www.elllobregat.com
Rompiendo moldes contra la exclusión
Ampliar

Rompiendo moldes contra la exclusión

viernes 05 de octubre de 2018, 03:53h
La 'Plataforma Ciutadana per una societat inclusiva a Gavà' combate la segregación de las personas con discapacidad en la sociedad.

Inclusión. Este es el objetivo último de los padres y madres de la ‘Plataforma Ciutadana per una societat inclusiva a Gavà’, que recogieron cerca de 2.000 firmas para que sus hijos con discapacidad que acaban el ciclo educativo obligatorio puedan seguir formándose a través de un Itinerario Formativo Específico (IFE) que se ha puesto en marcha este curso. “Hasta ahora, cuando acababan la educación obligatoria pasaban a estar eternamente de prácticas”, explican a El Llobregat Anna Borràs y Mari Carmen Sotos, dos madres miembros de la asociación.

Un modelo, lamentan, que se basa en la “caridad” y que quieren revertir. Para ello, reivindican un sistema que dé oportunidades y promueva las potencialidades de los jóvenes con discapacidad. Este es tan solo uno de los múltiples frentes de una plataforma que busca la auténtica inclusión “en todos los ámbitos de la sociedad”.

Buscar potencialidades
La lucha de este grupo de padres y madres y personas comprometidas contra la segregación comenzó hace pocos años, cuando coincidieron sus hijos en Secundaria. Los niños venían de diversas experiencias educativas que habían hecho ver a sus progenitores que tenían las expectativas “ya marcadas” por el hecho de sufrir discapacidad. “A partir de una edad ya tienen el camino marcado, y de ahí no se sale”, lamenta Borràs, que junto con Sotos explican experiencias vividas por ellas mismas y por otros padres. Desde apartar a niños con discapacidad para que simplemente pinten en un aula aparte, al simple rechazo de compañeros o amigos, que dejan de invitarles a cumpleaños o a salir con ellos.

Por este motivo, la plataforma no solo busca fomentar la igualdad de oportunidades de los discapacitados en el sistema educativo, sino avanzar hacia una sociedad inclusiva que rompa estereotipos. “Si desde pequeños convivimos en clase con personas discapacitadas, de mayores evitaremos la exclusión y garantizaremos los mismos derechos y oportunidades”, asevera Borràs. Una demanda, la de la convivencia en un mismo espacio con personas con discapacidad, que hacen extensiva a entidades y asociaciones de jóvenes. Así mismo, lamentan que generalmente los niños con discapacidad tengan que ir a escuelas especiales a menudo alejadas de su lugar de residencia. “Queremos que el apoyo vaya a las escuelas de los barrios donde se necesite, y no el niño a las escuelas”, defienden.

Esta cuestión está ahora mismo en el centro del debate, y desde sindicatos como CC.OO denuncian falta de recursos que harían imposible llevar a cabo el decreto de escuela inclusiva para escolarizar a los alumnos con necesidades especiales en centros ordinarios, justamente lo que defienden desde la plataforma.

Según los datos que ofrece Serveis Territorials d’Ensenyament del Baix Llobregat, este año han crecido los recursos a la atención a la diversidad. En este sentido, además de los nuevos IFE, han aumentado las Unidades de Apoyo a la Educación Especial (USEE), tanto en Primaria como en Secundaria, y hay un Aula Integral de Apoyo (AIS) más.

Cambiar el modelo ocupacional
En este sentido, uno de los frentes principales es el de las salidas laborales de los discapacitados. Esta plataforma defiende un cambio del modelo actual, muy basado en cuotas “mínimas” en planes de ocupación y centros ocupacionales, que consideran un sistema “anticuado”. En el Baix Llobregat, según datos de 2017 del Idescat, hay un total de 26 centros de este tipo, con 1.107 plazas.

Más concretamente, la plataforma denuncia que “no hay muchas alternativas laborales a los centros ocupacionales”, un modelo “poco enriquecedor” para ellos y que limita “extraordinariamente” sus habilidades. Los autistas, por ejemplo, tienen un gran sentido del orden, lo que les hace especialmente brillantes en la hostelería, nos explican Borràs y Sotos. La realidad, no obstante, es diferente, y a menudo estas personas tienen reservados trabajos de por vida que no potencian sus capacidades.

Más pisos tutelados
El trabajo forma parte del proyecto vital de cualquier persona, así como la vivienda. En este sentido, desde la plataforma lamentan la falta de pisos tutelados en la comarca para personas con discapacidad. Según datos del Idescat de 2017, en todo el Baix Llobregat hay 18 hogares residenciales para este colectivo, los cuales ofrecen 400 plazas.

Sea como sea, la entidad está en proceso de elaborar estatutos para crecer y generar sinergias con otras que tengan objetivos comunes, tanto en Gavà -donde ha colaborado en la diagnosis de un plan local para personas con discapacidad-, como en la comarca y el país. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto