www.elllobregat.com
La intensa acción vecinal no frena el proyecto Ribera-Salines de Cornellà
Ampliar

La intensa acción vecinal no frena el proyecto Ribera-Salines de Cornellà

Àlex Aragonés

sábado 04 de junio de 2022, 11:11h

El movimiento vecinal Ribera-Salines nació hace justo un año (a mitad del 2021) para hacer frente a la especulación urbanística del municipio de Cornellà de Llobregat

Doce meses después, su principal objetivo sigue sin alcanzarse como consecuencia del nulo acuerdo con el consistorio, tras el fracaso negociador de la reunión a la que ambas partes se emplazaron el pasado 17 de febrero. Sin atender a razones, el Ayuntamiento está siguiendo adelante con el plan y los vecinos han contratacado, redactando un manifiesto que se encuentra en su primera fase de adhesiones de entidades e instituciones. Una ño después el fin es el mismo: detener la especulación urbanística en el municipio del Baix Llobregat.
Este manifiesto fue entregado personalmente al alcalde Antonio Balmón, y a los tenientes de alcalde, Emilia Briones y Antonio Martínez, en la reunión mantenida en febrero. No obstante, los representantes muncipales se negaron a recogerlo, con lo que “despreciaron la opinión de una parte de la ciudadanía y demostraron el secretismo que rodea el plan urbanístico de Ribera-Salines”, según los miembros de la plataforma, Como consecuencia de la “nula relación” entre ambas partes, el movimiento vecinal se ve incapaz de lograr mantener un contacto más asiduo con el consistorio ni una reunión “fructífera” con el alcalde, que se ha negado a participar en “una mesa abierta para hablar del tema en cuestión con la ciudadanía”, lamentan los opositores al proyecto.

“Poco informados e inconscientes”
“En declaraciones públicas, el alcalde Balmón ha dado a entender que las personas que integramos la Plataforma estamos poco informadas, somos inconsistentes, no sabemos lo que es mejor para la ciudadanía y tenemos algún tipo de interés particular”, denuncian los vecinos. Y agregan: “A pesar de que no tenemos la sensación de que el equipo de gobierno nos vaya a invitar a dialogar, desde la Plataforma no tenemos en ningún caso las puertas cerradas al diálogo”,
Los vecinos están decepcionados con el trato recibido porque, pese a las discrepancias, esperaban una actitud “más abierta” del ayuntamiento, que sigue sin saber señalar la fecha prevista para el inicio de las obras y sigue cerrado en banda a reconsiderar el proyecto debido a la crisis climática, según detalla el movimiento vecinal en un comunicado. Entre tantos grises, el “único punto de consenso” entre ambos bandos es la necesidad de más viviendas sociales.
El Área Residencial Estratégica Ribera-Salines es el plan urbanístico que prevé construir 2.497 viviendas con aparcamiento subterráneo, en una zona ubicada en terrenos inundables, y con alto valor ecológico, que son un nexo de unión entre el núcleo urbano y el río Llobregat. También sitúa en los bocetos del futuro barrio una nueva estación de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) y diferentes equipamientos,
El Ayuntamiento de Cornellà niega que el plan urbanístico afecte a una zona calificada como agrícola. Sin embargo, los vecinos consideran este argumento una “falsedad histórica que arrasará el espacio agrario, perjudicará al medio ambiente y pondrá en riesgo la salud”, aunque el consistorio lo define , como “un plan social de naturalización”.
La ciudad tiene en la actualidad una densidad de población de 12.866 habitantes por km², una de las cifras más altas de Cataluña. Más del 70% de la superficie del municipio son zonas residenciales, industriales o infraestructuras. La urbanización de Ribera-Salines afectaría a un 8%del término municipal por lo que se reduciría el espacio que podría destinarse a espacios verdes, justo en un punto que ejerce de “pulmón” en el límite con el Parque Agrario del Llobregat.
La plataforma critica que “no se puede ir haciendo propaganda de ‘eco-barrio’, y decir que el plan se ha adaptado a las exigencias actuales, y a la vez no proporcionar la información relacionada con el proyecto de forma pública”. De hecho, la última documentación disponible data del 2009. Los vecinos están convencidos de que esta información está disponible en algún lugar, pues el alcalde alegó en la reunión que equipos técnicos “habían colaborado en la modificación del proyecto para convertirlo en ‘eco’”, exponen.
Ante esta situación, los miembros de la plataforma han dado inicio a la activación de un calendario de acciones que llevarán a cabo en conjunto con la ciudadanía en los próximos meses. Algunas ya han dado inicio, como la asamblea extraordinaria del pasado 24 de febrero de 2022, o la recogida de adhesiones a la entidad tanto en Cornellà como en otros municipios . Y no se descarta la posibilidad de realizar movilizaciones contra el nuevo plan urbanístico que tiene sobre la mesa el consistorio, advierte el colectivo.

El huerto de La Bardissa
Trascurrido poco más de un año desde su puesta en marcha, la plataforma ciudadana califica la primera temporada de actividades como “muy positiva”. Después de pasar por una primera fase de definición y crecimiento durante todo el primer año, el movimiento ha conseguido cumplir algunos de sus objetivos marcados, como la creación del huerto de La Bardissa. Este huerto comunitario nació como proyecto de espacio colectivo abierto a todo el público y ocupa una parte de los terrenos sobre los que está planteada la citada urbanización desde el año 2009. Además, el huerto cuenta con una gestión comunitaria, lo que permite al vecindario desarrollar todo tipo de actividades de agricultura, medio ambiente y sostenibilidad.
Otras acciones han sido la presentación de la plataforma en el Patronat Cultural, las visitas guiadas a la zona afectada por el proyecto urbanístico, la participación en la manifestación en contra de la ampliación del Aeropuerto Josep Tarradellas de Barcelona-El Prat, la publicación del manifiesto, actividades con colegios y esplais, multitud de asambleas abiertas a las vecinas y vecinos de la ciudad e incluso una ‘calçotada’ popular, “Algunas de las actividades que hemos convocado ha habido que limitarlas porque el aforo era superior al que podíamos asumir, lo que nos da una pista sobre el interés que el tema despierta en la ciudadanía. Cada vez se oye a más vecinos hablar, con conocimiento de causa, de las verdaderas intenciones de este proyecto urbanístico”, exponen desde la entidad.
Ahora, la Plataforma se encuentra en una fase de consolidación y busca aumentar el número de entidades y de personas que apoyen su lucha, recogida en el manifiesto publicado. Entre los puntos más destacados, el colectivo reivindica la anulación del actual plan urbanístico o la búsqueda de alternativas que den solución al problema de la vivienda, sin pasar por la destrucción de los “pocos espacios naturales” libres de los que se dispone. También pasa por la realización de eventos abiertos a la ciudadanía de Cornellà. A día de hoy, apoyan el manifiesto de Ribera-Salinesuna treintena de entidades de todos los ámbitos, desde el local al regional, y de diversos sectores, como agrícolas, culturales, de defensa del derecho a la vivienda, sociales y, evidentemente, entidades ecologistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto