www.elllobregat.com
Incógnita resuelta en Collbató
Ampliar

Incógnita resuelta en Collbató

Por Francisco J. Rodríguez
viernes 01 de junio de 2018, 05:17h
Se cumplen 12 meses de la fuerte explosión que arrasó una casa de la urbanización de Can Dalmases del municipio y que dejó un muerto y una herida | Fuentes policiales confirman a El Llobregat que los restos humanos encontrados corresponden al propietario de la casa y que la deflagración fue accidental

Este mes se cumple un año de uno de los hechos más impactantes de la historia reciente de Collbató. El 14 de junio del año pasado una fuerte explosión rompía la calma de esta tranquila pedanía y arrasaba completamente una casa de la calle Tàrrega, en la urbanización de Can Dalmases, además de herir a una vecina de la casa contigua.

Las primeras imágenes de los hechos mostraron una casa totalmente derruida y dejaron un montón de interrogantes sobre qué había pasado.

Si en un principio los bomberos descartaron que hubiera víctimas bajo los escombros, días más tarde la unidad canina de los Mossos localizó restos humanos. Estos fueron analizados y ahora, después de que no se supiera nada más sobre su identidad, fuentes policiales han confirmado a El Llobregat que corresponden al hombre que vivía en la casa accidentada. Un dato importante, dado que la localización del propietario de la casa –un varón de 40 años que vivía solo y que no hacía mucha vida en Collbató- trajo de cabeza a los investigadores desde el inicio de las pesquisas, ya que no se le conocía ningún familiar directo que pudiese aportar pistas sobre su paradero.

La causa de la explosión
El interrogante –aparentemente solucionado- de la identidad de los restos humanos encontrados bajo los escombros no es el único del caso. Y es que las causas de la deflagración generaron dudas entre los investigadores. En un principio se descartó la posibilidad de una explosión relacionada con el gas natural, puesto que la casa no estaba conectada a la red de subministro. De hecho, los bomberos encontraron bombonas de butano entre los restos de la casa. Mientras tanto, la policía no cerraba ninguna línea de investigación y no descartaba que se tratara de un hecho intencionado. Ahora, sin embargo, las mismas fuentes policiales aseguran a esta publicación que el hecho se cerró como una explosión accidental y que no se abrió ninguna causa criminal, sin dar más detalles.

Sea como fuere, el hecho causó un gran impacto entre los vecinos, que vivieron unas primeras horas de incertidumbre. A poco a poco, el municipio fue recuperando la normalidad y ahora, un año después, ha pasado página. En una conversación telefónica con El Llobregat, el alcalde Miquel Solà explica que la normalidad es absoluta y que aquella explosión que sobresaltó a toda una comarca es una cosa del pasado.

Los otros sucesos misteriosos del Baix

La explosión de la casa de Collbató del año pasado se suma a una retahíla de casos misteriosos en la comarca que trajeron cola en su momento y que, pese a que algunos de ellos sí que se resolvieron, otros siguen siendo una auténtica incógnita. Repasamos aquí los más importantes y singulares. Los días 18 y 19 de noviembre de 2015 un fuerte olor se extendió por todo el Delta y llegó a Barcelona, Sant Adrià de Besòs y Badalona. Un olor intenso que, en un principio, se atribuyó al Parque Agrario y al abonamiento de sus tierras. Esta hipótesis fue descartada por el departamento de Agricultura de la Generalitat, que tras visitar la zona determinaron que todo estaba en regla. Los episodios pestilentes se repitieron meses más tarde y llevaron a apuntar a la depuradora del Prat como origen del hedor. Lo indicó un informe de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) –encargado por el fiscal de medio ambiente, Antoni Pelegrí-, que analizó el recorrido de la masa de aire a través de las llamadas de alerta al 112. No obstante, Aigües de Barcelona rechazó esta nueva explicación y aseguró que la planta pratense funcionaba con normalidad. Otras teorías apuntaron a que los olores del Baix Llobregat no tenían nada que ver con los que se percibieron en el Barcelonès Nord y que estos seguramente provendrían de algún ecoparque o planta de compostaje.

Otro de los casos que trajo de cabeza a los Mossos el año pasado fueron los asesinatos cometidos en diversos puntos de la comarca y l’Hospitalet relacionados con el tráfico de drogas. El primero tuvo lugar a finales del 2016 en la segunda ciudad de Cataluña, donde apareció un hombre asesinado a tiros en el interior de un coche. Meses más tarde, en marzo del año pasado, aparecía otro hombre en un descampado de Sant Joan Despí con un tiro en la cabeza, mientras que en abril del mismo año un individuo asaltó un piso de Sant Cosme, en el Prat, y mató a tiros a dos jóvenes. El caso se resolvió en julio con la detención de cuatro personas en Barcelona y l’Hospitalet.

Pero si hay un caso paradigmático en la comarca por sus preguntas sin respuesta es el de Cristina Bergua, la joven cornellanense que desapareció sin rastro el 9 de marzo de 1997. En un principio el principal sospechoso fue su pareja, al que Bergua quería dejar el día que desapareció. 21 años después, sus padres siguen manteniendo la llama del caso encendida y luchan para visibilizar la búsqueda de personas desaparecidas sin causa aparente a través de la plataforma Inter-SOS.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto