www.elllobregat.com
Dos concejalas ucranianas llevan la masacre de Bucha hasta Esplugues
Ampliar

Dos concejalas ucranianas llevan la masacre de Bucha hasta Esplugues

Por Sonia Algaba Benito
domingo 05 de junio de 2022, 09:06h

Iryna Yarmolenko, concejala de Bucha y miembro del Comité Político y del Comité Permanente para la Igualdad de Género del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) y representante de la Asociación de Ciudades de Ucrania, y Alevtina Morozova, concejala de Bucha, explicaron en su visita a Esplugues la actual y angustiante situación que vive la ciudad que ha vivido uno gran masacre como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania

Como miembro que es Iryna de alcaldía de su ciudad, asegura que, pese a no haber sufrido ninguna perdida en primera persona, el sufrimiento del resto lo vive en primera persona. “A la hora de la guerra, seas hombre o mujer lo sientes de manera propia”. En el proceso de la guerra, los hombres y las mujeres han adoptado roles diferentes, una de las concejalas explica que mientras las mujeres pensaban en defender a sus hijos, a su familia y su hogar, mientras los hombres tenían la misión de proteger el pueblo armados, o trabajaban como informáticos para proteger al país.
Personalmente para cada persona, cuando empiezan a bombardear la ciudad y piensan en proteger a sus hijos escapando a otra ciudad o más lejos, llegando a pasar hasta 20 horas en aduana y empezar la vida de nuevo en otra ciudad, es una decisión muy difícil al no saber cómo será la nueva vida, es difícil para cualquier persona. Pero tampoco se puede comparar con la gente que se refugia y vive en búnkeres sin agua, sin comida o con escasez de ambas, sin ni siquiera ver la luz del sol. Ahora que los ocupantes ya se han ido la gente empieza a retomar su vida normal pese a la gran huella que ha dejado la guerra en la ciudad con balas en las paredes, edificios derribados y todas aquellas personas fallecidas que no quedan en el olvido.
Sobre las fosas encontradas tras la retirada de las tropas, los cuerpos han sido exhumados, pero muchos de ellos no han sido reconocidos. Alrededor de 420 personas fueron encontradas en las fosas comunes, búnkeres, o en sus propias casas donde la gente se escondía de la guerra.
Tanto por parte del consistorio de Esplugues, como por parte de ambas concejalas, queda asegurada una duradera relación entre ciudades hermanas, no solo en tiempos difíciles como los que viven ahora, sino también de cara al futuro. Pilar Díaz, destaca la ayuda por encima de cualquier otro hecho, “creo que lo importante en este momento es poder ayudar a las ciudades ucranianas” y destaca la fraternidad que desprenden Iryna y Alevtina pese a la situación que viven, así como señala que no es necesario hermanarse para brindarles la ayuda que necesitan.
“Iryna me hablaba de servicios públicos, de feminismo, de Smart cities, temas que compartimos”, señala la alcaldesa Díaz. La única misión de las concejalas es acabar con la guerra cuanto antes mejor y no solo ello, sino no ser invadidos por la federación rusa y conservar su autonomía.

Fraternidad entre ciudades
Pilar Díaz, alcaldesa de Esplugues de Llobregat, recibió el pasado 11 de mayo, la visita de dos concejalas de la ciudad de Bucha. Durante la intervención se pusieron sobre la mesa diferentes puntos como la fraternidad entre ciudades, la actual situación de Bucha o las medidas adoptadas para colaborar y ayudar dentro de lo posible a las ciudades afectadas por el conflicto bélico. Las iniciativas de colaboración entre ciudades hermanas han demostrado tener mayor eficacia y ser de gran importancia en estos momentos para el país ucraniano.
La ciudad ucraniana de Bucha, con cerca de 35.000 habitantes, ubicada cerca de Kiev, fue asaltada por las tropas rusas a principios del pasado mes de marzo, y tras cinco semanas de auténtica barbarie, poco a poco la ciudad empieza un proceso de reconstrucción. Cuando Iryna y Alevtina abandonaron su ciudad dejaron detrás un sinfín de destrozos, por los que ahora luchan por encontrar una solución desde la distancia. Las concejalas explican que muchos ciudadanos que no han abandonado Bucha se han encontrado en graves situaciones como por ejemplo no disponer de electricidad.
“Un 80% de la ciudadanía ha marchado y una quinta parte de las personas que se han quedado han sido torturadas”, explica Iryna. Uno de los mensajes de llamada de emergencia de la visita es el de la necesidad existente en Bucha de enviar servicios de transporte. Los ciudadanos que residen en la ciudad necesitan transporte público para poder desplazarse y camiones para poder transportar la basura o para realizar otras labores. Actualmente, Bucha se encuentra en una etapa de reconstrucción de todo aquello que ha quedado destruido por que la finalidad es conseguir que la ciudadanía vuelva y ambas concejalas esperan una recuperación pronta.

Solidaridad con Ucrania
El municipio de Esplugues se ha mantenido desde el primer momento accesible para ayudar contra la guerra en todo lo que estuviera a su alcance. Hasta 25 personas se coordinaron con el consulado de Ucrania con el objetivo que la ayuda enviada llegase con total seguridad. En un principio el municipio, como muchos otros municipios de la comarca, inicio su colaboración solidaria con aportaciones de ropa, y después con productos de higiene para bebes y alimentos. Desde el 24 de febrero que se inició el protocolo, se han empadronado en Esplugues de Llobregat hasta 60 personas.
Durante el proceso de recogida de material, el consistorio ha colaborado con la publicación de una guía de ayuda a Ucrania, junto con la colaboración de la Asociación Cultural Taras Shevchenko.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto