www.elllobregat.com
XR-1 realizando uno de sus movimientos para coger una taza de café.
Ampliar
XR-1 realizando uno de sus movimientos para coger una taza de café. (Foto: CM)

La próxima revolución tecnológica será 5G

miércoles 27 de febrero de 2019, 23:31h

El Mobile World Congress de L’Hospitalet vuelve a reforzar su compromiso con el 5G como plataforma para optimizar humanoides, drones o coches autónomos

Yo, robot. La taquillera película norteamericana protagonizada por Will Smith cobra vida en el Mobile World Congress (MWC) de L’Hospitalet. Así se demuestra al observar como conglomerados empresariales chinos, americanos y surcoreanos comienzan a apostar por crear vida inteligente, en especial humanoides, que sirven como asistentes para las tareas cotidianas, conectados a la red 5G. Ahora, solo queda esperar que las famosas tres leyes de la robótica de Isaac Asimov se impongan mientras continua esta imparable revolución tecnológica, para no emular al largometraje estadounidense.

Pero no solo robots con forma humana que interactúan o saben mantener un diálogo son los grandes logros de los expositores del Mobile. Los coches autónomos, perfeccionados con la tecnología 5G que manda constantemente señales del resto de vehículos para calcular la mejor ruta, también comienzan a mantener sus primeras conversaciones mientras tienen la capacidad de controlar, por el bienestar del usuario, los semáforos de la red viaria. En definitiva, la tecnología 5G por si sola carece de potencial, sin embargo, cuando se utiliza como base emergen innovaciones que provocarán un cambio sustancial en nuestras vidas.

Korea Telecom: aprovechar el 5G al máximo

Partiendo de la premisa de que el 5G optimiza y mejora el resto de sectores tecnológicos, hay compañías que han comenzado a exprimirlo en todos los campos posibles. Este es el caso de Korea Telecom. La mayor empresa de telecomunicaciones de Corea del Sur ha desarrollado un coche y una aeronave con control remoto, máquinas automatizadas que funcionan con un solo canal -ya no harán falta tantos sistemas para controlar la producción en una fábrica- y la realidad aumentada para sustituir a la mano de obra.

El ‘Remote Cockpit’ ha sido testado en los alrededores de Seúl. Este vehículo tiene dos funciones: se puede conducir de forma externa por control remoto o convertirlo en un coche autónomo 100%. El hecho es que la navegación se vuelve más eficiente al utilizar el 5G, donde existe un traspaso de datos constante para alertar al vehículo de las mejores rutas y sortear accidentes. Además, identifica al conductor con una ficha personal cuando se sube en él, esto hace al automóvil capaz de llevar al hospital al usuario en caso de ataque al corazón o dolencia severa y que en el centro de salud pueda ser identificado al momento. ¿Curioso? Pues todavía hay más, el coche está conectado a la red viaria, lo que le facilita cambiar los semáforos u otras señales de tráfico en el caso de una urgencia médica, para llegar al hospital más cercano en una media de dos minutos.

Por otro lado, encontramos los trabajos de precisión que se realizan en cualquier fábrica hoy en día. Korea Telecom ha creado un “seleccionador de rímel” que mediante una cámara 3D es capaz de seleccionar y montar el artículo para su venta. Esta innovación utiliza el 5G por una simple cuestión de velocidad, pero se espera que en un futuro estas máquinas puedan ser controladas por un solo terminal, facilitando la mecanización de la industria.

Y, por último, la empresa surcoreana cree que los quilómetros no son un problema y por ello ha desarrollado el ‘5G AR Suporter’. La realidad aumentada se utiliza en este prototipo para poder mandar indicaciones precisas en las reparaciones de maquinaria. Este uso está pensado para ahorrar desplazamientos y mano de obra, especialmente, cuando la distancia sea un obstáculo como, por ejemplo, tener que arreglar un brazo mecánico en L’Hospitalet mientras la sede y técnicos de la empresa están en Seúl.

XR-1: el primer humanoide inteligente del mercado

La empresa chinoestadounidense Cloudminds ha diseñado el primer robot humanoide inteligente, XR-1, que se venderá en el mercado como asistente. Este androide, conectado a la nube mediante 5G, tiene la capacidad de procesar datos en tiempo real mientras mantiene activa la fase multimodal de aprendizaje basada en la plataforma HARIX. De esta manera, mediante formación continua logra reconocer emociones de la persona, su expresión facial o postura y actuar según la situación, además de cumplir con las demandas de su propietario.

Pero, además, sabe hablar. XR-1 reconoce la voz para diferenciar a un usuario de otro, puede hablar varios idiomas con diferentes acentos y utilizar frases hechas. También puede moverse sin dificultades -dentro de las que puede tener un robot en fase inicial- al tener diversos sensores instalados y cámaras 2D y 3D. Sus creadores lo definen como un asistente o “personal de servicio VIP” capaz de trabajar en casi cualquier escenario. El humanoide de Cloudminds cumple todos los requisitos para que la película de ciencia ficción ‘Yo, robot’, donde los androides sirven a los humanos -preparándoles la comida o limpiando la casa-, se haga realidad en la próxima década.

Un dron para restablecer las conexiones

Pero, ¿cómo funcionará toda esta tecnología si ocurre una catástrofe natural y nos quedamos incomunicados y, por ende, sin 5G? La respuesta es: con drones. De hecho, la compañía turca Turkcell ha desarrollado Dronecell que está diseñado para proporcionar una estación base potente que puede despegar de la ubicación deseada y proporcionar servicios de voz y datos. Es decir, servir de repetidor para restablecer las conexiones y que vuelvan a funcionar todos los dispositivos que estaban conectados a la red como XR-1 o el Remote Cockpit de Korea Telecom.

El gigantesco dron está creado para brindar beneficios en muchas áreas, aunque Dronecell fue desarrollado específicamente para brindar apoyo de comunicación a los equipos de búsqueda y rescate en desastres naturales como terremotos, inundaciones, deslizamientos de tierra y situaciones de emergencia. Cuando la función del piloto automático alcanza el punto deseado que hemos ingresado en las coordenadas, el dron apaga sus motores y ofrece una conexión a Internet de 4.5G durante un tiempo prolongado, como un punto de disparo fijo.

Está claro que la tecnología 5G es el futuro y formará parte de la siguiente revolución del ser humano, no obstante, no olvidemos que la fuerza de esta nueva red reside en la capacidad de aglutinar y optimizar el resto de tecnologías.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto