www.elllobregat.com
Marín combate la idea de un L'Hospitalet a dos velocidades con una 'nueva plaza Europa' en el norte de la ciudad
Ampliar

Marín combate la idea de un L'Hospitalet a dos velocidades con una "nueva plaza Europa" en el norte de la ciudad

martes 05 de febrero de 2019, 20:01h
La alcaldesa quiere crearla en la zona de Can Rigal. Así lo ha expresado en la conferencia anual, en la que también ha anunciado mejoras en la accesibilidad de los bloques de Bellvitge.

La conferencia anual de Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet, nos tiene acostumbrados desde 2013 a anuncios importantes sobre el futuro de la ciudad y los proyectos que se tienen entre manos. Este 2019, bajo el título 'Cuando L'Hospitalet decide ser atrevida' y presentada por el periodista Lluís Foix, no ha sido una excepción, y la edil ha presentado un proyecto para crear "una nueva plaza Europa" en la zona de Can Rigal, en Pubilla Cases. "Un nuevo espacio de centralidad metropolitana en el que queremos que sean protagonistas el deporte y la salud", ha explicado Marín, que ha puesto especial énfasis en el hecho de "aprovechar y redibujar el espacio".

Se trata de una zona en la que había previsto un proyecto urbanístico de gran calado que la crisis echó a pique. Entre otros, se pretendía crear una zona verde y ubicar el nuevo Hospital General, que jubilaría al actual, que muestra un estado más que cuestionable. En los últimos años se ha hablado mucho de una zona de la ciudad en la que, para complicarlo todo un poco más aún, tiene terrenos el FC Barcelona. Paralelamente, este espacio que alberga una de las masías más antiguas de la ciudad -que se cae a pedazos- se ha ido deteriorando, hasta convertirse en un vertedero, una situación que los vecinos vienen denunciando desde hace mucho tiempo.

Para revertir dicha situación, Marín propone crear allí un sector estratégico para la economía metropolitana, no tan relacionado con el de plaza Europa, sino más bien centrado en los ámbitos del deporte y la salud. En este sentido, la edil ha destacado que el complejo deportivo de L'Hospitalet Nord ha de actuar como "polo de atracción" de iniciativas que aúnen deporte, salud, formación, turismo e investigación. Para ello, ha anunciado que se pondrá en marcha un concurso internacional de ideas, a imagen y semejanza del que se hará para el espacio que quede liberado por el cubrimiento de las vías de Renfe -120.000 metros cuadrados-.

Reclamación del Hospital General

Marín reconoce que se "repensará" el proyecto para Can Rigal que enterró la crisis, que la masía pasará al patrimonio municipal y que allí se construirá el futuro Hospital General. En este sentido, Marín ha exigido a la conselleria de Salut que se ponga las pilas para tirar adelante con lo que ha descrito como "una reivindicación vecinal y del equipo de gobierno". "Queremos el nuevo Hospital General en Can Rigal. Tenemos derecho a recibir asistencia hospitalaria de calidad en nuestra ciudad", ha añadido la alcaldesa, en referencia al hecho de que muchos vecinos del norte de la ciudad son derivados al Broggi, en Sant Joan Despí, para visitarse.

¿Y qué pasará con el espacio del viejo Hospital General en el caso de que tire adelante un nuevo proyecto para trasladarlo a Can Rigal? Marín no ha cerrado la posibilidad a ubicar allí un centro médico como un CUAP, aunque se ha decantado porque se libere la zona para "esponjar el barrio".

Bellvitge: ascensores que paren en los rellanos

Marín también ha explicado un proyecto para poner fin a una de las singularidades más incómodas y sorprendentes de muchos edificios de Bellvitge. Y es que quiere que los ascensores paren en los mimos rellanos, y no entre pisos, como pasa en gran parte de los 66 bloques del barrio. Esto provoca que los vecinos, ya sean mayores o vayan con un carrito, tengan que subir o bajar escaleras para entrar a su casa.

Para poner fin a esta situación, se han planteado soluciones técnicas -que Marín no ha querido concretar a la espera de la última decisión de los técnicos- a las comunidades de vecinos, que podrán acogerse a un programa de subvención a fondo perdido del 30% del coste de la obra. Una iniciativa que se impulsa en colaboración con el Consorcio Metropolitano de la Vivienda y el Banco Europeo de Inversiones, que garantizará créditos a interés 0 para aquellas comunidades que no puedan costear el 70% restante, que se puede escriturar y resarcir más adelante. La idea es que ninguna comunidad de vecinos que quiera llevar a cabo esta reforma -no se obligará a nadie a hacer las obras- se quede sin poder hacerla por falta de recursos.

Se trata de un proyecto que Marín define como "ambicioso" y sobre el cual llevan trabajando un par de años. Como la negociación con cada comunidad será compleja, la alcaldesa no ha querido poner fecha de finalización del proyecto, que quieren hacer extensible a toda la ciudad si funciona en Bellvitge. Y es que en otras zonas de la ciudad, en reiteradas ocasiones, los vecinos han pedido mejoras en la accesibilidad de sus edificios, como es el caso de los Bloques de la Florida.

Solución al puente de Can Buxeres bajo las vías

Marín ha subrayado el gran proyecto de ciudad que se completará próximamente, el soterramiento de las vías del tren, que supondrá ganar el espacio equivalente a 17 campos de fútbol. "Con el cubrimiento de las líneas de Vilafranca y Vilanova L'Hospitalet unirá los barrios y será una única gran ciudad", ha asegurado Marín, que ha dicho que este mes comenzará la instalación de los ascensores de la estación de Bellvitge, otro de los puntos negros de la movilidad y la accesibilidad de la ciudad que lleva décadas esperando una solución.

En esta línea, Marín ha querido añadir una nueva demanda que tiene que ver con las vías que dividen la ciudad. Y es que la edil quiere buscar una solución para ampliar el paso de vehículos y peatones bajo el puente de Can Buxeres que conecta Can Serra y el Centro. Este es un punto delicado de la movilidad, puesto que solo hay espacio para que pase un automóvil; es por esto que un semáforo ha de regular que primero pasen los que van para el norte de la ciudad, y luego los que quieren bajar al Centro, a la vez que dejan un tiempo para que los peatones lo puedan cruzar también.

Por último, la alcaldesa ha hecho referencia a la importancia del Clúster Biomédico del sur de la ciudad, vinculado al polémico Plan Director Urbanístico Granvía-Llobregat, y a sus beneficios para L'Hospitalet, tanto médicos como medioambientales, ya que este polo supondrá la creación de un parque metropolitano de 30 hectáreas en Cal Trabal. Además, no ha querido finalizar la conferencia sin hablar del gobierno metropolitano. En esta línea, ha apostado porque todos los municipios metropolitanos vayan a una y no hagan la guerra por su cuenta en cuestiones que les afectan por igual, como la vivienda, el turismo, el medio ambiente o la normativa referente a la nueva movilidad relacionada con patinetes, bicicletas eléctricas y otros artilugios para moverse. Aquí ha lamentado el "error histórico" de Jordi Pujol al cargarse la Corporación Metropolitana de Barcelona a finales de los 80, que se erigió como un auténtico contrapoder a la Generalitat. Aquí, Marín ha defendido, tal y como ya hizo el exalcalde de Barcelona, Jordi Hereu, en una entrevista a El Llobregat, que el Área Metropolitana de Barcelona tenga un presidente de elección directa, y que estas regiones tengan reconocimiento en la Constitución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto