www.elllobregat.com
Barcelona se fija en el Delta
Ampliar

Barcelona se fija en el Delta

Por Francisco J. Rodríguez
viernes 01 de junio de 2018, 05:22h
La capital catalana une fuerzas con l'Hospitalet y el Prat para impulsar esta zona | Se trata del primer proyecto de cierta consideración desde el Plan Delta de los años 90

“No tiene sentido que solo miremos al Besòs y no al Llobregat”. Palabras de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que resumen la actitud que la capital catalana ha mantenido a lo largo de las últimas décadas con su polo sur de entrada. Las pronunció durante la presentación de la denominada Estrategia Delta del Llobregat, junto a la alcaldesa de l’Hospitalet, Nuria Marín, y a su homónimo del Prat, Lluís Tejedor. El Fòrum de las Culturas, el [email protected] o incluso los Juegos Olímpicos –con la Vila Olímpica y el desarrollo de todo ese ámbito de Barcelona- tuvieron en su momento una vocación clara de impulsar la entrada norte de la ciudad. Solo el Pla Delta de mediados de los noventa puso sobre la mesa proyectos para desarrollar las infraestructuras en el Llobregat, como por ejemplo la ampliación del Aeropuerto y el Puerto, el desvío del tramo final del río, una nueva depuradora de aguas, una mejora de la red ferroviaria y otras actuaciones destinadas a mantener el equilibrio natural en un ámbito de especial importancia medioambiental.

Ahora, casi un cuarto de siglo después -y después de intentos con poco arraigo en el territorio como Eurovegas- la capital catalana ha vuelto a poner la lupa en el Delta del Llobregat, una de las zonas “más estratégicas del país”, en palabras de Colau, con ese espíritu maragallista de la Gran Barcelona metropolitana que caracteriza la política de la lideresa barcelonesa. A través de la Estrategia Delta del Llobregat, Barcelona ha unido fuerzas con l’Hospitalet y el Prat para impulsar esta zona a través de 30 proyectos que buscan impulsar la economía, crear ocupación de calidad y, paralelamente, proteger el medio natural, el gran perdedor de la actividad humana en esta área. Y es que hoy tan solo se conservan el 5% de los hábitats y zonas húmedas originales del Delta.

Con todo, se trata de una serie de proyectos, algunos de ellos ya avanzados y otros meras ideas de futuro, que han sido introducidos bajo este paraguas de 1.800 millones de euros, que es lo que calculan que costará llevar a cabo la treintena de iniciativas contempladas. Una cantidad que aportarán tanto operadores privados como públicos.

Accesible y más amable
Otro de los objetivos del plan es hacer más amable para trabajadores y ciudadanos la plataforma económica del Delta –toda aquella zona al este de la Gran Vía y la C-31-, a través de la creación de corredores verdes y conectores ecológicos en vías como el Paseo de la Zona Franca, la avenida Juan Carlos I, la calle 100 o la avenida del Parque Logístico.

En este sentido, la voluntad de los impulsores es aumentar la conectividad del territorio y a su vez la de este con los espacios naturales cercanos del Delta. Además, la estrategia prevé medidas para optimizar la movilidad, como por ejemplo el acceso viario para camiones que transcurrirá por el margen izquierdo del río y que conectará directamente con el Puerto.

Por otra parte, este plan tiene como objetivo corregir también algunas “fragilidades” que se han detectado en diversas redes de infraestructuras de servicio. En concreto, la Estrategia Delta propone crear nuevas conexiones de agua potable, la eliminación de puntos críticos de la red de alcantarillado, mejorar la conectividad a la red eléctrica o bien la definición del trazado de un segundo oleoducto de conexión entre los depósitos de hidrocarburos del Puerto y el Aeropuerto.

Un parque de Pimes, placas solares y un Mercabarna ecológico

Una de las principales novedades de la Estrategia Delta es la creación de un Parque industrial de Pimes. Se trata de uno de los proyectos clave, el cual se ubicará en los terrenos que Seat liberó cuando movió una parte importante de sus instalaciones a Martorell. Se trata de un espacio de 8 hectáreas que impulsaran entre el Consorcio de la Zona Franca y Barcelona activa, con la colaboración de Pimec, un programa de promoción de la pequeña y mediana empresa.

En esta línea, la Estrategia Delta también contempla transformar Mercabarna y orientarlo hacia un mercado de productos ecológicos y de proximidad, abierto a las nuevas tendencias de la industria alimentaria bajo criterios de sostenibilidad.

Por otra parte, se propone aprovechar las cubiertas de las 440 industrias de este ámbito para colocar placas fotovoltaicas. En una zona con gran potencial solar, la instalación de las placas supondría la generación de unos 550-660 GWh al año de energía eléctrica cien por cien renovable, con la consecuente reducción de las emisiones contaminantes, otro caballo de batalla de la estrategia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto