www.elllobregat.com

El río Llobregat: próximo atractivo turístico internacional

viernes 11 de noviembre de 2016, 12:27h

Marc Castells: “El Llobregat, que ha trabajado durante 200 años por nosotros, ahora necesita un descanso y una jubilación dorada” | Joan Ramon Casals: “Molins de Rei es la puerta de entrada al río y también a la sierra de Collserola”

El río Llobregat, que “ha trabajado durante 200 años por nosotros, ahora necesita un descanso y una jubilación dorada”, ha asegurado este viernes Marc Castells, vicepresidente segundo de la Diputación de Barcelona. Y es que el río Llobregat ha sido protagonista de la cuarta mesa redonda del Ciclo de Infraestructuras, celebrada en Molins de Rei. El proyecto “Via Blava” de la Diputación de Barcelona pretende hacer de esta infraestructura natural un atractivo turístico global, aprovechando los millones de turistas que visitan Barcelona. El río Llobregat, que históricamente siempre ha sido una infraestructura básica de Cataluña, se convierte así en un factor clave para su desarrollo económico y turístico.

Spoiler

“Via Blava transformará el Baix Llobregat”, ha avanzado Marc Castells, alcalde de Igualada y vicepresidente segundo de la Diputación de Barcelona que lidera el Proyecto Via Blava por el Llobregat. Con un presupuesto de 25 millones, la institución provincial está desarrollando el Plan Director Urbanístico, que aporta a las administraciones públicas la legitimidad para actuar. Tal y como ha adelantado Castells, un dron recogerá las imágenes del nuevo recorrido en la presentación del proyecto, que se prevé poner en marcha de aquí a un año y medio. La espectacularidad de las imágenes a vista de pájaro de los paisajes que recorre el río desde Castellar de N’Hug al mar en El Prat. El proyecto contempla un total de 300 kilómetros de parque fluvial, al incluirse también los afluentes Anoia y Cardener.

Para Marc Castells, se trata de un “proyecto de país” de más de una legislatura. Un proyecto que también atrae a otros ríos de Cataluña, puesto que municipios ribereños de, por ejemplo, el río Foix, ya se han manifestado a favor de realizar un proyecto similar.

Molins, pubilla del Llobregat

El encuentro, organizado por el Cercle de Infraestructuras y BCN Content Factory con la colaboración de El Llobregat, la Diputación de Barcelona y el Foro FemLlobregat de Aeball, ha puesto el foco en el potencial turístico del río, tanto desde el punto de vista doméstico como internacional. “Turistas de alrededor de Europa acogerán con gusto esta oferta de senderismo”, ha adelantado Castells. El líder de la Via Blava confía en tener “todos los elementos necesarios para crear riqueza y empleo”, aunque ha prometido “gestionar la ocupación masiva de estos espacios”, ya que desde el público se ha denunciado la utilización del parque de ribera desde Martorell al mar por parte de vehículos motorizados, un extremo que distorsiona el carácter peatonal o ciclista del paseo.

El alcalde de Molins ha recordado que los orígenes de la población y el propio nombre tienen relación con los molinos de trigo que se instalaron antaño accionados por la energía hidráulica del río. Otra infraestructura histórica de la población fue la construcción del puente de Carlos III, conocido popularmente como el de Cuatro Caminos, y el Canal de la Infanta. En la actualidad, Molins es la puerta de entrada al Llobregat y también a la sierra de Collserola, de manera que constituye la rótula de ambos espacios naturales.

Joan Ramon Casals también ha reclamado la implantación de la T Mobilitat, la extensión del carril bus desde la Diagonal por toda la B-23 y la construcción de dos rotondas en la carretera paralela al río y en la unión de Molins y El Papiol a la altura del puente de Carles III. En el ámbito comarcal, los puntos débiles de la falta de conexión a ambos lados de la ribera también han sido subrayada por el alcalde molinense como preámbulo a la serie de carencias en materia de infraestructuras en la comarca del Baix Llobregat. A saber: la variante de Vallirana, acabar la pata sur de las rondas a la altura de Sant Boi, el soterramiento de las vías del tren a su paso por L’Hospitalet y Sant Feliu y más inversiones en Rodalíes, empezando por hacer accesible la estación de tren de Molins de Rei.

Bajo el título “El río Llobregat, infraestructura natural”, el encuentro ha defendido el valor incalculable del Delta del Llobregat. Un valor que grandes metrópolis como Nueva York se esfuerzan por conseguir, al desurbanizar zonas para conseguir tierras libres para cultivar. “Nos ilusionamos viendo paisajes alrededor del mundo y nos olvidamos de los increíbles espacios que tenemos aquí”, ha puntualizado Marc Castells. A pesar de que hace años que los ciudadanos del Baix Llobregat han recuperado el río para desarrollar actividades de ocio, como correr, ir en bici o pasear, muchos siguen sin darse cuenta de su potencial. El río Llobregat, un espacio en medio de la densidad urbanística más extrema, se trata de un privilegio, del que a veces ni si quiera se es consciente.

Cambio de tópicos

“El río Llobregat vuelve a ser azulado”. Está sería la letra de la Trinca, a día de hoy, después de que hace 35 años estuviera “amarronado”. La recuperación medioambiental del río en las últimas décadas es indiscutible, aunque es cierto que, al tratarse de un río mediterráneo con caudal limitado, continúa siendo muy sensible a la contaminación. Tal y como ha explicado el científico Enrique Morillas, vicepresidente de la sección técnica del Medio Ambiente del Colegio de Químicos de Cataluña, “actualmente el 85% de sus aguas está en buen estado químico y únicamente once masas de agua no alcanzan estos niveles de calidad”.

El tópico de la mala calidad de las aguas del río está obsoleto, según Morillas. A pesar de la mala fama histórica de sus aguas, la situación se está revirtiendo, gracias a diferentes planes de saneamiento que vienen dándose desde 1982 en Cataluña. La salinización del Llobregat es historia, tal y como recogió en 2015 la resolución de la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña. Además, actualmente Cataluña cuenta con 513 depuradoras, de las cuales cerca de 90 están a nivel del Llobregat. La evidencia de su recuperación es el potencial de fauna y flora en la zona del delta. Por ejemplo, después de un siglo, las nutrias han vuelto a detectarse en el Llobregat, constatando la evolución de la calidad biológica del río.

El alcalde de Abrera, Jesús Naharro, presente entre el público, ha reclamado una mayor coordinación entre administraciones a la hora de abordar las infraestructuras, así como la mejora del acceso al río desde su población y la ejecución del nuevo colector de salmueras.

Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto