www.elllobregat.com
La preocupación por la limpieza iguala prácticamente a la inmigración y a la inseguridad ciudadana en L’Hospitalet
Ampliar

La preocupación por la limpieza iguala prácticamente a la inmigración y a la inseguridad ciudadana en L’Hospitalet

viernes 13 de enero de 2017, 20:10h

El 23,1% de los encuestados en el último Barómetro de Opinión Pública de L’Hospitalet menciona la limpieza como uno de los principales problemas de la ciudad, siete puntos porcentuales más que en la última encuesta (2014)

Las quejas por la falta de limpieza del espacio público de L’Hospitalet ha ido en aumento, según hemos podido percibir tanto en redes sociales como, en ocasiones, en conversaciones privadas con vecinos. Lo que, en cualquier caso, puede ser una cuestión de percepción se ha concretado objetivamente en el último Barómetro de Opinión Pública 2016 presentado por el Ayuntamiento de L’Hospitalet.

Según los datos que ofrece la encuesta ciudadana, el 23,1% de los encuestados consideran que la limpieza es uno de los principales problemas de la ciudad. De esta manera, esta preocupación asciende hasta el tercer lugar de la lista, prácticamente, a la altura de las tradicionales: inmigración (24,2%) e inseguridad ciudadana (24%). Este dato representa un notable aumento de siete puntos porcentuales respecto a la última encuesta realizada en 2014 (en 2015 no hubo Barómetro por la posible influencia que podía generar en las respuestas las diferentes convocatorias electorales que había fuera del ámbito local).

Lejos de los tres principales problemas de los hospitalenses, encontramos el incivismo (11,8%); el urbanisme y su dejadez (8,3%); el paro, que cae 12 puntos porcentuales hasta el 7,7%; los excrementos de perros y la masificación de la ciudad.

En relación con las preocupaciones familiares, predomina, en cambio, la preocupación por el paro con un 37,8%; lejos de la salud (17,7%) y la crisis económica (17,1%).

Aun así, lo cierto es que, en general, el Barómetro desprende datos optimistas frente a la ciudad. Según los datos, el 46,9% de los encuestados se manifiestan ‘bastante’ satisfechos de vivir en la segunda ciudad de Catalunya, mientras que el 24,9% están ‘muy’ satisfechos. En total, pues, un 71,8% estarían en el eje positivo de la respuesta. En cambio, solo un 24,8% estaría o poco o nada satisfecho, lo que representa una reducción del 5,3% respecto a 2014. En este sentido, un 47,8% cree que la ciudad ha mejorado, lo que también supera claramente a los que creen que ha empeorado (33%). De la misma manera, y pensando en el futuro de la ciudad, el 52,1% considera que la ciudad mejorará a corto plazo, un dato que representa a más del doble de los que creen que irá a peor (23,6%).

Entre los aspectos que motivan estos datos positivos, según ha explicado el primer teniente de alcalde, Francesc Josep Belver, estaría el transporte y la buena conectividad de la ciudad; el buen ambiente y la convivencia y la amplia oferta comercial de la ciudad.

Aprobado justo a la gestión municipal

L’Hospitalet obtiene, como dirían en la escuela, un suficiente alto en la gestión municipal, según el nuevo Barómetro. En concreto, el Gobierno local saca un 5,9 de nota; dos décimas más que hace dos años. Pese a este aprobado justo, el 76,9% aprueban la gestión frente al 15,2% que suspenden, datos que amplían la brecha entre estas estadísticas en 2014. En este sentido, los aspectos que mejor valoran que aprueba la gestión es la buena gestión ligada a la actividad de la alcaldesa, Núria Marín, con un 30,6% y la proximidad de la gestión frente al ciudadano (19,2%). Es curioso ver como los que suspenden la gestión, también lo hacen por estos motivos: mala gestión del municipio y de los recursos (24,3%) y la lejanía de la administración con el ciudadano (14%). La coincidencia no hace más que probar lo que valoran los ciudadanos.

En relación con la valoración de la alcaldesa, Núria Marín obtiene mejor nota con un 6,4, tres décimas más que hace dos años. En concreto, un 28,7% le valora con un aprobado; un 38,2% con un notable; el 12,1% con un excelente; mientras que un 14,7% la suspende.

En este sentido, L’Hospitalet –como el resto de ayuntamientos- se encuentra camino de la mitad de mandado. Tras perder la mayoría absoluta con la que había gobernado el PSC durante décadas en las elecciones municipales y habiendo dejado de ser primera fuerza tanto en los comicios al Parlament de Catalunya como en las dos convocatorias Generales, Belver se muestra “esperanzado” de cara a las municipales de 2019: “El Gobierno local se siente razonablemente optimista. Queda mucho por hacer, porque lo importante es la tendencia. El posicionamiento electoral de la gente no se corresponde miméticamente con la gestión. Es decir: una buena gestión no te garantiza una victoria electoral. Lo que sí tienes garantizado es que con una mala gestión tienes una derrota”.

Cabe matizar que, este año, el Barómetro no ha contado con una pregunta estrictamente electoral y que no se ha hecho una traslación de las diferentes cuestiones políticas. En este sentido, a nivel ideológico, el Barómetro sí que refleja que el 45,6% de la sociedad hospitalense se ubica en el eje político de la izquierda y un 17,5% en el centroizquierda. Por su parte, un 8,9% se considera de centro, mientras que tan solo un 4,9% y un 4,2% se consideran de centroderecha y de derecha, respectivamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto