www.elllobregat.com
Sobre la información, San Ildefonso y la solidaridad del PSC

Sobre la información, San Ildefonso y la solidaridad del PSC

Por Pablo Heerdt - Coordinador de la Agrupación de C's Cornellà y asesor del grupo municipal

jueves 02 de marzo de 2017, 01:24h
El gobierno del PSC de Antonio Balmón nos engaña. Sus eslóganes “Govern obert” y “A prop teu” enmascaran la realidad de una ciudad en la que la participación ciudadana es de las más restrictivas del Baix Llobregat, ¡incluso entre los propios gobiernos socialistas!

Y qué decir de la información, o desinformación por ser más preciso, que brinda a la ciudadanía a modo de guiso interesado, aderezado con el apagón informativo al que somete a la oposición y a los discrepantes y servido a los comensales-ciudadanos mediante unos medios de comunicación municipales que se limitan a transmitir un mensaje único a mayor gloria de tan hábil cocinero; el alcalde.
Dada la ausencia de medios de comunicación locales de amplia difusión que contrarresten con la verdad la propaganda, medias verdades o tergiversaciones del gobierno municipal, un 62% de nuestros convecinos/as de entre 30 y 50 años, se informa de las noticias de la ciudad mediante el boletín municipal “Cornellà Informa”. Una publicación controlada por el equipo de gobierno, en la que no pueden participar los ciudadanos/as, ni en una sección de cartas al Director. Claro, eso en los boletines no se hace…
Lo mismo la radio municipal -de audiencia desconocida- que, a diferencia de otras localidades, limita su acceso a los concejales, por lo que lleva varios programas sobre el estado de la ciudad suspendidos cuando no pueden asistir.
No sorprende, por tanto, que pocos conozcan la inadmisible actuación del gobierno balmonista, en el barrio de San Ildefonso, donde tenemos un ejemplo de su evidente indiferencia hacia quienes están más necesitados de justicia social.
Frente a la evidencia de edificios que requieren una urgente rehabilitación por suponer un riesgo para la seguridad de inquilinos y viandantes, como sucede en la calle de la Acacia, o la calle del Cedro; frente a la evidencia de los escasos recursos económicos de los propietarios, lo que impide a sus comunidades realizar las reformas necesarias; frente a las peticiones de ayuda al Ayuntamiento y los ejemplos gráficos aportados, ¿cuál es su respuesta? Abrir un expediente a la comunidad de propietarios.
De la ocupación de viviendas propiedad de bancos, por personas que han creado problemas de convivencia, como sucede en la calle Frambueso o Caoba, ni hablamos. Ya se sabe, ante problemas complejos, mejor ponerse de perfil.
No se preocupe pues la población afectada. Sus cornisas podrán caerse a trozos, sus fachadas parecerán la borda de un pesquero por tanta red y mallas, sus escaleras contarán con vecinos indeseados, pero siempre les quedará la alternativa de pasear por los futuros equipamientos de un “Cornellá más verde”.
Y es que parafraseando al gran Groucho Marx: “hay gente que partiendo de la nada y con su sólo esfuerzo, ha llegado a alcanzar las más altas cotas de insolidaridad e hipocresía”. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto