www.elllobregat.com
EL AYUNTAMIENTO DE SANT JUST DESVERN HA CONTRATADO A JÓVENES PARA QUE COLABOREN CON EL TEJIDO COMERCIAL
Ampliar
EL AYUNTAMIENTO DE SANT JUST DESVERN HA CONTRATADO A JÓVENES PARA QUE COLABOREN CON EL TEJIDO COMERCIAL

El comercio de proximidad se aferra a la campaña de Navidad para eludir la UCI

Por Marisa Montoya y Xavier Adell

viernes 04 de diciembre de 2020, 08:20h
El Baix Llobregat y L’Hospitalet se vuelcan con las tiendas de toda la vida con más ayudas, iluminación e incentivos que nunca. Las iniciativas municipales buscan que la ciudadanía confíe en los establecimientos de cada ciudad para salvarlos de la crisis.

La esperanza es lo último que se pierde, y Navidad es sinónimo de esperanza. La crisis económica del covid-19 está haciendo añicos la pequeña economía del Baix Llobregat y L’Hospitalet, que se lo juega todo a una carta durante la campaña comercial que arranca con la Fira del Pota Blava de El Prat (y la Puríssima de Sant Boi) y tiene su colofón en Reyes. Si las ventas son buenas (para muchos comercios suponen más del 50% de facturación anual), se podrá resistir varios meses más de pandemia. Pero si va mal... algunas persianas ya no se volverán a levantar.

Hay quien espera un milagro, de esos típicos de las películas navideñas, que libre al comercio de proximidad de acabar también en la UCI. Pero los comerciantes (pragmáticos y realistas donde los haya) y todos los consistorios se han arremangado para que eso no ocurra y han puesto en marcha un paquete de ayudas, incentivos y medidas sin parangón, con la intención de que la ciudadanía se vuelque con las tiendas de toda la vida y no haga falta esperar la llegada de alguno de los espíritus de Dickens para salvar las navidades presentes.

La iniciativa más visible es el incremento de la iluminación y decoración en las zonas comerciales -algunas inéditas - cuyos costes correrán íntegramente a cargos de muchos ayuntamientos. Por ejemplo, por primera vez, “todos los barrios de L’Hospitalet tendrán abetos navideños de leds”, mientras Gavà incorporará animación musical y teatro. Y dos horas de parking municipal gratis, que nunca vienen mal.

Pero hay muchísimas y muy imaginativas propuestas más para ayudar a tenderos y hosteleros comarcales. Las grandes estrellas -y las más solicitadas- son las tarjetas monedero y los vales descuento para comprar en las tiendas de cada ciudad (200 euros en Sant Joan Despí y Sant Boi, 30 en Sant Andreu de la Barca, otros 70 con la tarjeta Compra a Prop Cornellà, bonos consumo de 50 vilawats en Viladecans, cupones de 10 euros de descuento en Esplugues...). En Sant Feliu, sólo por comprar en las tiendas de siempre se podrá participar en sorteos dotados con más de 15.000 euros en premios.

Para facilitar las cosas a los compradores en la práctica totalidad de los municipios habrá entrega a domicilio gratuita a gogó. Y todo este montante de ayudas económicas puntuales, campañas de promoción y soluciones casi mágicas (como requiere el último mes del año) sin contar las subvenciones directas que van a tener como destinatario final el sector comercial y que están incluidas en diferentes los planes de emergencia municipales de todo el territorio.

Así que no valen las excusas. No hay covid-19 que valga. Los ciudadanos del Baix Llobregat y L’Hospitalet lo tienen todo a su disposición para hacer sus compras navideñas y a la vez echar un cable a sus tenderos de siempre, en una época en la que la generosidad es bandera, como confirma, por ejemplo, que el Finestrelles Shopping Centre de Esplugues haya donado 30.000 euros al consistorio para que los utilice en dinamizar los principales ejes comerciales, aunque la mayoría de ellos le hacen la competencia. Pero en los malos tiempos no hay competidores, hay solidaridad.

Nunca fue tan fácil, gratificante y beneficioso hacer piña con el comercio local y los ciudadanos deberían aprovecharlo. De hecho, no han ni de salir a la calle para sus compras navideñas si utilizan plataformas on line de Marketplace como Compra 8840 de Viladecans o Més que Mai Comerç de Gavà, específicas para el comercio local. En El Prat no sólo ayudan al comercio online, pues con el proyecto Última Milla subvencionan hasta un 50% del coste del envío. Todo suma. Salvar a las botigues de sempre bien vale el intento. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto