www.elllobregat.com
    20 de octubre de 2017

Opinió > Manuel Reyes

Los acontecimientos que estamos viviendo en Cataluña estas últimas semanas parecen sacados de una película de ficción. Años atrás nadie habría dado crédito a lo sucedido. Ningún demócrata puede compartir que cualquier mayoría coyuntural pueda restarle derechos a los parlamentarios o a los concejales, quienes están representando a cientos de ciudadanos de todo el territorio.
Apenas han pasado unos días desde los mortales atentados cometidos tanto en Barcelona como en Cambrils, y que han matado a 16 personas, decenas de heridos, y han dejado a nuestra sociedad totalmente conmocionada.
Parece a veces increíble lo que está sucediendo en la actualidad política catalana. Hemos pasado de lo que algunos podrían haber titulado como un sueño utópico o una reivindicación regionalista, a una triste pesadilla donde llevamos inmersos unos cuantos años.
Cada día es más difícil subir la persiana. Esta frase es cada vez más común entre los pequeños comerciantes de barrio que hacen un esfuerzo titánico para salir adelante.
Es conocido por todos que los Ayuntamientos como administración más cercana tienen amplias competencias como son el alumbrado público, alcantarillado, mantenimiento de la via pública, policía local, y un largo etcétera.
Est El pasado 26 de junio los ciudadanos acudimos a las urnas para escoger el nuevo gobierno de España. En nuestra comarca, Podemos, el partido que había ganado en diciembre, repitió posición a pesar de sufrir un duro revés y perder casi 15.000 votos en apenas seis meses. También Ciudadanos perdió aproximadamente los mismos apoyos que Podemos en el Baix Llobregat por lo que son ambas formaciones políticas las más perjudicas en la repetición de los comicios a nivel comarcal.
Este de mes de junio tenemos una importante cita con las urnas. Unas nuevas elecciones para elegir el gobierno de nuestro país que se convierten en una especie de segunda vuelta de las elecciones ya realizadas en diciembre del año pasado.
Hace ya bastantes semanas que las diferentes playas de nuestra comarca se han preparado para recibir a los millones de visitantes que cada año disfrutan de ellas, de nuestro excelente clima y de la multitud de servicios que podemos encontrar allí.
Hace apenas unos días veíamos por todos los medios de comunicación como entre dos formaciones políticas (PSOE y Cs) se firmaba un pacto de gobierno que propició la fallida investidura del Sr. Sánchez, donde se establecía la supresión de las Diputaciones.
Hace apenas unos días, el Pleno del Ayuntamiento de Castelldefels, aprobó las nuevas Ordenanzas Fiscales para el año que viene con una triste noticia para los bolsillos de los contribuyentes de esta ciudad del litoral del Baix Llobregat.
Las pasadas elecciones del 27 de septiembre han supuesto un duro varapalo para la causa secesionista que busca la independencia de Cataluña del resto de España. La mayoría de los catalanes hemos votado a partidos que no promueven la secesión, que ponen el acento en otros temas que realmente son del interés del conjunto de los ciudadanos.
Algunos políticos que se jactan de escuchar a los ciudadanos, se olvidan de ellos en cuanto han depositado el voto en las urnas. Después de las elecciones, las asambleas ciudadanas y la participación en general quedan aparcadas.
Parece que para algunos de nuestros gobernantes únicamente existimos a la hora de pedir el voto. Una vez que ya lo han logrado, sufren una extraña disfunción que les impide recordar todo lo prometido, los compromisos adquiridos, y especialmente, las verdades necesidades que como dirigentes públicos deben tratar de cubrir.
Hace apenas unos meses fuimos conocedores de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que da la razón a los trabajadores del consistorio municipal quienes denunciaron al Ayuntamiento por no abonarles el 1% durante los años 2007, 2008 y 2009, tal y como estipulaba el acuerdo del Gobierno Central (entonces en manos del presidente Rodríguez Zapatero) y de las principales organizaciones sindicales del país.
Hace apenas unos días hemos conocido de la mano del presidente Rajoy que se realizará una importante serie de inversiones en Cataluña por parte del Gobierno de España, y que tendrán un destacado impacto en nuestra comarca, el Baix Llobregat.
Algunos de nuestros gobernantes creen que por el simple hecho de tener un cargo público pueden enarbolar la bandera de la “voluntad del pueblo” y con ese nuevo status poder mantenerse al margen de cualquier norma o ley que no les guste o que simplemente pretendan burlar.
Socialistas abrazados al separatismo
Estas últimas semanas hemos padecido con mayor intensidad una ola de frío y de lluvia que ha cubierto toda nuestra comarca. La gripe y el resfriado han mandado a casa (en el mejor de los casos) y a ambulatorios y hospitales (en el peor) a muchos ciudadanos.
En los últimos meses, julio y agosto, hemos visto un aumento del paro en nuestra comarca en casi 2000 personas. La verdad es que es una noticia triste, y no cabe justificarlo con que en cada verano se despide al final de la temporada a aquellas personas que han sido contratas de forma eventual.
Cada verano suele ocurrir que con motivos de las vacaciones estivales se reduce la actividad y hay menos noticias de calado en los medios de comunicación.
Son muchos los municipios de la comarca del Baix Llobregat que están debatiendo diferentes propuestas para que la selección española absoluta de futbol vuelva a jugar un partido oficial en la provincia de Barcelona.
Hace apenas pocos días, casi in extremis, se alcanzaba un acuerdo entre la CUP y Junts pel Sí para “jubilar” a Artur Mas, y nombrar como nuevo presidente al que hasta ese momento ha liderado la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), de la cual Castelldefels tristemente forma parte por el pacto entre socialistas, Iniciativa, Podemos y Esquerra.
Dentro de unos días, los vecinos del Baix Llobregat y del resto de España estamos llamados a participar en las urnas para decidir quién nos debe gobernar los próximos años y dirigir las riendas de nuestro país.
Estamos viendo con mucho estupor como desde diferentes ámbitos independentistas se está tratando de captar a ciudadanos de otros países que viven en nuestros municipios, para tratar de aumentar la minoría rupturista que quiere separarnos del resto de España.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Agencia Publicitaria Llobregat, S.L. :: Raurich, 62 :: 08830 Sant Boi de Llobregat
Contacto
0,59326171875