www.elllobregat.com
La importancia del agua en nuestro planeta
Ampliar

La importancia del agua en nuestro planeta

Por Fernando Martín
domingo 03 de julio de 2022, 14:00h

El agua es uno de los elementos fundamentales en nuestro planeta y forma parte íntima de nosotros

Resulta fundamental para todos los procesos biológicos y también para el sostenimiento y desarrollo de nuestras sociedades.
Así, sorprende comprobar cómo en demasiados lugares del mundo se descuida y maltrata al agua. Desde el principio de los tiempos el paso de un río o el nacimiento de un manantial eran condiciones para levantar un poblado, pero el valor del agua se ha ido diluyendo.El agua es importante para nosotros y para el planeta. La falta prolongada de agua ha producido sequías y hambrunas que se han llevado por delante generaciones enteras en muchos países. En nuestro país, hasta hace poco, vivíamos angustiados por la falta de lluvia de los últimos meses de 2021 y los primeros de 2022. Las precipitaciones de esta primavera han venido a paliar in extremis esta situación, pero hubo cientos de días seguidos en los que no cayó ni una gota. No se trata solo de llenar pantanos ni regar cultivos, el agua es indispensable para nuestra propia hidratación e higiene, pero también para el correcto funcionamiento de los procesos biológicos de los ecosistemas, y la supervivencia de todas las especies animales y vegetales que habitan nuestro planeta.
Cada ser humano está compuesto por dos terceras partes de agua, que resulta fundamental para la digestión y la eliminación de desechos, para el sistema circulatorio y la distribución de nutrientes, y para estabilizar nuestra temperatura. Los países europeos gastan una enorme cantidad de agua, una media de 150 litros por persona y día. En el extremo opuesto está África, donde el consumo no alcanza los 20 litros per cápita, a lo que se suma la ausencia de garantías sanitarias derivadas de la escasez y calidad de dicho recurso.
El cambio climático está provocando estragos, y no distingue entre norte y sur, ricos y pobres, aunque la carestía siempre castiga más a quien menos tiene. Por otra parte, la deforestación de muchas regiones altera mucho más los episodios meteorológicos, provocando ausencia prolongada de lluvias asociada con grandes temporales que todo lo destruyen.
El agua constituye un recurso esencial para la conservación de los ecosistemas que pueblan el mundo, y representa el 80 % de la composición de la mayoría de los organismos e interviene decisivamente en la realización de sus procesos metabólicos.
La contaminación del agua provocada por nosotros mismos genera un círculo vicioso. Así, cuanto más tóxica se vuelve el agua, más sequía asola las tierras, más destrucción y menos lluvia. El 80 % de las aguas residuales se vierten al mar y a los ríos, algo que afecta a la flora, la fauna y el ecosistema en su conjunto.
Tenemos que reflexionar en el futuro sobre lo necesario e imprescindible para todos que resulta la existencia del agua, y la crisis global que supondría su ausencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios