www.elllobregat.com
Aparcar el bocadillo de chorizo y abrazar la Dieta Mediterránea
Ampliar

Aparcar el bocadillo de chorizo y abrazar la Dieta Mediterránea

viernes 06 de diciembre de 2019, 09:00h
Un estudio pionero demuestra que los hábitos saludables mejoran la salud física y mental. Seiscientos trabajadores de SEAT han sido objeto de análisis durante seis meses.

Incorporar hábitos saludables mejora los principales indicadores de salud en seis meses. Así lo ha desvelado el estudio MedCARS, pionero a nivel mundial y con la mayor muestra de personas sanas, sobre intervención multifactorial en hábitos de vida saludable, presentado a finales de noviembre por SEAT, IrsiCaixa, Hospital Clínic, ITAE Empresas y científicos de la Universidad de Harvard. La investigación se ha realizado durante seis meses en las fábricas de SEAT en El Prat y la Zona Franca, donde se ha monitorizado a 565 trabajadores -300 en la Zona Franca y 265 en la del El Prat- para comprobar cómo el cambio de estilo de vida puede incidir en su estado de salud.

Los tres ejes de MedCARS se han basado en la dieta mediterránea, el incremento del ejercicio físico y la salud emocional o mental para intentar demostrar cómo influyen estos factores en la vida de los trabajadores. Para este fin se crearon dos grupos: uno de control, en la fábrica de El Prat, y otro de intervención, en la Zona Franca. En el centro pratense se sustituyeron los bocadillos de embutido por aguacate, queso fresco o vegetales crudos, promocionando el ejercicio físico libre entre los voluntarios del estudio, mientras que en la Zona Franca la asesoría fue completa con un rango de actuación que implicaba a las familias y se les hacía un seguimiento expreso física y psicológicamente.

¿Cómo ha trabajado el equipo de MedCARS?
Los casi 600 empleados sin enfermedades graves que se prestaron voluntarios tuvieron que pasar una revisión médica integral antes y después de acabar el tiempo de estudio. La implicación familiar, la motivación, el trabajo en equipo y la proactividad fueron claves para seguir una dieta estrictamente mediterránea complementada con ejercicio físico. Entre los complementos nutricionales, se suministraban a los trabajadores cinco litros de aceite de oliva virgen y 30 gramos de frutos secos al día, un bocadillo saludable durante la jornada laboral o una oferta saludable en máquinas de venta.

Más de 10 millones de datos
El análisis se ha realizado en el marco del Comité Científico SEAT Empresa Saludable y ha confirmado la correlación directa entre Dieta Mediterránea, el cambio de hábitos real y la mejora del estado de salud. La investigación ha recopilado, además, la mayor base de datos mundial del microbioma asociado a una intervención con Dieta Mediterránea, con más de 10 millones de datos.
Respecto a los resultados, se centran en siete variables: el peso, el diámetro de la cintura, el perfil lipídico, la inflamación -asociada a la progresión de la arteriosclerosis-, adhesión a la Dieta Mediterránea, la salud mental y la calidad del sueño. La adhesión a la Dieta Mediterránea fue un éxito tanto en El Prat como en la Zona Franca, destacando que los trabajadores de la fábrica pratense estaban más acostumbrados a seguir este tipo de alimentación que los del otro centro.

En el caso del peso, aunque las dos muestras eran diferentes, la de control en El Prat tenía una media entre sus trabajadores mayor, lo que provocó que, a pesar de la actuación específica en ejercicio físico y asesoramiento mental que se realizaba en la Zona Franca, la disminución del peso medio de los empleados fuera superior. Aunque la falta de ejercicio físico provoca que la sustitución muscular de la grasa no se produzca y en el caso de El Prat el diámetro de la cintura aumente mientras en el de intervención, en la Zona Franca baje drásticamente.

La calidad de vida es una variable básica para incrementar la salud, que con hábitos saludables hace mejorar problemas como la dificultad de conciliar el sueño. El asesoramiento del grupo de la Zona Franca de carácter emocional hace que los parámetros psicológicos sean mejores que en El Prat y esto se refleja, de la misma manera, en la calidad del sueño. En definitiva, el estudio MedCARS demuestra que una alimentación saludable ayuda a la pérdida de peso, pero sin ejercicio físico y con la concienciación psicológica adecuada el resto de los marcadores de salud empeora.

La doctora Patricia Such, directora de Salud, Seguridad y Emergencias de SEAT, asegura que “la salud es clave para aumentar la competitividad y productividad dentro de la empresa”, lo que prueba que los cambios físicos y psicológicos en trabajadores de la multinacional del automóvil “hacen mejorar su salud”, y, por ende, mejora el nivel de trabajo de sus empleados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto