www.elllobregat.com
El ‘Kintsugi’ que propulsará a Sant Boi
Ampliar

El ‘Kintsugi’ que propulsará a Sant Boi

viernes 08 de enero de 2021, 08:00h
El Kintsugi es una técnica de origen japonés del siglo XV que consiste en reparar la cerámica rota con un barniz de resina mezclado con polvo de oro.

La cicatriz de la reparación, que queda visible a simple vista hace que las piezas muestren su histórica y convierta su transformación en única, lo que les hace aumentar de valor. El Ayuntamiento de Sant Boi ha utilizado un método similar al nipón para reponerse de la desolación provocada por el covid-19 de una forma transversal e innovadora. El proceder de Sant Boi se ha convertido es un referente de cómo una ciudad mediana metropolitana puede aprovechar la reconstrucción tras una pandemia como una poderosa palanca de cambio para impulsar la economía local y la transformación urbana. Y todo ello, con el objetivo final de dotar a la ciudad de las herramientas necesarias para anticiparse a las crisis venideras y poder superarlas.

La alcaldesa de Sant Boi, Lluïsa Moret (PSC) explica que, desde que comenzó la pandemia del coronavirus en marzo del año pasado (y de eso hace ya nueve largos meses), la máxima prioridad de la actividad municipal ha sido “el apoyo a las familias, comercios y sectores empresariales más afectados” por la crisis económica y social generada por la pandemia. Todo este esfuerzo se ha plasmado en un plan de recuperación socio-económica (dotado de una inversión de 5,1 millones de euros, que incluyen los 3,7 millones de euros en concepto de impuestos que se va a ahorrar la ciudadanía) que está integrado por tres actuaciones complementarias: el Pla de Xoc, Reactivem Sant Boi y el Pacte de Ciutat.

El consistorio ha sabido aprovechar la (triste) oportunidad que ha ofrecido la pandemia del covid-19 para transformar la ciudad e innovar en la aplicación de medidas y ayudas. Y todo gracias “a la unidad política (de todos los partidos con representación en el plenario municipal) y la cooperación con los operadores sociales, que han sido la clave del éxito de todas las iniciativas” reconoce la alcaldesa.

Entre los proyectos municipales más aplaudidos impulsados desde el consistorio destacan las tarjetas monedero para comprar el los comercios de proximidad y el programa Futur (que subvenciona hasta un 70% del coste de las inversiones efectuadas por 121 empresas y microempresas) y que ha supuesto una inversión global de 700.000 euros.

Desde el ayuntamiento, también se ha puesto el acento en apretar al máximo para rescatar a los sectores más vulnerables y afectados. Por este motivo, se han invertido más de 700.000 euros en el ámbito sanitario y en servicios sociales (se ha atendido a 60 familias vulnerables). Y otros 400.000 euros apara apoyar al sector cultural, y los artistas locales. También se han destinado 735.000 euros a la creación de empleo, con la contratación de agentes de salud, de apoyo educativo y deportivo específicos y para personal para reforzar los servicios sociales.

Moret destaca que el Sant Boi de los tiempos del covid-19 “se ha convertido en un espacio donde poder ensayarse el nuevo modelo de ciudad” que su equipo de gobierno tiene en mente. El ecosistema común de entendimiento creado a partir de la estrecha colaboración entre el Ayuntamiento de Sant Boi, los agentes sociales y los agentes económicos ha permitido dar con las mejores soluciones para cada una de las diversas necesidades que han ido surgiendo en estos nueve largos meses de incertidumbre.
Así el Kintsugi de Sant Boi será de manual: se repararán los daños generados por la crisis y “se estará preparado para adelantarse a las situaciones críticas o de gran necesidad que pueda haber en un futuro, tanto de carácter social como empresarial”, incide la alcaldesa.

Para Sant Boi, superar la crisis del coronavirus ha constituido un “reto enorme” pero también ha ofrecido una oportunidad para acelerar la transformación del municipio. La nueva ciudad va a orientarse hacia un modelo donde “la movilidad sostenible, la lucha contra el cambio climático, la gestión de residuos y la eficiencia energética inspiran las actuaciones”, destaca Lluïsa Moret. Así, esta nuevo planteamiento de ciudad sostenible no solo aportará beneficios durante el tiempo de pandemia sino también en el futuro, cuando (por fin) se recupere una cierta normalidad. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto