www.elllobregat.com

Ola de ataques a las sedes de partidos de L’Hospitalet

jueves 01 de diciembre de 2016, 11:44h
Insultos, excrementos, amenazas. La situación toca techo en L’Hospitalet ante la ola de ataques que diferentes partidos locales de la ciudad han sufrido recientemente.

Si hasta ahora estos ataques se centraban en la sede de Ciutadans, principal partido en la oposición, Junts pel Sí y ERC han sido, al cierre de esta edición, los últimos en recibir amenazas en las persianas de sus sedes.

Lo grave del asunto es la frecuencia de estos hechos. Ciutadans lleva hasta ocho incidentes denunciados en dos años, entre ellos, la agresión al concejal y portavoz del partido, Miguel García, en el mercado de ‘Los Pajaritos’, ocurrida el pasado domingo 13 de noviembre.

Apenas dos semanas después, Ciutadans volvía a amanecer con la expresión “Neofascistas” en su sede, llena de pintura marrón e, incluso, excrementos. Un día después de ello, la persiana de la sede de Junts pel Sí fue pintada, en catalán, con la amenaza: “No hi haurà pau pels traïdors. Això és Espanya”. De la misma manera, ERC se encontró con una desagradable alusión, además de desperfectos en la persiana: “Que vuelvan los GAL”, tratándoles, pues, de terroristas.

“No entendemos como algunas personas tienen este tipo de comportamiento, que va en contra del sentimiento democrático que siempre ha caracterizado L’Hospitalet”, ha condenado públicamente la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín, tras los hechos, como también lo haría primero con Ciutadans. Ahora es, en cualquier caso, el momento de que la justicia actúe para que estos incidentes no queden impunes. Todos los partidos han denunciado los hechos.

Agravante de hasta cuatro años de cárcel
Además del ataque a las sedes, el incidente más grave ocurrido ha sido la agresión al concejal y portavoz de C’s de L’Hospitalet, Miguel García. En este caso, el presunto agresor fue identificado en menos de 48 horas y citado a declarar en el juzgado de Guardia correspondiente el día 15 de noviembre.

En este sentido, el joven de 25 años acudió a la cita pero se reservó su derecho de no declarar. En cualquier caso, la vía judicial avanza y el agresor -quien propinó un manotazo en la cara y un puñetazo en el costado a García- tendrá que responder a los diferentes delitos que se le imputan: delito de daños, delitos leves de lesiones, delito leve de amenazas, pero, también, delito por incitar al odio por lesionar la dignidad de las personas por motivos ideológicos.

De hecho, el caso ha sido puesto a disposición de la Fiscalía Provincial de Odio y Discriminación de Barcelona. Y es que, según el artículo 510 del Código Penal, que castiga la incitación al odio, violencia o discriminación-, los autores pueden ser condenados a entre uno y cuatro años de cárcel y entre seis y doce meses de multa; un agravante que se sumaría al resto de supuestos delitos. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto