www.elllobregat.com
Un 10% más de transporte público, dos nuevas tarjetas y carriles bus en la B-23 y la Gran Via, las nuevas medidas para los días de alta contaminación
Ampliar

Un 10% más de transporte público, dos nuevas tarjetas y carriles bus en la B-23 y la Gran Via, las nuevas medidas para los días de alta contaminación

jueves 14 de septiembre de 2017, 17:28h
Generalitat de Catalunya, Área Metropolitana y Ayuntamiento de Barcelona han presentado un bloque de actuaciones complementarias que incentivan el transporte público los días que se prohíba la circulación a los vehículos más contaminantes

El 1 de diciembre se acerca y las administraciones competentes en materia de transporte ultiman los detalles para aplicar la prohibición en la circulación de los vehículos más contaminantes. En este sentido, Generalitat de Catalunya, Área Metropolitana y Ayuntamiento de Barcelona han presentado un bloque de medidas complementarias con el objetivo de incentivar el uso de transporte público en los días de mayor contaminación.

En concreto, las tres administraciones han acordado aumentar en un 10% la oferta de transporte público; implantar, como ya había trascendido, dos nuevas tarjetas ‘verde’ (T-Aire y T-Verde); y habilitar carriles exclusivos para el transporte en la B-23 y en la Gran Via. Todo con el objetivo de “quitar 130.ooo vehículos privados del área formada por los 40 municipios del entorno de Barcelona y captar entre 175.000 y 350.000 nuevos viajeros en transporte público”, ha dicho el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull. “La idea es propiciar un cambio de hábitos: daremos una buena oferta de transporte público los días de episodios ambientales y los usuarios podrán acreditar que el transporte público es más eficiente en todos los sentidos”.

A partir del 1 de diciembre, los vehículos que no dispongan de ninguna etiqueta ambiental de la DGT no podrán circular por los 40 municipios del entorno de Barcelona los días de altos niveles de contaminación. Una medida que será permanente a partir del 1 de enero de 2019. Los usuarios de estos vehículos, pues, tendrán como alternativa el transporte público que mejora, como decimos, su oferta tanto en la primera corona como en los corredores de accesos a la capital catalana.

Entre otras medidas, según han expuesto, los refuerzos se concretarán, en el metro, con un tren más por línea convencional en horas punta (hasta las 11 horas) lo que bajará hasta los 3 minutos la frecuencia; los corredores a Barcelona con más demanda contarán con 50 autobuses adicionales, mientras que las líneas de buses metropolitanos incorporarán un total de 30 autobuses en hora punta, 15 en el Baix Llobregat y 15 en el Barcelonès Nord.

Por otro lado, el Tram mejorará su frecuencia hasta los 4 minutos, en lugar de los cinco actuales, ampliando la hora punta a todo el día, igual que Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, que incrementará la oferta tanto en la línea del Llobregat como la del Vallès. Rodalies Renfe ampliará la hora punta hasta las 11 horas en las líneas R1 y R4.

Además, las vías rápidas B-23 y la Gran Via contarán con carriles bus provisionales que serán, pues, exclusivos para el transporte público durante estos episodios.

Dos nuevos títulos: T-Aire y T-Verde

En paralelo a las medidas de cada operador del transporte, el ATM contará con dos nuevos títulos. Por un lado, la denominada T-Aire, un título multipersonal de 2 dos viajes integrados que se podrán utilizar solo en los episodios de alta contaminación. Estará disponible en todas las zonas y funcionará de la misma manera que una T-10, simplemente, contará con el 10% de descuento (zona 1: 1,80 €; zona 2: 3,50 €; zona 3: 4,80; zona 4: 6,20 €; zona 5: 7,10; zona 6: 7,55).

Antes, desde este 2 de octubre, habrá entrado en vigor la nueva T-Verde, un título personal e intransferible y de uso ilimitado y gratuita que se entregará a cambio de dar de baja en un desguace a un vehículo contaminantes. La persona beneficiaria, que podrá usar el título durante tres años, tendrá que acreditar ser mayor de edad, estar empadronada en el ámbito metropolitano y ser el titular del vehículo dado de baja. Los vehículos que darán lugar a esta tarjeta tienen que ser diésel matriculados antes de 2006; turismos gasolina o de gas matriculados antes del 2000 o motocicletas de antes de julio de 2004 y ciclomotores previos al 17 de junio de 2002.

A cambio, la persona beneficiaria se compromete a no adquirir ningún vehículo en estos tres años. De ser así, perdería el título.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto