www.elllobregat.com
Los mossos interceptan al conductor de un patinete eléctrico que circulaba borracho por la A-2
Ampliar

Los mossos interceptan al conductor de un patinete eléctrico que circulaba borracho por la A-2

martes 03 de noviembre de 2020, 18:37h
El hombre, que también se saltó el toque de queda y el confinamiento perimetral de L'Hospitalet, sufrió una caída en el arcén de la autovía, a la altura de Cornellà, después de haber transitado imprudentemente por la autopista C-32. En ambos viales está prohibido circular con vehículos de movilidad personal (VPM) y más aún bajo los efectos del alcohol,

Para muchos conductores de los patinetes eléctricos parece que no hay reglas. Un gran número de los pilotos de estos veloces y ágiles Vehículos de Movilidad Personal (VPM) no muestran preocupación ninguna por circular por las aceras a toda velocidad, molestando e incluso lesionando a los peatones, ni tampoco le hacen ascos a ir zigzagueando por la calzada entre los coches con el elevado riesgo que ello comporta. Pero hay quien todavía vas más allá y se salta a la torera dos de las prohibiciones más serias para este tipo de ingenios: conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas y circular por vías rápidas (autopistas y autovías) por el enorme riesgo para su seguridad y la del resto del tráfico que ello supone, Y, por si fuea poco,saltándose además las restricciones de movilidad del covid-19

El último de estos temerarios del patinete eléctrico del que se tiene constancia en el Baix Llobegat es elque fue interceptado a las 00.30 horas del pasado domingo por los Mossos d’Esquadra tras sufrir un accidente en la autovía A-2, a la altura de Cornellà, un vial por el que tienen estrictamente prohibido circular los VPM. Además, el conductor, de 41 años, nacionalidad ecuatoriana y vecino de l'Hospitalet de Llobregat, conducía bajo los efectos del alcohol y se estaba saltando dos de las restricciones del covid-19: el confinamiento perimetral de los municipios catalanes y el toque de queda general.

El patinete eléctrico fue detectado primero circulando por la autopista C-32 (que también está vedada a los VPM) y los mossos montaron un operativo para barrarle el paso. Pero no fue necesario. El conductor sufrió un accidente y se cayó de su vehículo en el arcén de la autovía A-2, ya en Cornellà.

Tiple de alcoholemia

Cuando los agentes lo localizaron, presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Y efectivamente, así era. Cuando se le realizó la prueba de alcoholemia el conducto arrojó un resultado de 0,87 mg/l de aire aspirado, más del triple del máximo permitido (0,25 mg/l). Ante las evidencias, los agentes retiraron el patinete al vecino de L’Hospitalet y le denunciaron administrativamente por tres motivos: conducción bajo los efectos del alcohol, circular con un vehículo no permitido por una vía rápida y por saltarse las restricciones de movilidad del covid-19.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto