www.elllobregat.com
La empresa Anticimex, ubicada en Sant Just Desvern, pone en marcha el primer laboratorio de investigación de chinches de España
Ampliar

La empresa Anticimex, ubicada en Sant Just Desvern, pone en marcha el primer laboratorio de investigación de chinches de España

lunes 26 de octubre de 2015, 18:03h

El objetivo es analizar el comportamiento de las chinches, la plaga que más ha crecido en estos últimos años, para desarrollar nuevas medidas de control

Eficacia, seguridad y sostenibilidad con el medio ambiente. Bajo estos tres ejes, la empresa referente en control de plagas e higiene ambiental, Anticimex, con sede en Sant Just Desvern, ha inaugurado el primer laboratorio privado de chinches de España.

Anticimex da así un paso al frente en el sector con el objetivo de desarrollar nuevas medidas de control de la que es considerada la plaga que más ha crecido en estos años y que mantiene una alta incidencia para la sociedad y para la salud pública. Hasta un 95% más de chinches hay actualmente en comparación con cinco años atrás: “Con esta apertura, podremos desarrollar nuevas medidas de control de plaga así como perfeccionar las ya existentes con la mínima intervención de productos de síntesis química”, asegura el director técnico de Anticimex España, Jordi Tapias.

La compañía considera que las chinches representan una problemática social y de salud pública debido a su compleja biología y a su comportamiento, además de la resistencia que muestran ante los actuales insecticidas y las praxis que se llevan a cabo en algunos tratamientos: “Tradicionalmente se ha intentado erradicar las chinches con productos químicos, lo que sin duda ha favorecido su resistencia a los plaguicidas. Y esta realidad, junto al considerable aumento de población de este insecto, hace más necesario que nunca estudiar su comportamiento para hallar y perfeccionar técnicas ecológicas que resulten eficaces y no sean dañinas para las personas cuando se apliquen, por ejemplo, en el interior de hoteles y casas particulares”, comenta Tapias, que apuesta por la vía ecológica.

En este sentido, el incremento de la actividad turística y el mayor tránsito de mercancías y equipaje –zonas proclives para convertirse en el hábitat temporal de estas especies- no ayudan a reducir la plaga. En relación con la salud, las chinches no transmiten enfermedades, pero sí pueden generar reacciones alérgicas o rojeces, entre otras molestias, ya que se alimentan únicamente de la sangre tras picarnos en la piel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto