www.elllobregat.com

De Roedores y menores

miércoles 23 de julio de 2014, 13:48h
Es cierto. Una noche, de vuelta a casa, me pareció que una sombra se movía entre unos contenedores de basura de la calle Travessera de Collblanc de L’Hospitalet de Llobregat.
De Roedores y menores
Me paré y allí estaba, la sombra hecha cuerpo y acompañada de una cola larga y delgada: una rata. Intenté restarle importancia: es tarde, por aquí pasa poca gente y estamos al lado de unos contenedores de basura que recogen entre las diez y las seis de la mañana. Seguí caminando, con un cierto malestar en el cuerpo, cuando observé que otros dos roedores huían despavoridos de los columpios del Parc de la Granota hacia los contenedores que se encuentran al lado. Será que han derruido edificios en torno a la plaza Cadí y se han removido los cimientos, quise creer. A los pocos días, encontré una rata muerta justo al lado de la Escuela Menéndez Pidal. Entonces, sí, me preocupé. La rata, es sabido, constituye un animal peligroso, en el sentido de que puede propagar numerosas enfermedades. Y me pregunté: ¿cómo es posible que campen a sus anchas en espacios donde se mueven decenas de menores? Y todavía más: ¿cómo hemos llegado a esta deplorable situación? No pude evitarlo y recordé el libro de Miguel Delibes, “Las ratas”, en el que el periodista y novelista denunciaba la miseria de un pueblo castellano de posguerra. ¡De posguerra civil, que comenzó en 1939! Lo más fácil, lo más espontáneo, es echarle la culpa al Ayuntament. Y no niego que no tenga su responsabilidad. La limpieza de las calles se hace cada día en turno de mañana, tarde y noche en todos los barrios por igual, según fuentes del Consistorio. Y desde el área de Salud se controlan las plagas de roedores a través de lo que denominan una “lucha integrada” (cebos, venenos, barreras físicas, etc.). No sé si es mucho o poco. Lo que sí sé es que en barrios como el de Collblanc o La Florida resulta insuficiente. Hace unos años que el Ajuntament puso en marcha una prueba piloto en el parque de la Alhambra de Santa Eulàlia, que consistió en la instalación de 17 papeleras-trampa para cazar roedores. Los responsables de su instalación, los serveis d’Espai Públic i Salut de l’Ajuntament, están satisfechos con los resultados y no descartan aplicar la medida a otras zonas, aunque la directora de Serveis de l’Espai Públic, Blanca Atienza, reconoce que antes se requiere una cuidadosa evaluación, ya que este tipo de papeleras son diez veces más caras, se limpian peor y pueden disuadir a los ciudadanos de la importancia de mantener limpia la ciudad. De hecho, si somos sinceros, hemos de reconocer que en los barrios citados existen ciudadanos que tiran la basura fuera de los contenedores; cuando lo hacen, porque he llegado a ver bolsas de basura en una papelera normal, situada a tres minutos de los contenedores. Lo que quiero decir es que administradores y ciudadanos somos corresponsables del estado de suciedad de nuestros barrios. Y que más nos valdría pensar un poco más en el tipo de mundo en el que queremos vivir y en los valores que queremos que aprendan las nuevas generaciones. Si las ratas se encuentran cómodas aquí, por algo será. ||
De Roedores y menores
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto