www.elllobregat.com
Can Tintorer: 3.500 km de galerías explotadas durante un milenio
Ampliar

Can Tintorer: 3.500 km de galerías explotadas durante un milenio

Laura García Matínez

sábado 07 de mayo de 2022, 09:03h

Entre el patrimonio cultural y los museos de Gavá se encuentran el propio Museo, el Castell d’Eramprunyà, el Refugi Antiaeri de la Rambla, la Vil·la Romana de Can Valls i el Parc Aqeuològic de les Mines de Gavà, también conocido como Can Tintorer.

Este último se trata de una explotación minera de la época neolítica, con más de 6.000 años de antigüedad, en la que se buscaba un precioso mineral verde, la variscita.
En un área superior a 200 hectáreas del municipio de Gavá, los trabajadores cavaron hoyos y un entramado de minas para encontrar la joya verde. El yacimiento de las minas prehistóricas de Gavá-Can Tintorer, que se calcula que ocupa una superficie de 280 campos de fútbol, constituye la primera gran explotación minera subterránea neolítica hallada en la península ibérica. Actualmente se encuentra en el Carrer Jaume I, cercano al campo de fútbol de Can Tintorer. El conjunto de galerías y pozos data, en un inicio, del Neolítico Antiguo hasta la interrupción de su uso y explotación en el periodo del Neolítico Medio, hace unos 4.500 años. Además de la variscita, utilizada posteriormente para la fabricación de objetos ornamentales personales como las joyas, se extraían también otros minerales que servían para fabricar instrumentos, como el cuarzo, para fabricar herramientas, como el sílex y el ópalo, o para elaborar pigmentos, como el ocre.
Gavá fue el primer centro de explotación de la joyería prehistórica y se producía y cavaba con el fin de intercambiar la joya, la variscita, por otros bienes.
De la famosa variscita de la época ha perdurado el símbolo de la Venus de Gavá, una figura antropomorfa, incompleta y rota, hallada entre diferentes fragmentos en las excavaciones de las minas. La parte de la figura que se conserva hoy en día es de 16 cm de alto por 11 cm de ancho y se cree que pertenece al año 3750 a.c. aproximadamente. La Venus de Gavá, que se expone en el Museo de la ciudad, fue descubierta en el año 1994 y se ha convertido en la figura representativa femenina de las minas de Can Tintorer, siendo la cerámica más antigua de Cataluña y una de las únicas piezas conservadas de la época neolítica en el Mediterráneo.
Años más tarde, en la época romana e ibérica, se volvían a explotar las minas en busca del mineral del hierro. Después, parte de sus pozos fueron utilizados como lugar de entierro de muertos ricos, junto a joyas y pertenencias de estos y procedentes de lugares remotos.
Las minas prehistóricas de Can Tintorer, son las minas en galería más antiguas de Europa, consideradas como un yacimiento único y referente del continente y declaradas como un bien cultural de interés nacional para la Generalitat de Cataluña.
En los años 70 se inició el proyecto urbanístico en las afueras de Gavá tras encontrar una serie de galerías misteriosas que rápidamente fueron definidas como un yacimiento. Gracias en parte a la difusión mediática, se detuvo la transformación urbana de la zona y los arqueólogos trabajaron en la investigación de las minas que se acabaron abriendo al público en 1993. Pero no fue hasta el 2007 cuando el espacio tomó su forma actual, adaptado y protegido para su preservación.
Las minas se pueden visitar los jueves y los viernes de 10:00 h a 14:30 h, los sábados de 10.00 h a 18:45 h y los domingos de 10:00 h a 14:30 h. Para acceder hay que hacerlo al menos 60 minutos antes del cierre, y los días 25 y 26 de diciembre está cerrado. Para visitar Can Tintorer hay diferentes tarifas: la entrada es gratuita para los menores de 7 años; la entrada general cuesta 7,50€, la reducida 4€, la visita guiada son 3,70€ y la entrada y visita por grupos es de 4,90€. Además del recorrido por el entramado de galerías, la visita informa y reproduce la vida en la época neolítica. De esta manera se puede conocer en primera persona la experiencia prehistórica de la cultura y tradición local.
El Museo ofrece algunos servicios como el de visita guiada para conocer a través del personal técnico especializado todos los secretos que esconden las minas, el de servicio educativo, con talleres y visitas didácticas adaptadas a todas las edades., materiales didácticos y recursos en línea como cuadernos de actividades, visitas en grupo en castellano, inglés y francés y visitas sensoriales, donde a través de los sentidos se puede conocer el yacimiento, por ejemplo gracias a la información en braille. Hasta el día de hoy, algunos de los servicios han estado temporalmente cerrados debido a la pandemia. Se realizaban solamente visitas escolares guiadas, pero actualmente ya se están restableciendo el resto de servicios, según explica Noemi Casado, directora del Museo de Gavá. Respecto a la accesibilidad, el recorrido de las minas es 100% practicable para personas con movilidad reducida y silla de ruedas.
Aún hoy en día se sigue excavando en busca de nuevos tesoros. En la última excavación se encontraron 14 nuevos accesos. Las aberturas a las galerías son múltiples, se contabilizan hasta 45, y se cree que puede haber más minas debajo de viviendas de la ciudad. Algunas de las salas llegan hasta los siete metros de altura y se cree que en ellas trabajan tanto hombres como mujeres, mientras que en las galerías más pequeñas cabe la idea de que pudiesen trabajar los niños o personas de menor tamaño. Los arqueólogos explican que el acceso a las galerías de la mina se efectuaba mediante pozos o rampas inclinadas, cuya construcción fue cavada manualmente durante el transcurso de los años de la actividad minera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto