www.elllobregat.com
El covid-19 roba a los niños el “truco o trato” de la noche de Halloween

El covid-19 roba a los niños el “truco o trato” de la noche de Halloween

lunes 12 de octubre de 2020, 10:00h
Protección Civil define un paquete de medidas especiales para contener la expansión del coronavirus que aguarán las fiestas y celebraciones típicas como la castañada (31 de octubre) y el Día de Todos los Santos (1 de noviembre)

A quienes tradicionalmente les gusta celebrar el Día de Todos los Santos, la castañado o Halloween, este año les van a dar calabazas. La Protección Civil de la Generalitat (PROCICAT) ha compilado un paquete de medidas para impedir que se disparen los contagios del covid-19 en las celebraciones previstas para los próximos 31 de octubre y 1 de noviembre.

En algunos casos, las restricciones van a desdibujar o directamente prohibir, lo más popular de los eventos, especialmente entre los niños, que este año se van a quedar sin caramelos ni golosinas y sin poder disfrazarse para ir preguntando cada por casa aquello del “truco o trato”. Incluso si se opta por disfrazarse, el atuendo deberá incorporar la pertinente mascarilla, porque el ir disfrazado no exime de utilizarla.

Para empezar (como en cualquier otra jornada), las normas para los dos prohíben encuentros de más de seis personas, al menos que sean convivientes habituales en el mismo piso. Se prohíbe, como no, el consumo compartido de alcohol en la vía pública, fumar en espacios abiertos (si no se puede respetar la distancia debida) y, finalmente, se obliga a las personas el uso de la mascarilla, también cuando visiten los cementerios.

Panellets en la intimidad

Tampoco se podrán hacer cosas tan típicas de estos días como los pasajes del terror esporádicos (salvo que participen solo seis personas) e incluso habrá que extremar las precauciones para cocinar y degustar los esperados panellets. En este de estos dulces solo se podrán compartir prácticamente en la intimidad, entre grupos de convivencia, lavándose frecuentemente las manos con agua y jabón y llevando mascarilla. Y nada de compartirlos con grupos con los que no se comparte vivienda. Además, una vez que se acabe el ágape, los panellets tendrán que guardarse, cubiertos o bien envueltos, para evitar cualquier contaminación externa.

Por suerte, si que se podrán instalar en la vía público los tradicionales puestos de venta de castañas y boniatos, pero cumpliendo todas las medidas de seguridad, empezando por la presencia de un dispensador de gel hidroalcohólico y continuando con el uso obligatorio de mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad y la vigilancia continua de las paradas.

Todas las medidas del PROCICAT

El resto de prohibiciones y restricciones específicas que ha decidido Protección Civil y que tendrán que aplicarse y controlarse por todos los ayuntamientos catalanes son las siguientes.

Para la celebración de la Castañada y de Halloween:

- No se pueden hacer fiestas ni verbenas con baile, ni botellones en la vía pública

- No se puede hacer la actividad de “truco o trato” en la cual los niños van disfrazados de casa en casa para conseguir golosinas

- No se pueden hacer pasajes del terror esporádicos (si no es solo con grupos de máximo seis personas)

- Se recomienda la celebración de la fiesta en familia, en grupos reducidos (máximo seis personas), y evitando los encuentros con personas con las cuales no se ha tenido

contacto habitual en los últimos días. Es necesario ventilar muy bien los espacios de reunión.

- Es necesario cumplir con la distancia interpersonal de 1,5 metros, también entre las mesas en actividades de restauración.

Para la elaboración de los panellets,

cubrirlos o envolverlos para evitar cualquier

contaminación externa.

- Hay que recordar que una mascar de un disfraz no substituye una mascarilla de

protección.

- Se pueden habilitar paradas de venta a la calle de castañas y panellets cumpliendo

todas las medidas de seguridad (mascarilla, distancia interpersonal, dispensador de gel

hidroalcohólico, señalización y vigilancia…).

Para la visita a los cementerios:

- Aplicar un control de aforo respetando siempre el máximo de una persona por cada 2,5 m2. Es adecuado informar y señalizar este aforo.

- Establecer entradas y salidas diferenciadas siempre que sea posible, utilizando marcas

en tierra, señalización, vallas o cinta de balizamiento, y disponer de agentes de control de estas medidas.

- Obligación de llevar mascarilla en todo momento. No se puede comer ni beber dentro de los cementerios.

- Adoptar medidas de limpieza y desinfección periódica adecuadas a la intensidad de uso de las instalaciones y al número de usuarios, con especial atención en las zonas y espacios de uso común.

- Las personas podrán acercarse a depositar flores en los nichos manteniendo las medidas de higiene y respetando siempre la distancia interpersonal entre no convivientes.

- Los cementerios tendrán que disponer de papeleras, si es posible con pedal y tapa, para depositar residuos; así como dispensadores de gel hidroalcohólico en lugares

accesibles y visibles.

- En los cementerios grandes, habrá que establecer un aforo máximo de 2.000 personas a la vez o bien establecer sectores de como máximo 2.000 personas.

- Se recomienda a los usuarios limitar el tiempo de estancia en el cementerio y limitar el uso de bancos y asientos. Se recomienda también ampliar los horarios de apertura de los camposantos para distribuir la afluencia de visitantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto