www.elllobregat.com

La escuela de la segunda oportunidad sube la autoestima a la juventud de L’H

jueves 03 de junio de 2021, 17:45h
La ciudad cuenta con dos centros de apoyo a los jóvenes perdidos en el sistema educativo que abandonan muy pronto los estudios. La alcaldesa, Núria Marín, avala los buenos r esultados de la iniciativa que ha demostrado ser “válida, útil e indispensable”

Arnau era uno de los tantos jóvenes de L’Hospitalet perdidos en el sistema educativo. Con 20 años, y con problemas recurrentes en casa que habían repercutido en su ambición por sacarse una formación para poder ayudar monetariamente a la familia, andaba sumido en un mar de dudas. Hasta que encontró El Repartidor- Escuela Restaurante y como en una revelación supo a qué oficio quería dedicarse: ser cocinero. Nunca en sus anteriores años como estudiante se le había pasado por la cabeza.

En Cataluña, según los datos de la Coorporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), se calcula que un 13% de los jóvenes no consiguen sacarse el título de ESO y de los que acaban la etapa obligatoria de la secundaria, más de un 17% cuelga los libros y no sigue estudiando. Es lo que los expertos conocen como “abandono escolar prematuro”. Unos porcentajes tan significativos y un espléndido bagaje en la captación y recuperación de las ovejas prematuramente descarriadas han sido excusas más que suficientes para que hace unas semanas la Torre Barrina de L’Hospitalet (en el barrio de Collblanc) acogiera el V Encuentro Nacional de Escuelas de Segunda Oportunidad.

Las jornadas permitieron reflexionar sobre el preocupante abandono prematuro de las aulas (estamos hablando del 30% de los jóvenes de 16 años) con la vista puesta en índices que marca la Unión Europea, y que son “sensiblemente inferiores” a los de la media española y catalana, reconoce la organización del encuentro..

Una tabla de salvación
La elección de la factoría del Baix Llobregat Nord La experiencia de L’Hospitalet en las segundas oportunidades para escolares se sustenta en dos sólidos pilares que funcionan como referentes y que han acabado siendo la tabla de salvación de mucha gente joven: el Centro Municipal de Formación, ubicado en la carretera del Mig y con una trayectoria de 27 años, y El Repartidor-Escuela Restaurante, en la plaza del Repartidor. “Son dos centros pioneros en esta modalidad”, aseguran desde el Ayuntamiento de L’Hospitalet

La alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Marín (PSC), es garante de los buenos resultados cosechados por ambas escuelas, y que demuestran que este modelo educativo “es válido, útil e indispensable para que ningún joven sea excluido de la formación”. “Las escuelas de segunda oportunidad aumentan la autoestima de los jóvenes de entre 18 y 24 años desahuciados del sistema educativo. Y al aumentar la autoestima, se incrementan la ambición y las ganas de estudiar un oficio que les va a permitir tener un buen trabajo en un futuro medio”, apostillan fuentes municipales.

El Repartidor-Escuela Restaurante, que lleva cinco años en funcionamiento, es un buen ejemplo de que el modelo funciona porque “cada nuevo curso hay un incremento de alumnos”, aseguran desde el consistorio. Aunque buena parte del éxito de la iniciativa es fruto “de la gran actitud de la ciudadanía”, que no duda en poner su granito de arena y colaboración con el proyecto acercándose a El Repartidor, quedándose a comer y aplaudiendo el trabajo realizado por los jóvenes. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto