www.elllobregat.com
El desafío del urbanismo en L’Hospitalet centra el primer ‘Sopar Crític’ de FIC
Ampliar

El desafío del urbanismo en L’Hospitalet centra el primer ‘Sopar Crític’ de FIC

viernes 07 de diciembre de 2018, 13:06h
El exalcalde Vicenç Capdevila inauguró el ciclo de cenas organizado por la entidad cívica.

La Masia Museu Serra fue el escenario el 16 de noviembre del primer ‘Sopar Crític’ de Foment de la Informació Crítica de l’Hospitalet (FIC-LH) con los alcaldes vivos de la ciudad. El primero en ser sometido a examen para explicar su mandato fue Vicenç Capdevila, alcalde de la ciudad entre 1973 y 1977.

La primera sesión de este ciclo de cenas reunió a unas cuarenta personas, que escucharon los pormenores de los cuatro años de gobierno Capdevila en L’Hospitalet. Entre los asistentes estaba el exalcalde socialista Celestino Corbacho -que será el invitado especial al ‘Sopar Crític’ programado en el mismo lugar el 8 de febrero-, el regidor del PDeCAT en el Pleno, Jordi Monrós -único cargo electo actual de L’Hospitalet que asistió al acto-; el presidente del Centre d’Estudis, Manuel Domínguez, y Richard Burton, hospitalense afiliado al PSC y secretario general del PSOE en el Reino Unido.

El encuentro arrancó con el discurso de bienvenida de la presidenta de FIC, Eva Jiménez, que agradeció a los presentes su asistencia y explicó las líneas generales y funcionamiento del acto. Seguidamente, fue el turno del secretario de FIC, Jesús A. Vila, que hizo un perfil de Capdevila, en el que destacó su labor de promoción de la cultura en la ciudad y su figura de alcalde “de tránsito” al final de la dictadura. Por otra parte, Vila destacó el esfuerzo de Capdevila por limitar la edificación en una ciudad -sobre todo en los barrios de Bellvitge y Gornal- que a principios de los 70 del siglo pasado ya bordeaba los 250.000 habitantes. De hecho, el urbanismo fue lo que ocupó más espacio en las intervenciones de los comensales y periodistas presentes, que después de los postres abrieron fuego con preguntas sobre los años de gobierno del exalcalde.

El urbanismo, una cuestión eterna
Por lo que respecta al patrimonio, en la primera línea de la actualidad de la segunda ciudad de Cataluña, Capdevila apostó por “proteger el poco que tiene la ciudad”. Preguntado sobre proyectos e iniciativas que se quedaron en el tintero, el exalcalde reconoció que le hubiera gustado “culminar” la renovación del Gornal, donde, según recordó, impidió que se construyesen más viviendas de las que había previstas en un principio y reservó ese espacio para equipamientos. En esta línea, además, alertó sobre los peligros que podría conllevar lo que definió como “rebrote” de la construcción [ver páginas 6-11]. “Puede que tengamos que lamentarnos otra vez”, avisó. Fue en este tema, el del urbanismo, donde Capdevila se mostró más enérgico, en concreto cuando se hizo referencia al Plan General Metropolitano (PGM) de 1976. “Para vergüenza de los que gobiernan, no se ha actualizado todavía”, afeó el exalcalde.

¿Ciudad a dos velocidades?
A la hora de tratar otro de los temas estrella de la ciudad, las famosas “dos velocidades” entre los barrios del norte y la zona de plaza Europa que tanto tira en cara la oposición al gobierno de Núria Marín, Capdevila no hizo valoraciones sobre la situación actual y argumentó que durante su mandato “no se barrió” hacia ningún sector de la ciudad en concreto, y puso como ejemplo su intento de llevar festivales y otros acontecimientos culturales a todos los barrios.

Quien quiso poner su granito de arena con una intervención en este sentido fue Corbacho, que después de elogiar la labor de Capdevila y destacar el estima que despertaba el edil entre los vecinos, certificó que sí que hay una ciudad “a dos velocidades”. Sobre los problemas de densidad poblacional que afectan a los barrios del norte de L’Hospitalet, Corbacho aseguró que no se resolverá “hasta que no se derriben edificios” para esponjar esas zonas. “Esos problemas no se resuelven con un plan parcial”, apostilló.

De la política municipal a la nacional
Capdevila también tuvo que responder a preguntas relacionadas con su salto de la política municipal a la nacional, de la mano de Adolfo Suárez, que lo nombró director general de la Administración Local, además de ser diputado constituyente en el Congreso -y más adelante en el Parlament-. “Fue una etapa bonita”, reconoció el exalcalde, que argumentó que él no decidió dejar la ciudad “para hacer carrera en Madrid”, sino que más bien le “tocó” hacerlo. Capdevila aprovechó esta parte del acto para reivindicar la Transición, de la cual dijo que era “objeto de admiración mundial”.

Por último, otro de los grandes temas de actualidad, el proceso independentista, salió a la palestra de la mano de Monrós, que preguntó a Capdevila qué hubiera hecho de haber sido alcalde de la ciudad el 1 de octubre del año pasado, durante el referéndum. El exalcalde no quiso entrar en polémicas y se limitó a decir que “hay muchos elementos a contemplar”.

El ciclo de ‘Sopars Crítics’ continuará en enero con Juan Ignacio Pujana, alcalde entre 1979 y 1944. Celestino Corbacho, primer edil de 1994 a 2008, será el siguiente, el 8 de febrero, mientras que la actual alcaldesa Núria Marín se sentará como invitada en este formato de cenas el 1 de marzo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto