www.elllobregat.com
Josep y Sònia, los dos agentes pertenecientes al Grup d'Atenció a la Víctima (GAV) de la comissaria del Prat que asesoran desde hace tiempo a Marta, el nombre ficticio de una víctima de violencia machista,
Josep y Sònia, los dos agentes pertenecientes al Grup d'Atenció a la Víctima (GAV) de la comissaria del Prat que asesoran desde hace tiempo a Marta, el nombre ficticio de una víctima de violencia machista, (Foto: El Llobregat)

De víctimas a supervivientes

viernes 05 de julio de 2019, 03:52h
El Grup d’Atenció a la Víctima de Mossos proporciona apoyo a personas que han sufrido violencia, odio o discriminación. Hablamos con dos miembros de esta unidad en El Prat y con una mujer que sufrió maltrato durante años: “Son mis ángeles”, asegura.
Valentía y dedicación. Son los dos ingredientes del día a día del Grup d’Atenció a la Víctima (GAV) de Mossos d’Esquadra. Valentía, por un lado, por parte de víctimas de violencia de género, homofobia, racismo o de cualquier otro tipo que dan el paso no solo de denunciar, sino de buscar la ayuda de este grupo especial. Y dedicación precisamente de los agentes, que ponen todo su empeño en asesorar y hacer seguimiento de cada caso de manera personalizada. El Llobregat ha charlado con los dos agentes pertenecientes al GAV de la comisaría de El Prat y con una víctima de violencia machista a la que llevan ayudando desde hace tiempo, en el mismo mes que se ha alcanzado la triste cifra de 1.000 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas desde que se comenzó el recuento en el año 2003.

Hablamos de Marta, nombre ficticio con el cual nos referiremos a esta mujer que estuvo décadas aguantando el maltrato de su expareja hasta que dijo basta. Ese día se presentó en la comisaría para denunciar el calvario que vivía día tras día, y poco después recibió la llamada de Sònia, una agente del GAV pratense. Se interesó por su estado y Marta se desahogó. “Le conté todo”, rememora la mujer mientras Sònia le coge la mano. No se la soltará en ningún momento de la entrevista.

Y es que la sensibilidad juega un papel clave en esta unidad. Josep, el compañero de Sònia en el GAV, recuerda que la labor de la policía no solo tiene una vertiente punitiva, sino que, a través de unidades especiales como la suya, también acompañan y asesoran a las víctimas en trámites legales complicados y las empoderan para comenzar de nuevo, como en el caso de Marta. Sònia lo describe como un “espacio de escucha”, en el que hacen seguimiento de los 190 casos que en estos momentos llevan estos dos agentes de Mossos con llamadas semanales, visitas y pautas de autoprotección. Estas últimas se resumen en qué hacer en caso de encontrarse con el maltratador, inspecciones oculares de las viviendas de las víctimas para evitar que sus agresores puedan acceder o cómo proceder al salir a la calle. En el caso de Marta, sobre su agresor pesa una orden de alejamiento, aunque en varias ocasiones se ha intentado poner en contacto con ella. En estos casos, con el sistema de alerta que lleva encima, Marta puede avisar a los Mossos, que en menos de un minuto la llaman para saber qué está pasando y desplazarse allá donde esté. “Cada caso”, no obstante, “es un mundo”, afirma Sònia.

“Son muy valientes”
El GAV también aborda casos de odio y discriminación, aunque la gran mayoría tienen que ver con la violencia de género -también atienden a hombres víctimas-. Marta narra a esta publicación el vía crucis que le hizo vivir su expareja. “Me aislaba y controlaba, no tenía amigas ni podíamos salir de vacaciones”, recuerda la mujer, que ahora se ha reencontrado con su familia tras años sin tener casi contacto.

Como en muchos otros casos, las denuncias que interpuso con anterioridad las acababa retirando por miedo. “Cuesta mucho denunciar el maltrato, porque el agresor las hace sentir inferiores y que se merecen lo que reciben”, explica Sònia, que considera que “son muy valientes” al dar este paso y poner en conocimiento de la policía las agresiones. En este momento el trabajo se centra en recobrar la normalidad en la vida de Marta. “Ahora devoro libros”, dice en un instante de la conversación. Pequeños grandes pasos hacia un horizonte mejor.

Desde el GAV promueven su labor en charlas con gente mayor y en los institutos, donde dan pautas para detectar conductas nocivas en las relaciones entre los jóvenes. “La violencia de género comienza cada vez antes”, alertan Josep y Sònia, que en alguna ocasión han visto romperse en clase a chicas que reconocían sufrir situaciones de control por parte de parejas o amigos.

Unas situaciones para las que hay salida. “Que vengan y se asesoren”, invitan los agentes. Marta lo tiene claro. “Son mis ángeles”, repite en diversas ocasiones. Para Josep y Sònia, la mayor recompensa es ver que ella está bien. “Era una víctima, pero ahora es una superviviente”, recalca Sònia. La emoción es palpable.
Más de 400 órdenes de protección en el Baix

Según los datos que ofrece el Observatori del Consell Comarcal, en 2018 se registraron un total de 403 órdenes de protección en el Baix Llobregat. Se trata de resoluciones judiciales que, basándose en indicios objetivos de riesgo, ordenan proteger a las víctimas con medidas cautelares civiles o penales. El año pasado tan solo el 39% de las que se pidieron fueron denegadas, registrando el nivel más bajo de los últimos años.

Por lo que respecta a las medidas judiciales de protección, destacan las de alejamiento, que el año pasado fue aplicada en 238 ocasiones, 18 más que el año anterior. El 47% de las medidas judiciales de protección de orden penal en el Baix Llobregat son de alejamiento, tres puntos por encima de la media catalana.

Por otro lado, el número de denuncias bajó un 2% con respecto a 2017, quedándose en las 2.304. La mayor parte de estas fueron realizadas en atestado policial por la misma víctima -en concreto, el 66%-. El 8% vinieron por parte de la familia.

Casi el 80% de los delitos en los juzgados de violencia machista de la comarca en 2018 fueron lesiones y maltratos, aunque los que más aumentan en comparación con el año anterior son las rupturas de penas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto