonés. L’Hospitalet tiene entidad propia y ya le digo que Mercé Perea está porque representa a la ciudad de L’Hospitalet, que su alcaldesa, Núria Marín, tiene entidad política propia. En cualquier caso, yo represento al Baix Llobregat, Perea a L’Hospitalet y Carme Chacón es que es una política de nivel. Tiene un liderazgo propio, con un conocimiento a nivel nacional, con una trayectoria política que le permite tener una personalidad propia. No es una candidata, digamos, territorial. Es conocida en todos los rincones de España y por lo que se ve la única con un perfil potente frente a otros candidatos mediocres.

-Cuando se hizo el relevo de Miquel Iceta en el PSC, me sorprendió que ninguna figura del PSC que era alcalde diera un paso al frente. En esta ocasión tampoco. ¿Prima un interés individual que no colectivo por no perder poderes a nivel local?
-Al contrario. El trabajo de diputado en Madrid requiere de una labor tan intensa que no se puede compatibilizar con una alcaldía en tu ciudad. Sobre todo, de la manera que actúan los alcaldes socialistas, que es muy comprometido con la ciudad. Son accesibles. Te los encuentras por la ciudad. Puedes ver a Poveda perfectamente en bicicleta por la ciudad, a Balmón caminando por Cornellà. La gente piensa que los cargos públicos son como pre vendas y es todo lo contrario: un cargo público es una responsabilidad con los ciudadanos que te dan su confianza. Y has de ser próximo y comprometido con la gente.

-De la lista cae Pere Navarro. ¿Qué opinión le merece?
-Un debate innecesario. Nuestro cabeza de listas lo elegimos en primarias y es una persona que ha configurado un equipo para estas elecciones que son complicadas. Y hay muchos nombres. Candidatos había muchas personas y no siempre coincidimos en estos procesos. Es evidente que el discurso de Chacón es muy claro: estamos en una mala situación, Mas y Rajoy nos lleva a una peor y necesitamos una salida con un discurso nítido contra la independencia. Se ha demostrado que el derecho a decidir era un subterfugio para llevar a una situación sin marcha atrás. Por esto Carme Chacón deja las cosas claras: nosotros estamos en contra de la independencia y la única opción es moverse y moverse por España para cambiar a Rajoy por Pedro Sánchez.

-Cuando surge el proceso soberanista, crecen también distintas corrientes dentro del PSC. ¿Hubiera sido mejor normalizar esa pluralidad?
-La pluralidad todos los partidos la tienen. Son partidos de diferentes personas que no tienen que coincidir al 100% lo que piensan. Tú discutes, llegas a acuerdos y al final tienes una oposición mayoritaria que la organización asume. Y es lo que hemos hecho. Hay una posición muy clara, diáfana y contundente: desplazar a Mas de la Generalitat y a Rajoy del gobierno de España. Además, a los dos les persiguen a sus tesoreros, así que qué se aparten y dejen entrar a gente nueva.

-Con Chacón, los diputados del PSC votaron por primera vez diferente al PSOE. ¿Comparte que se pueda dar con normalidad?
-No se tiene que dar. Tenemos que encontrar siempre los puntos en común. Los partidos políticos somos plurales, somos diversos, pero creo que eso fue un error político en unas circunstancias muy complicadas para Cataluña y para España. Tienes que agotar el diálogo y llegar a puntos de acuerdo, no de diferencia.

-¿Qué valoración le merece esta X legislatura, marcada por la mayoría absoluta del Partido Popular?
-Es evidente que los conflictos se han agravado. España no ha avanzado, ha retrocedido claramente en libertades en estos cuatro años, con leyes como la Ley Mordaza, recortando los derechos de los ciudadanos y, además, con cambios en las relaciones sociales y económicas de este país. Como siempre hace la derecha, camuflando las palabras, camuflan los hechos. Y lo vemos con el paro y con el tipo de trabajo que se produce, que es lo que la gente no ve. El PP juega con los números. Un trabajo hoy no es lo mismo que un trabajo de hace cuatro años: porque son más precarios, porque duran menos, porque se les paga menos. Solamente hay que ver un dato: pese a que aumenta el número de registrados en la Seguridad Social, baja la recaudación. En resumen, una legislatura de retroceso en libertades y en derechos de los ciudadanos.
-En estos cuatro años, el PSOE ha elegido a un nuevo secretario general. ¿Qué le parece Pedro Sánchez? ¿Considera que responde al perfil de renovación que necesita el partido?
-El PSOE es un partido muy sólido y enraizado en la sociedad española y se vio en las últimas elecciones municipales y autonómicas. Es un partido de gobierno, propone cosas que se pueden cumplir y se ha observado en gobiernos como en Valencia o en las Baleares. Y en esa recuperación de espacios políticos, Pedro Sánchez es fundamental. Es un nuevo dirigente, una persona nueva, joven, con capacidades y que ha permitido al PSOE recuperar posiciones y afrontar lo que en este momento necesita Cataluña y España. Porque no nos equivoquemos, el problema no es España, Cataluña no tiene un problema con España, tiene un problema con el PP, lo que la derecha catalana ha intentado confundir las cosas y asocia al gobierno con el país. El problema es que hay un gobernante que ha dejado que la cosa se pudra. Y Pedro Sánchez es la persona que tiene el valor de decir, oiga, hay que hacer cambios y reformas; no nos podemos quedar como estamos. Es la única persona que ahora puede solventar esto, porque es el único que puede sustituir a Rajoy. El resto o tienen unas propuestas irrealizables o son unos socios necesarios del señor Rajoy para continuar.

-En el caso que Sánchez pudiera ser presidente, necesitara del apoyo de algún partido emergente. ¿Es fiable para la izquierda un partido como Ciutadans?
-Si tenemos que hacer caso de las cosas que nos plantean, ellos están en contra del aborto, han votado en contra de la eliminación de los nombres de Franco, han defendido el mantenimiento de un estado confesional, contrato único, copago… Todo propuestas del PP. Son la marca blanca del Partido Popular. Está claro que C’s es un partido de corte conservador y su dirigente no se oculta. Están intentando sacar votos de todos los lados, pero si vas a sus políticas concretas, ves que es el socio natural del PP. Hay una cosa que, en política, te da el tono: cuando han podido elegir entre izquierda y derecha, siempre le ha dado apoyo a un gobierno de derechas; solo cuando no había alternativa ha dado apoyo a la izquierda. Ejemplo de Andalucía. Solo cuando con el PP no suman: caso Madrid o Castilla León.

-Albert Rivera tiene esa mochila ya de aquí de Cataluña, quien no tiene mochila política es Pablo Iglesias. ¿Es más viable, por tanto, un pacto con Podemos?
-Pablo Iglesias tiene una virtud. Y es que está unificado a las diferentes escisiones de grupos comunistas. Durante estos 25 años se ha ido rompiendo en diferentes alternativas y Iglesias ha sido militante de las juventudes comunistas, dirigente de izquierda unida, enfrentado con los sectores más ortodoxos monta su partido… Lo que tienes es que Iglesias ha vuelto a sumar los diferentes sectores del comunismo y nosotros hemos gobernado con Izquierda Unida. Por tanto, no tendríamos que tener problema de gobernar con su sustituto. Sería lógico. El problema es que hace seis meses defendían una cosa y ahora otra. No tienen nada que ver lo que defendían en las europeas, con lo que luego defendieron en las municipales y lo que ahora parece que van a defender en las generales.

-Usted estuvo al frente del partido en el Baix Llobregat desde 1988 hasta 2004. ¿Cómo ve el territorio?
-Soy hijo de allí y lo reivindico. Mi padre es agricultor, nacido en Molins de Rei, mi madre era de Almería y yo de Molins. Era una persona muy arraigada a nivel social. Es evidente que es una comarca que ha cambiado y evolucionado. Ha visto una transformación brutal en estos años de todo tipo: social, cultural y económica. Repasas los avances y los retrocesos que se han producido y ves como hemos mejorado y también que ahora estamos retrocediendo. Es una sociedad que tiene conflictos de gente que lo está pasando muy mal. Cuando te hablan de las estadísticas, los números son muy fríos. Hay más trabajo, pero ¿en qué condiciones? La gente lo está pasando muy mal. Se está produciendo una cosa que no ocurría hace muchos años: que tú tienes a la mitad de la gente que está en paro sin cobertura ni derecho a ninguna pensión. En la más de las absolutas miserias de indigencias. Y no puede ser en una sociedad que ha avanzado democráticamente y que es más tolerante. Nuestra comarca ha avanzado cultural y socialmente. En formación, nivel de estudios, en los datos básicos de salud, longevidad, expectativas de vida, objetivamente, han mejorado del ’79 hacia aquí. Que está retrocediendo: que tener una formación no quiere decir que tengas un trabajo acorde; que tener trabajo no quiere decir que puedas vivir de él; tener derecho a la sanidad no significa que tengas la sanidad de hace 20 años; tener derecho a la educación no significa que la puedas tener porque tienes que pagar la educación universitaria… Cosas que antes no se podían tocar, las están tocando y que son estos retrocesos del PP. Y comarcas como la nuestra, que son trabajadoras, son las primeras que reciben las consecuencias. Como pasa en todas las crisis. Los ricos no las notan. Pero las clases populares las notan enseguida. No hemos salido de la crisis, al contrario, se ha convertido en algo estructural camuflada con datos estadísticos.

-Están surgiendo conceptos nuevos como la pobreza energética o los trabajadores pobres, que se están abordando de manera muy importante desde el punto de vista metropolitano.
-La izquierda es izquierda porque se hace las preguntas y le da respuestas diferentes en función a que las preguntas son diferentes. Siempre pongo de ejemplo que a principio de siglo lo más revolucionario que hacía un dirigente de izquierdas era construir alcantarillas. No había en los barrios populares con lo cual había infecciones y enfermedades endémicas. Ahora lo hace cualquiera, no es una respuesta de izquierdas, porque ya no es un problema. Por eso, la izquierda ha de saber leer esos problemas y adaptarnos a las nuevas realidades. Entre ellos, conceptos como los que usted plantea.

-¿Entiendo, por tanto, que el Área Metropolitana de Barcelona es una nueva solución a estos nuevos contextos del ámbito local?
-Claro. Sobre todo porque el ámbito metropolitana es el mayor motor económico de Cataluña. No nos engañemos. Si hacemos las balanzas fiscales vemos como la zona metropolitana transfiere recursos económicos producidos en el entorno metropolitano al resto del país, que son más pobres. Y ha de ser así.

-Por otro lado, ¿se está dejando morir el Consell Comarcal?
-Es la herencia de decisiones políticas que tomó Pujol en base a su poder político. Existía la Corporación Metropolitana que Pujol, para que Maragall no le hiciera sombra, dinamitó en dos organismos: la entidad del medioambiente y la del transporte. Los municipios que consideramos hicimos la mancomunidad de municipios, la aparición de los consejos comarcales también fue producto de esta ley que produjo un desdoblamiento de funciones con las diputaciones… Tenemos un sistema fruto de una batalla política de Convergencia que convirtió la estructura territorial de Cataluña en su campo de batalla orgánico. Y ahora estamos pagando las consecuencias.

-¿Se tendría que poner cierto orden?
-Creo que no es la prioridad más importante de Cataluña, pero si podemos conseguir un consenso para ser más eficaces estoy de acuerdo.

-En lo personal, usted dimitió de la ejecutiva del PSOE por una presunta relación con Método 3. ¿Cómo ha vivido este episodio?
-Sucede un fenómeno curioso. Hemos llegado a tal nivel que si no dimites, cuando hay una discusión pública que crees que puede perjudicar al colectivo en el que crees, te critican; pero si dimites al principio para evitarlo, porque no quieres complicar la discusión, porque quieres tener el derecho de defenderte, es ya una aceptación de culpabilidad. Nunca he tenido un conflicto judicial. Nadie me ha citado, no he estado imputado de nada, no tengo ninguna acusación, pero decidí que mi responsabilidad no perjudicase en lo que yo creo. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto