www.elllobregat.com
Colau cierra Barcelona a los coches más contaminantes
Ampliar

Colau cierra Barcelona a los coches más contaminantes

jueves 01 de diciembre de 2016, 11:36h
Pese a que el debate sobre la calidad del aire y la mejora de la movilidad se estaba debatiendo en el marco del Área Metropolitana de Barcelona, de la cual Ada Colau es presidenta, y que ya había anunciado unas medidas similares para 2018, el Ayuntamiento de Barcelona ha tomado la tangente y ha anunciado medidas propias para restringir la circulación de vehículos en su término municipal.

De esta manera, Barcelona ha fijado el 2020 como punto de partida del que será el próximo muro de la ciudad. A partir de este año, los vehículos más contaminantes no podrán circular por la ciudad condal de forma permanente. En concreto, pues, y según con el etiquetado de la DGT, la medida afectaría a los gasolina matriculados antes del 2000 y a los gasóleo (diésel) anteriores al 2006. Una ampliación que, según el Gobierno municipal, podría ampliarse.

La medida abre importantes debates sobre el tema. Si es justo o no que el corte sea por antigüedad, cuando coches de gama alta más nuevos pueden contaminar más que otros más viejos; si las medidas se complementarán con ayudas suficientes para cambiar de coche; si irán acompañadas con las tan demandadas mejoras en transporte público.

“No se hará”
Muchas son las incógnitas. De hecho, las medidas revolucionan tanto el modelo actual que algunos creen que no se llevará a cabo. Así opina el gerente y propietario de Mundiauto, Roque Navarro Peñas: “Es ilógico, primero, porque tenemos el parque de automóviles más antiguo de Europa”, dice Navarro. “¿Qué hará la gente? ¿No la dejaremos entrar a Barcelona a trabajar? Es inviable. Este señor de 60 años que tiene un coche desde hace 40 y que se quiere morir con él. ¿No podrá circular? No estamos preparados. Son medidas de cara a la galería”, sentencia.
De hecho, defiende que con según qué medidas se puede generar el efecto contrario: “Hay mucho debate. Y no son técnicos de la automoción. Saldrán todas las pegas cuando comiencen a hablar en términos del sector, además de las de la gente. Se tiene que mirar porque se puede generar el efecto inverso y que se contamine más; como cuando los radares. Se colocaron radares para restringir la velocidad a 70 o 80 km/ hora. Ahora la gente llega al radar, frena y ya desgasta partículas de la pastilla de freno; sales del radar y acelera. De esta manera se contamina más que si se va de manera constante a 100 o 120 km/ hora”.

Como posible medida, Navarro Peñas cree que ni la alternancia de matrículas serviría: “Lo único que pueden hacer es reducir la entrada de coches a Barcelona con las matrículas pares o impares. ¿Pero qué han acabado haciendo en Italia? Todo el mundo tiene dos coches, uno par y otro impar. Somos latinos y buscamos la trampa siempre”. En este sentido, el propietario del centro comercial especializado en la venta de vehículos de ocasión o de segunda mano cree que se tiene que apostar por un modelo de transporte público más económico: “Es carísimo.

La gente coge el coche porque no tiene una opción b más económica”. Por todo, de momento la medida no les preocupa (aunque como Mundiauto solo alquilan el espacio a las marcas; no venden coches) porque “la chatarrería no está en Barcelona, que tiene 200.000 motos y transporte; sino en el perímetro de la ciudad: en L’Hospitalet, Cornellà, El Prat, Sant Boi, Badalona”.
Aun así, desconfía también que este tipo de modelo se aplique en el ámbito metropolitano. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto