www.elllobregat.com

L’Hospitalet desvincula la Gran Vía del soterramiento de la red ferroviaria

martes 20 de enero de 2015, 19:23h
La definición de proyectos de envergadura como el soterramiento de la Gran Vía y de las vías del tren estuvo, en su origen, ligada por el objetivo común de dar un impulso económico a L’Hospitalet.
Las premisas eran claras. Por un lado, soterrar la red ferroviaria; por otro, cubrir la autovía de Castelldefels a esta altura. Es indudable que L’Hospitalet sigue desquebrajado por un entramado de líneas de tren y metro que dificultan una mayor cohesión de la ciudad. No obstante, la crisis dejó en un cajón el primero de los dos proyectos que, a día de hoy, sigue en la sombra, parado e inviable a corto plazo. Pese a ello, pese a este pesimismo acumulado por todos los años de reivindicaciones y de negativas, existe una línea de esperanza según las palabras de la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, tras su último encuentro con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez: “Después de mucho tiempo, siento que existe una sensibilidad”. La realidad, en cambio, es que como también dijo la edil “el soterramiento de las vías lleva mucho tiempo, demasiado, en vía muerta”; nunca mejor dicho.

De manera paralela, la primera fase de la transformación de la Gran Vía (de la plaza Cerdà hasta la pl. Europa) no sólo se culminó sino que ha sido todo un éxito. De hecho, la plaza Europa y todos sus alrededores se han convertido en el epicentro económico de la ciudad, siendo un atractivo indudable para empresas de primer nivel como Ikea, Gallina Blanca, Puig, Telefónica, Nissan... Por ello, L’Hospitalet desvincula definitivamente los dos proyectos y apostará, en este 2015, por concretar la transformación de la autovía de Castelldefels en una vía urbana, en su segunda fase, desde la plaza Europa hasta el río Llobregat. Acelerar esta renovación del lado oeste de la C-31 hasta el río será la prioridad del consistorio. El proyecto depende del Consorci de reforma de la Gran Vía, formado por Ayuntamiento y Generalitat de Catalunya, un proyecto que tiene como horizonte el 2020, aunque esté por fijarse tal final. Lo que sí está claro es que será una vía similar a la que se ha ejecutado en su primera fase, con una Gran Vía cubierta o semicubierta y convertida en una gran avenida para su uso cívico y para su desarrollo económico a sus lados. De hecho, una de las cuestiones que no han dejado lugar a duda es que por mucha extensión que haya, no se aprovechará para construir viviendas.

De esta manera, este acceso de poniente a Barcelona será, indudablemente, una verdadera zona metropolitana, un atractivo económico de magnitudes coherentes a las que L’Hospitalet -la segunda gran ciudad de toda Cataluña- merece. Y no solo económico. La integración del clúster sanitario puede hacer de esta zona sur de la ciudad, un auténtico polo científico y de investigación. El desarrollo del conocido Distrito Cultural alrededor del Tecla Sala -donde ya se facturan 250 millones de euros gracias al sector cultural, dando trabajo a 1.500 personas- completará la gama de líneas estratégicas que debe concretar la ciudad de L’Hospitalet en este nuevo año. III
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto