www.elllobregat.com
Foto de García entrenando en Viladecans.
Ampliar
Foto de García entrenando en Viladecans. (Foto: Cedida)

El campeón olvidado que conquista oros y lucha por la inclusión LGTBI

jueves 03 de octubre de 2019, 23:38h
El deportista salió del armario en 2015, durante un campeonato de España. El atleta lamenta que haya compañeros homosexuales que se escondan por miedo. Pese a sus éxitos, el Govern no reconoce al viladecanense como deportista de élite

Marc García Paredes, de Viladecans y 22 años, ganó el año pasado la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Kickboxing. En casi 10 años de competición, tiene a sus espaldas diferentes oros en los campeonatos de España, Europa y Mundiales, aunque no ha sido reconocido por sus logros deportivos en su tierra natal. No todos son profetas en su tierra, pero sí pueden hacer que algo cambie en el deporte y la sociedad. Así lo hizo García cuando decidió “salir del armario” y hacer público que era homosexual durante el Campeonato de España de 2015.

La homosexualidad en el deporte
“Los primeros años no sabía que era homosexual”, explica García a El Llobregat, una vez ya retirado. El atleta explica que era algo que no tenía presente en su vida. “La orientación sexual no debe influir en lo que haces en el tatami”. Esa idea contrasta con la discreción con la que otros competidores deciden no exponerse a decirlo por miedo a represalias, aunque en el mundo del kickboxing hay muchos homosexuales, asegura el viladecanense.

Estaba claro que no iba a ser un camino de rosas admitir un tema tabú en el deporte. Los compañeros y amigos de competición se tomaron muy bien la noticia de García, pero no tanto los entrenadores. En una competición contra Francia, al ganar a su contrincante, el entrenador de la selección francesa gritó a su pupilo: “Vergüenza te tendría que dar que te haya ganado un maricón”. Este primer insulto iría acompañado de un calentón a destiempo de otro entrenador, ejerciendo García las funciones de árbitro, cuando le espetó: “Esos dos danes que tienes te los voy a meter por el culo, que seguro que te gusta”. En ambos casos, los dos entrenadores le pidieron “mil veces” disculpas por lo ocurrido, recuerda García.

Ciudadanos y el colectivo LGTBI
García también ha hecho sus pinitos en política. Fue el número seis en las listas de Ciudadanos Viladecans para las elecciones municipales de 2019. No logró el acta de concejal, dado que el partido naranja obtuvo tan solo cuatro concejales. Sobre el veto a Cs en el desfile del Pride 2019 en Barcelona, por acusaciones de homofobia por parte de algunos colectivos LGTBI, el atleta asegura que el aislamiento en el desfile vino dado por la “falsa creencia que Ciudadanos ha pactado con Vox”, en referencia a la polémica formación de gobiernos del PP apoyados por la formación ultra y Ciudadanos, como en Andalucía, Murcia o Madrid.

Sea como sea, García es crítico con el movimiento. “A nivel personal el colectivo LGTBI no me representa”, reconoce García tras el veto en el Pride barcelonés. Matizando que “es ahora cuando no me representan” porque, otra cosa es cuando “se empezó a luchar por los derechos y lo que se ha conseguido desde entonces”. Por ello, acusa al colectivo de ser una “institución politizada y con una ideología muy marcada”. Hecho, que, según García, deja fuera a otras formaciones que “siguen luchando por los derechos LGTBI”.

Llegar a lo más alto en silencio
Volviendo al deporte puro y duro, las dos principales modalidades de kickboxing, light contact y semi contact, se diferencian por el tipo de puntuación. En la primera, los puntos a la cabeza y al cuerpo se hacen de forma ininterrumpida con tres árbitros observando con ‘clickers’ y sumando los diferentes marcajes. No se permiten KOs en el tatami. Sin embargo, en el semi contact con cada punto se para la pelea.

García ha competido en ambas modalidades, en las que ha vencido indistintamente. Pero, a veces, la competitividad hace subir el nivel de potencia. Así, el atleta recuerda como en un Campeonato de España, en la categoría de light contact, el presidente de la Federación Española de Kickboxing tuvo que parar el combate por la agresividad de la pelea. Estuvieron a punto de ser expulsados, pero al final todo acabó con un toque de atención. Ahí aprendió el atleta su primera lección de deportividad, con la que seguiría hasta el campeonato mundial.

Pese a ello, los medios y la administración no reconocieron su palmarés. Eso hizo que dejara de competir a los 21 años, en 2018. La Generalitat de Catalunya se negó a reconocerlo como deportista de élite. El único recuerdo que le queda es el diploma honorífico que otorga el Ayuntamiento de Viladecans en la ‘Nit de l’Esport’. III

Denuncia una agresión homófoba violenta en Barcelona
Marc García estaba de fiesta en una discoteca de ambiente de la capital catalana cuando, la madrugada del 8 de septiembre, al terminar la celebración, decidió volver a casa caminando –hace unos meses cambió su residencia de Viladecans a Barcelona-. Dos hombres lo siguieron y le insultaron llamándole “maricón de mierda”, hasta que la cosa se comenzó a poner violenta y le intentaron robar el móvil. García recibió un puñetazo, pero logró defenderse y perder de vista a los dos agresores que van a la caza y captura de jóvenes solos por las calles del Eixample. El atleta denunció ante el Observatorio contra la Homofobia lo sucedido pocos días después.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto