www.elllobregat.com
Continúa el descontento en Brians
Ampliar

Continúa el descontento en Brians

viernes 07 de septiembre de 2018, 07:22h
Los sindicatos alertan que las agresiones han aumentado un 35% en el último año y avisan del aumento de reclusos en Brians que ha supuesto el cierre de la Modelo.

El cierre de la Modelo sigue teniendo consecuencias para las prisiones de la comarca. Así lo mantienen los sindicatos, que aseguran que Brians 1 es un “caos” a raíz del aumento de reclusos en el centro que conllevó el cierre de la tristemente célebre cárcel barcelonesa. Se quejan ya no solo por el peligro de masificación, sino por la tipología de los presos, ya que se trata de preventivos que entran y salen continuamente del centro penitenciario. “Brians 1 no puede dar respuesta a esta sobrecarga, ya que es un centro de penados, y no de preventivos”, declara a El Llobregat Carlos de Ardanaz, coordinador de prisiones de CCOO. Y lo argumentan tanto desde el punto de vista arquitectónico como de falta de personal.

Una situación que, según denuncian, ha hecho aumentar las agresiones un 35% en el último año. “Cada mes van al alza”, lamenta De Ardanaz, que recuerda que la Modelo “era un centro antiguo, pero que funcionaba porque estaba bien organizado”. Es más, a mediados de mayo los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y CATAC pidieron el cese del director de Brians 1, Josep Font, por lo que consideran una “pésima gestión”. Entonces el departamento de Justicia se limitó a comentar que los cambios que se están llevando a cabo en el centro vienen dados desde la Dirección General de Servicios Penitenciarios, en el marco del cambio a centro de preventivos.

Las cifras
Según informes de Serveis Penitenciaris de la Generalitat, en junio –el último mes con datos- tuvieron lugar un total de 201 incidentes en las cárceles catalanas, entendiendo incidente como un paraguas que engloba lesiones graves o leves a funcionarios o entre internos, autolesiones graves y leves y evasiones. Esta cifra supone un tasa de incidentes por cada 100 encarcelados del 2,4%, superior a la de los meses anteriores. De estos 201 incidentes de junio, 130 están contabilizados como agresiones leves entre internos y 8 son ataques leves a funcionarios. Por otra parte, se registraron en junio 7 agresiones graves a internos –tres- y a funcionarios -4-. Las autolesiones, por su parte, ascienden a 56, mientras que no ha habido ninguna evasión consumada ni en junio ni en lo que va de año.

En las estadísticas anuales de Serveis Penitenciaris, en 2017 los incidentes en las cárceles catalanas ascendieron a 1.572 –un centenar más que el año anterior-, entendiendo estos como agresiones a funcionarios -142 durante el año pasado, una treintena más que en 2016-, agresiones entre internos –también crecen, con 1.093- y autolesiones -337, una treintena menos que el año anterior-. La diferencia entre estas cifras y las anteriores de junio es el sistema de recuento de los incidentes, que ha cambiado, según explican desde el departamento de Justicia de la Generalitat, cosa que, aseguran, “hace difícil comprar entre años” si ha habido un aumento o no de las agresiones en las prisiones.

Sea como sea, en el acumulado anual sí que se registra un aumento paulatino de los incidentes desde principios de año. De hecho, la mayor crecida ha tenido lugar de mayo a junio, pasando de 166 a 201 incidentes. Desde los sindicatos explican que este fenómeno, no obstante, suele crecer en los meses de más calor.

Intento de motín
A finales de abril, UGT hizo público un “intento de motín” en Brians 2, que se saldó con una agresión a un funcionario de prisiones y la activación de un código 2 y el traslado de cinco internos al Departamento Especial de Régimen Cerrado (DERT, en catalán). Un caso con el que el sindicato quiso poner sobre la mesa el aumento de la tensión en el centro penitenciario y la necesidad de abordar cuestiones de seguridad con la dirección.

Brians 2: “ruinoso”
Se inauguró hace tan solo 11 años y, según el sindicato UGT, presenta un estado “ruinoso”, con un deterioro “de tal magnitud” que supone un auténtico problema de “resistencia estructural”, como consecuencia de los materiales que se hicieron servir. Además, el sindicato recuerda que ya en 2009 el departamento de Justicia tuvo que destinar una partida de 600.000 euros para rehacer el techo de nueve módulos y 800.000 más en cambiar las tuberías centrales de agua. Por todo esto, reclama que el Govern intervenga de manera urgente en el equipamiento para solucionar los problemas que denuncian y garantizar la seguridad de trabajadores y presos.

Consultados sobre esta cuestión, desde el departamento de Justicia se han limitado a recordar que el centro de Brians 2 es el más nuevo de los que hay en Cataluña.

La estancia media de internamiento en las cárceles catalanas y españolas, entre las más altas del continente

Según los datos del último informe del Consejo de Europa, las prisiones catalanas y españolas –ofrece datos de Cataluña, con las competencias penitenciarias transmitidas- registran una de las estancias de internamiento medias más altas del continente. En concreto, la media catalana es de 20,3 meses, mientras que la media española es de 21,9, la cuarta más alta de los 45 países analizados en el informe. De hecho, la media europea es de 9,8 meses.

En este informe, sin embargo, se constata una mejora de la densidad tanto en las prisiones españolas como catalanas: de cada 100 plazas, están ocupadas 71,8 en las cárceles españolas y 71,6 en las catalanas. El gasto por preso es de 133 euros diarios en las prisiones de Cataluña, el doble de lo que se dedica en el resto del estado, con 65 euros. Sea como sea, ambas cifras están muy lejos del país que más dinero se gasta por recluso al día, que es Suecia, con 359 euros.

Un dato preocupante es el que se desprende de la tasa de mortalidad en las prisiones –el informe ofrece datos de 2015 en este aspecto-. Esta es significativa en Cataluña, donde alcanza 59,3 por 10.000 reclusos, superior a la de países como Bulgaria -56,7- o Rumanía 39,5-, y muy por encima de la española, que es de 28,1. El país con una tasa de mortalidad más alta es Armenia, con 72 sobre 10.000 internos. Volviendo a los datos de mortalidad en las cárceles catalanas, el 13% de los reclusos que murieron fue por suicidio, mientras que el 87% restante debido a enfermedades. No obstante, se trata de un porcentaje de suicidios inferior a la media europea, que es del 15,6%. En lo que va de 2018, según datos de Serveis Penitenciaris, no obstante, ya se han suicidado 4 reclusos en Cataluña, la mitad de los que lo hicieron el año pasado. Un de los casos más polémicos y con más interrogantes de 2017 fue el de Lewys Alfaro Ochoa, vecino de la Torrassa de l’Hospitalet, que se suicidó tras cinco días en una celda de aislamiento en Brians 1.

La tasa de suicidios se multiplica por tres en estos Departamentos Especiales de Régimen Cerrado, en el cual los internos están encerrados en una celda 21 horas al día y pueden salir al patio una sola vez. Un régimen que puede provocar traumas psicológicos a partir de las dos semanas de aislamiento y que la ONU prohíbe aplicarlo de manera prolongada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto