www.elllobregat.com
Martorell ya es la segunda ciudad de España donde más sube la vivienda
Ampliar

Martorell ya es la segunda ciudad de España donde más sube la vivienda

viernes 05 de febrero de 2021, 03:00h
Nada está a salvo. El origen, la afectación y las características del coronavirus SARS CoV-2 son tan desconocidas e imprevisibles como sus consecuencias en todos los campos y en todos los sentidos.

En una época de confinamiento, de restricción de movimientos y de crisis económica cabría pensar en una desaceleración del mercado inmobiliario. Pero esto no ha sido exactamente así, durante el 2020 el precio de la vivienda de segunda mano en L’Hospitalet y el Baix Llobregat subió, aunque de forma leve.

Pero, por su espectacularidad, hay una llamativa excepción en el territorio que agiganta la regla general: la ciudad de Martorell. La capital del Baix Llobregat Nord ha experimentado en el último año un desorbitado aumento del coste de los pisos de hasta el 28,48% según el portal pisos.com, que recoge información de todas las agencias inmobiliarias de la comarca. La subida sitúa al municipio como el segundo de España con mayor incremento, solo por detrás de Moguer (Huelva) que arrastra una subida del 30,56%.

Con la excepcionalidad de Martorell, en el resto de ciudades la tendencia en los últimos meses del año ha sido la congelación de los precios, con un leve descenso entre octubre y diciembre del -0,35%. La llegada de enero ha fortalecido la estabilidad y el precio medio de compra de la vivienda en la comarca se ha estancado en los 1.819 euros por metro cuadrado.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, explicada que el covid-19 “ha acelerado el ajuste de los precios de la vivienda, pero no ha supuesto una gran ruptura, dado que los porcentajes negativos no han sido demasiado abultados”. Para el directivo “los descensos serán absorbidos por la oferta de forma progresiva, a lo largo del año que acabamos de estrenar y, en menor medida, en 2022”.

No obstante, las fluctuaciones en el mercado inmobiliario van a depender de la capacidad de regeneración del tejido empresarial comarcal y estatal y de la recuperación del empleo, aunque no se espera una cierta normalización “hasta el segundo semestre de 2021”, indica Ferran Font. Aún siendo optimistas, no se espera una cierta normalidad hasta el segundo semestre de este año.

Los precios se estabilizan, pero las operaciones de compraventa de viviendas parece que han empezado el año con buen pie y con optimismo Según el último informe estadístico en materia de vivienda elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el ritmo de las operaciones se recupera, lo que ha permitido obtener “los mejores resultados desde inicio de la pandemia”.

Con el alquiler ha pasado lo contrario que con la venta: no para de caer desde el inicio del primer estado de alarma. Sin embargo, el área metropolitana de Barcelona sigue siendo la segunda zona urbana de España con los alquileres más caros, solo por detrás de Madrid. Rentar un piso cuesta una media de 1.272 euros mensuales, según pisos.com. Por el contrario, el territorio también ha registrado la segunda mayor caída de precios en los alquileres, con un 3,18%.

La realidad es que “las abultadas mensualidades” que se pagaban por un piso en las grandes ciudades metropolitanas “se ha venido desinflando desde 2019 pero la irrupción de la pandemia ha acelerado los recortes”, subraya Font. El directivo reconoce que “la generalización del teletrabajo ha hecho que los inquilinos ya no necesiten vivir cerca de sus puestos de trabajo” y ese están mudando a lugares con más zonas verdes y más respirables como la segunda corona metropolitana.

La pandemia también ha cambiado muchas cosas en el mundo de los alquileres en un año 2020 que Font define como“convulso” en lo que hace referencia a los precios. De entrada, no puede obviarse el momento económico tan delicado por el que pasan muchas familias y que puede derivar “en un aumento de la morosidad”, avanza el experto inmobiliario. A la vez, una parte de los potenciales compradores de vivienda en todo el territorio están optando “por la prudencia y están estirando su permanencia en viviendas de alquiler hasta que el entorno sea más seguro”, concluye Ferran Font. III

El coronavirus transforma el sector inmobiliario con el ‘coliving’, el ‘leasing’ y el ‘crowfounding’

La irrupción del covid-19 también ha puesto patas arriba al sector inmobiliario comarcal. La ‘nueva normalidad’ y la persistencia de los contagios ha acarreado la aparición de nuevas formas de entender, habitar y financiar las viviendas. Así, han cuajado conceptos como el coliving o cohousing (alquiler compartido, la modalidad preferida por los más jóvenes), el leasing habitacional (el pago de una cuota mensual de alquiler con posibilidad de compra al cabo de entre 5 y 20 años) y el crowfounding inmobiliario (el interesado expone en plataformas online el proyecto que desea financiar y la forma en que se devolverá el dinero prestado). Según Emiliano Bermúdez, subdirector general de Don Piso, el confinamiento “ha puesto de relieve las grandes carencias de nuestras viviendas y las nuevas necesidades”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto