www.elllobregat.com
Alumnos del ciclo inicial de primaria de la escola barrufet de sant boi que han participado en la sexta marató de l’energia
Ampliar
Alumnos del ciclo inicial de primaria de la escola barrufet de sant boi que han participado en la sexta marató de l’energia

Maratón de consumo responsable de energía en las aulas de L’H y Sant Boi

viernes 05 de marzo de 2021, 12:50h
Once escuelas públicas de ambos municipios compiten durante un mes con proyectos de suficiencia y reducción del gasto energético. Los coles de L’Hospitalet ahorraron un 21,2% en luz, 16,5% en agua y 47,8% en gas y los santboianos 18.000 euros en 2020.

La pandemia ha obligado a poner en el foco en conceptos como sostenibilidad, eficiencia, transición e innovación. Es más que evidente que la sociedad del siglo XXI se está dando cuenta de que tener una conciencia más ecológica no ayuda sólo al medio ambiente, sino que acaba siendo beneficioso para el propio bolsillo. Parte importante de esta transformación pasa por las generaciones más jóvenes, porque si se suman al cambio de mentalidad y las nuevas formas de consumo el éxito de este nuevo enfoque podría estar garantizado. Este es el principal motivo por el que desde varias escuelas del Baix Llobregat (Sant Boi y Gavà) y de L’Hospitalet se corre en la Marató de l’Energia, organizada por la Generalitat, y que tiene como objetivo que los alumnos aprendan a ahorrar recursos energéticos,

Tanto Seis escuelas de Sant Boi y cinco de L’Hospitalet han participado la sexta edición de la maratón (denominada “re-M”), con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre el consumo energético eficiente y disminuir las emisiones de CO2. En la segunda ciudad de Cataluña se han puesto los dorsales por segundo año consecutivo los colegios Prat de la Manta, Ramon Muntaner, La Marina, Busquets i Punset y La Carpa. han vuelto a participar por segundo año consecutivo en esta iniciativa. Los seis corredores de Sant Boi (escuelas Rafael Casanova, Barrufet, Antoni Gaudí, Antoni Tàpies, Parellada y Amat Verdú) son más veteranos y acumulan cinco participaciones seguidas.

Durante este mes de febrero, los centros inscritos han trabajado diferentes temas como alumbrado y aparatos eléctricos, climatización, agua, y emisiones y movilidad, en uno nuevo formato adaptado a este curso del covid-19, con grupos burbujas y clases virtuales. Estos conceptos se han abordado a través de cápsulas informativas con toques de humor que se enviaban de forma semanal y que planteaban un reto a los participantes.

Mario Quiñonero, técnico responsable del programa en L’Hospitalet, afirma que se ha seleccionado a los centros de la ciudad “que ya habían mostrado interés en el consumo energético”. Desde finales de noviembre de 2020 el Ayuntamiento de L’Hospitalet ha estado en contacto con los colegios para inculcarles el proyecto y se han realizado los trabajos previos para identificar los consumos de cada instalación.

Sugerencias de los expertos
Enero de 2021 ha sido un mes “de entrenamiento” en el que alumnos y profesores han aprendido a leer los contadores y los escolares han trazado sus propuestas para mejorar el consumo energético. El área de Espacio Público, Urbanismo y Sostenibilidad de la ciudad ha actuado como “mentor” y los expertos municipales han sugerido actuaciones a corto y largo plazo. Además, se han instalado indicadores de consumo energético en la entrada de las escuelas para visibilizar el ahorro.

Rubén Moreno, coordinador de las actuaciones energéticas en el colegio Busquets i Punset, del barrio Centre, afirma que este tipo de campañas escolares “dan una mayor visibilidad al aprendizaje y los alumnos son más conscientes”. En este colegio participan todos los alumnos, desde los tres a los doce años.

Los estudiantes más mayores son los encargados de las lecturas de contadores y de definir las líneas a seguir, mientras que en el resto de grupos se organizan lluvias de ideas y se trabaja el reciclaje, la reutilización y otras estrategias. Cada aula tiene un encargado de consumo responsable y el profesorado escoge aquellas iniciativas que sean fáciles de aplicar y que dependan de la propia escuela, ya que es donde el cambio se ve más rápido.

El Busquets i Punset no sólo trabaja el consumo energético responsable durante enero y febrero, pues aplica esta educación el año. Según Moreno, los alumnos se convierten en “ciudadanos del futuro y del presente” que, trasladan estas acciones a sus casas y se enseñan a los mayores los conocimientos adquiridos.

Los profesores del centro también están bajo la lupa de sus pupilos a través de un concurso en el que los niños los puntúan. Apagar los radiadores, cerrar bien las ventanas o aprovechar la luz solar son aspectos en los que los jóvenes examinan a sus docentes y, si se da la circunstancia, les pueden penalizar.

Aunque Moreno afirma que las primeras semanas había más descuidos, gracias a este concurso se ha logrado una concienciación “muy positiva a nivel global”. La experiencia ha demostrado ser muy enriquecedora en múltiples ocasiones. El año pasado, entre los cinco colegios de L’Hospitalet, consiguieron ahorrar un 21,2% en electricidad, un 16,5% en agua y un 47,8% en gas.

Las veteranos escuelas de Sant Boi también son plusmarquistas de la especialidad, ya que el año pasado generaron un ahorro de 18.000 euros que fueron destinados a actuaciones de prevención de la pobreza energética y lucha contra la emergencia climática, realidades agravadas por la pandemia. Está claro que proyectos como la Marató de l’Energia demuestran que “los niños son el futuro” y, que si se actúa a pequeño nivel, se consiguen grandes cambios, poniendo en marcha la transición hacia un nuevo modelo de sociedad. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto