www.elllobregat.com
Antón Costas atribuye a la socialdemocracia francesa la destrucción del contrato social
Ampliar

Antón Costas atribuye a la socialdemocracia francesa la destrucción del contrato social

Por Carlos Waltemathe

jueves 25 de octubre de 2018, 17:02h

El catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona ve a largo plazo una quita de la deuda española.

Ante medio centenar de directivos y empresarios, Antón Costas impartió hoy una conferencia en el foro empresarial Fem Llobregat de la patronal comarcal AEBALL, basada en su último libro Final del Desconcierto, señalando que el origen de la rotura del contrato social, sobre el cual se basa el capitalismo europeo, se produjo durante el dominio de la socialdemocracia francesa. La idea de la globalización financiera como equivalente a la modernidad, vino de la mano de los socialistas franceses, a mediados de los 80, época en la que dirigentes galos estaban al frente de las principales instituciones, tanto de la Unión Europea como económicas mundiales.

Respecto a la deuda española, el catedrático de Política Económica considera que a largo plazo “veremos una quita.” Comparada a la griega, aseguró que en España se hará de forma más fina, teniendo en cuenta que si se quiere volver al progreso hay que hacer algo con parte de esa deuda: “Las deudas se pagan, sí, mientras se pueda”. También aseguró que en este país hay un problema serio de productividad que no se puede mejorar por vías convencionales, debido al escaso tamaño de las empresas. Por lo que subrayó que “no nos podemos olvidar del tamaño.” La productividad se correlaciona con tamaño y en España hay un problema de “liliputismo”, dijo.

Defensa de la competencia

Costas recordó que España, aparte de tener la única constitución occidental que recoge que el sistema económico será la economía social de mercado, es el país europeo con mayor número de cárteles, que fijan los precios de forma no progresiva. Por ello insistió en que “la izquierda no entiende que hoy la política más eficiente de la defensa social es la política de defensa de la competencia”.

Frente a la reacción del BCE ante la crisis con mayores dosis de austeridad, recordó a Bernake cuando presidía la Reserva Federal estadounidense, que dijo la frase histórica: “No tengan miedo a consumir, a invertir, a pedir crédito, porque aquí está la Reserva Federal, que va a hacer todo lo necesario durante todo el tiempo que sea necesario hasta que la economía estadounidense baje del 6% de paro.” Eso, según el conferenciante, significó transfusiones de créditos de 35 billones mensuales desde octubre 2008 hasta mayo de 2018. A su juicio, el problema de Europa está en pretender recuperara una economía estable sin dichas transfusiones.

El experto atribuyó al aumento de la desigualdad la ruptura del contrato social que considera “pegamento” esencial para el funcionamiento del capitalismo. Un problema de distribución grave que conlleva una desigualdad preocupante es la causa del deterioro del contrato social. Se trata de una desigualdad que “destroza la sociedad y el capitalismo civilizado, lo que es lo mismo, la economía de mercado bien regulada”. Costa también recordó que el sistema capitalista es “maniacodepresivo”, porque cuenta con fases de euforia y de depresión.

El populismo, la respuesta política

“En términos lógicos”, dijo Costa, “no sorprenden los populismos políticos, que tienen mejor olfato para identificar el malestar social y la sangre que los llamados demócratas sociales.” Si el contrato social se deteriora hay que esperar que también se deteriore la democracia parlamentaria. Los no populistas, “en vez de ofrecer soluciones a este deterioro demonizan los populismos”, subrayó. Por eso, Bolsonaro en Brasil es la respuesta al deseo de cambio de las clases medias, las que habían antes aupado a Lula da Silva. Igualmente, en Cataluña surgen anticapitalistas: “Si unos han dejado de apoyar el Estado social, los otros se supone que dejarán de sostener su parte del contrato social y, por lo tanto, no sorprende el desorden social y el populismo político.”

Costa recomendó a los empresarios y a la administración pública “trabajar en lo que denomina la santísima trinidad, entre las tareas, los poderes y las responsabilidades, que debe estar en perfecta harmonía y equilibrio para el funcionamiento correcto”. El reto se encuentra en mejorar el reparto de responsabilidades. Para ello hay que aumentar la eficiencia administrativa y orientar a las empresas y a las administraciones a la mejora de procesos.

Respecto al inevitable “procés” independentista, Costa aseguró que se acabará votando un estatuto reforzado, pero reconoce no saber con certeza cuándo tendrá lugar. “Un refuerzo del estatuto que mejorará el autogobierno, convirtiéndose en la constitución catalana de un estado federal, tal y como está reflejado en la Constitución”, ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto