www.elllobregat.com
El descaro de Hooters agita Viladecans ante el anuncio de su desembarco en la ciudad

El descaro de Hooters agita Viladecans ante el anuncio de su desembarco en la ciudad

miércoles 01 de marzo de 2017, 23:38h
Segundo a segundo, la cuenta atrás de la página web de la cadena de restaurantes ‘Hooters’ sigue cayendo. Marca el tiempo restante para su regreso a España tras el cierre de persiana, en 2012, de su último local en el país, en este caso, en Playa de las Arenas, Tenerife.

Su retorno, esta vez, pasa por Viladecans y, en concreto, según se ha filtrado en los medios, por el Centro Comercial Vilamarina, lo que ha levantado una ola de protestas en contra de esta cadena.

El motivo no es otro que su filosofía: contratar a exuberantes mujeres que responden a un estereotipo sensual para atraer al público masculino a ver en sus locales los principales acontecimientos deportivos. No se esconden y se muestran orgullosos de ello como se puede comprobar en cualquier de sus ofertas laborales: ser una ‘Hooter Girl’ es una oportunidad y un honor, dicen, que “se identifican por su cabello de estilo glamuroso y su cuerpo de forma”. Como decíamos, es la manera eufemística de contratar a mujeres muy atractivas, que sirven con ajustadas y escotadas camisetas y en ‘shorts’. Incluso el logotipo de la empresa, un simpático búho, muestra con sus ojos lo más llamativo de la compañía.

Una llegada “incómoda”
Como era de esperar, esta filosofía de utilizar descaradamente –importante matiz- el físico de las chicas para atraer a clientes no ha gustado nada. Las redes sociales iniciaron el debate y no tardaron ni un día en llegar las primeras reacciones. Una de ellas, la del alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, que ha mostrado su “incomodidad” ante la hipotética apertura del local: “Nos resulta incómodo que el restaurante utilice el cuerpo femenino como gran reclamo, cuestión que no sintoniza con el trabajo que realizamos en el municipio por la igualdad de oportunidades y por situar a la mujer lejos de ser un objeto de marketing. Además, nos sorprende, porque creemos que esta línea de negocio es muy disonante con la vocación familiar que, sin duda, tiene Viladecans”.

Así, pues, Ruiz ha pedido a la compañía inmobiliaria Merlin Properties, propietaria del Vilamarina, “valorar adecuadamente la oportunidad y conveniencia” y, por tanto, replantearse la llegada de ‘Hooters’ a la ciudad. Lo ha hecho a través de una misiva al consejero delegado de la inmobiliaria, Ismael Clemente, en la que muestra su sorpresa ante la llegada del restaurante en apenas seis meses. Es curioso, en este sentido, que el gerente del centro comercial Vilamarina, Álex Miarnau, “desmienta rotundamente” la noticia: “Nos habrían dicho algo”, asegura el máximo responsable del centro comercial. Según él, “nadie de ‘Hooters’ se ha interesado en contratar un espacio en este centro comercial, del que yo soy el gerente”.

Posible sanción
Por su parte, el Institut Català de les Dones (ICD) ha asegurado que podría sancionar a la compañía por su publicidad en Cataluña, en aplicación del código ético para medios de comunicación que la entidad está creando (en aplicación de la Ley 17/2015 de igualdad efectiva de mujeres y hombres).
Aunque la presidenta del ICD, Teresa M. Pitarch, no ha valorado este caso concreto, sí que ha dicho que si se considera discriminatorio será sancionable. “Tenemos que educar en la igualdad, y esto no deja de ser un tipo de educación que hacen los medios, las empresas y las productoras”, ha dicho.

Pese a las trabas, el contador de ‘Hooters’ sigue corriendo y, de hecho, será difícil de que deje de ser así, sobre todo, teniendo en cuenta que estamos rodeados de comportamientos machistas, que utilizan el físico estereotipado de la mujer como reclamo: las tallas de las tiendas de ropa de cualquier centro comercial; las camareras de las discotecas; las ‘cheerleaders’; programas de televisión en ‘prime time’ o innumerables anuncios.

El hecho de que haya el debate sobre la idoneidad o no de este tipo de cadena, conocida directamente como ‘tetaurantes’, sugiere, como mínimo, que existe una preocupación por el debate de la igualdad. Sin embargo, este debate se tendría que dar en muchos otros casos; si no, ocurre que lo que molesta es que sean tan descarados.

El cliente, al final, será soberano de ser cómplice o no de este tipo de restaurantes; en Estados Unidos son la cadena de comida más exitosa, lo que les ha permitido estar en un total de 28 países del mundo con 430 sucursales. De hecho, llevan desde 1983. Más de cuarenta años que sirven de radiografía de nuestras sociedades; de la misma manera que el regreso de los desnudos a las páginas de Playboy. Solo han podido estar un año desde su cambio de política.

La conclusión de Cooper Hefner ha sido clamorosa y deprimente, a la vez: “Fue un error”. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto