www.elllobregat.com
El Museo Agbar de las Aguas de Cornellá, patrimonio industrial y arquitectónico
Ampliar

El Museo Agbar de las Aguas de Cornellá, patrimonio industrial y arquitectónico

Laura García Martínez

viernes 04 de febrero de 2022, 09:00h

El Museo Agbar de las Aguas de Cornellá es parte de la Water Museums Global Network, una red internacional que tiene como objetivo concienciar y promover nuevos modelos de gestión más sostenibles.

En 2019 el “Museu de les Aigües” se convirtió en el primer museo de España en formar parte de esta red, bajo el reconocimiento de la UNESCO.
El Museo de las Aguas se define como un espacio cultural, patrimonial y educativo donde se divulga conocimiento acerca del ciclo integral del agua a través de valores como la inclusión, la diversidad, la pluralidad, la sostenibilidad, la cooperación y la información fiable. Situado en Cornellá de Llobregat, concretamente en la Carretera de Sant Boi 4-6, el Museo ocupa un edificio emblemático; uno de los edificios modernistas de la Central Cornellá, la planta de Aguas de Barcelona que se inauguró en 1909 con el fin de extraer agua del acuífero del Baix Llobregat para abastecer así a Barcelona y su área metropolitana.
Actualmente, la Central funciona igual que hace más de un siglo. La instalación hidráulica con la máquina de vapor original convive con las modernas bombas de impulsión. A pesar de que hoy en día el agua subterránea representa solo una pequeña parte del suministro total, la actividad de extracción del acuífero del río Llobregat sigue manteniéndose. Por lo tanto, el Museo Agbar de las Aguas combina su funcionamiento original con el ámbito museístico dedicado especialmente al agua, con el que promueve el conocimiento y aprendizaje a partir de actividades lúdicas y exposiciones para todos los públicos.
Debido a la situación de pandemia, el Museo se encuentra cerrado y las visitas y actividades se realizan de forma online, excepto el acceso a la potabilizadora, que es el único lugar abierto al público en estos momentos y que, por lo tanto, se puede visitar de manera presencial. Actualmente, la potabilizadora acoge hasta un máximo de cuatro visitas diarias, principalmente a escuelas, en grupos no superiores a 30 personas. El resto de las actividades y talleres se realizan de forma online, y encontramos para todos los públicos. Los niños cuentan con más de treinta actividades para disfrutar en familia o con el colegio, para edades de infantil, primaria y secundaria. También hay actividades destinadas a niveles superiores como estudiantes de bachillerato o universitarios, y finalmente para adultos. Estas son las actividades que se llevan a cabo en línea actualmente: Escape movie La Dama de Agua (para familias, adultos y jóvenes), Maquinaigües (para todos los públicos), El reto del milenio (para familias, jóvenes y escuelas), Horizone 2030: Una audioserie de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (para adultos), Exposiciones Virtuales (para todos los públicos), Aula Activa H20 (senior), ¿Cómo suena el agua? (familiar y escolar), Visita “imposible” (adultos), Viajes y agua (para todos los públicos), Visita 360º al Museo de las Aguas (para todos los públicos), Unas gotas de historia (adultos y senior), La Factoría del Agua, Espacio tinkering (familiar y escolar), 24/7/365 La complejidad de tener agua en el grifo para jóvenes y escuela), Visita virtual interactiva (para todos los públicos), Museo de las Aguas en Minecraft (familiar y escolar), Visita Virtual a la ETAP de Sant Joan Despí (adultos y escuelas), Conoce la potabilizadora de Sant Joan Despí (escuelas), Jocs d’aigua (familiar y escolar), Agua de barrio, un proyecto de Ciencia Ciudadana (escolar), Aqualogía (escolar), Juegos de agua (escolar), ¡H20! Gestiona el agua de toda la ciudad (jóvenes y escuelas), La ciencia del agua (familiar y escolar), y Origen, rescatemos el agua (para adultos, jóvenes y escuelas).
Se trata de actividades participativas, dinámicas y colaborativas, adaptadas a diferentes niveles, que utilizan métodos como el aprendizaje vivencial, basado en problemas, thinking based learning, gamificación e instrucción directa.
Agbar pretende avanzar hacia una sociedad más respetuosa con el medio ambiente y favorecer a los Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados con los retos de futuro del agua.
En su total de oferta educativa y de aprendizaje, el Museo expone de forma presencial, audiovisual e interactiva diversos módulos con objetos y documentos que dan a conocer la historia del abastecimiento de la ciudad de Barcelona y sus alrededores, y todos los conocimientos posibles relacionados con el agua, sus propiedades físicas, químicas, su sabor, olor, la salud, la higiene, y otros muchos aspectos de forma experimental y participativa.
La superficie del Museo cuenta con más de 37.000 m². Este fue creado por la Fundación Agbar e inaugurado en 2004, con el objetivo de formar una sociedad consciente acerca del futuro del agua, el medioambiente y la salud. La Fundación tiene también otras líneas de trabajo, como las de fomentar la investigación en centros y universidades e impartir conferencias, seminarios y debates acerca del elemento más vital y esencial para el planeta, el agua. Con esto, pretenden educar y trabajar para un uso del agua responsable y sostenible.
En el año 2010 el Museo de las Aguas se convirtió en el primero de toda España en recibir el premio Micheletti, uno de los galardones más reconocidos de la museología europea.
Este le fue otorgado al Museo Agbar de Cornellá gracias a la conservación del patrimonio industrial en forma de museo dinámico y expositivo, paralelamente al continuo funcionamiento de su actividad.
En cuanto al edificio, este está formado por tres naves que reciben el nombre de: Sala de Calderas, Sala de la Electricidad y Sala de Máquinas. En ellas se puede ver una instalación hidráulica que es patrimonio industrial, formada por una máquina de vapor destinada a producir la energía necesaria para mover las bombas del pozo Fives Lille, y las grandes bombas de impulsión, encargadas de hacer llegar el agua a todos los grifos. Se trata de una obra modernista de los arquitectos Josep Amargós i Samaranch y Antoni Gaudí. Con esta arquitectura, Gaudí quiso homenajear a la naturaleza, y también al preciado bien del agua. En su primer gran proyecto en Barcelona, la Casa Vicens, el arquitecto diseñó una impresionante cascada en el jardín. 60 años más tarde, en 1945, la familia vendió parte de los terrenos y posteriormente la cascada fue derribada. El pasado 2019 el Museo de las Aguas reconstruyó la cascada modernista, que se puede ver en el Jardín del Museo. En este espacio se puede disfrutar de la biodiversidad, la naturaleza, y de elementos artísticos, industriales y agrícolas que conviven en el recinto museístico.
El Museo cuenta con una parte dedicada al impulso de la ciudad y al desarrollo social y urbano de Barcelona a partir del ciclo integral del agua. Se trata de un espacio único donde se instala una exposición permanente con un recorrido histórico por las diferentes técnicas y retos que se han seguido para abastecer a Barcelona y su entorno. Este lugar permite descubrir el camino que hace el agua para llegar desde la naturaleza hasta los grifos de nuestra casa. En esta exposición se puede experimentar con herramientas y maquinaria hidráulica, descubrir los avances tecnológicos y la evolución que ha habido desde la edad antigua hasta la actualidad. Precisamente, la máquina de vapor es una de las joyas del Museo, ya que ver como gira el volante de inercia y el regulador de Watt, y descubrir cómo se mueven las válvulas y los pistones de las máquinas de vapor, es algo que atrae a muchos visitantes.
Otra parte es el refugio antiaéreo de Cornellà, un lugar de interés histórico que data de la época de la Guerra Civil. El refugio fue creado para proteger al personal de la planta durante los bombardeos del ejército franquista y actualmente es un símbolo del compromiso de las personas que trabajan en Aigües de Barcelona, ya que, gracias a su trabajo, se garantizó el suministro de agua durante la Guerra Civil. El Museo también cuenta con “el Àgora” y con un antiguo depósito que funcionó entre 1954 y 2004, almacenando 2 millones de litros de agua, hasta que se convirtió en un espacio polivalente dedicado a encuentros y debates alrededor del agua, la cultura y la sociedad. También encontramos la chimenea, cuya función era evacuar el humo de combustión del carbono de las calderas, y que con 50 metros de altura es uno de los elementos más singulares de la Central y símbolo del desarrollo industrial de la comarca. Además, en el Museo de las Aguas se encuentra el Archivo Histórico de la Sociedad General de Aguas de Barcelona, fundada en 1867. En este archivo se conservan numerosos documentos de alto valor histórico sobre el abastecimiento del agua en Barcelona y su área metropolitana. En el Museo vemos también otros espacios como el Jardín de las Mariposas, la masía Can Serra y varios pozos.
El pasado 26 de noviembre, Agbar recibió el premio Hispania Nostra por el proyecto de restauración y mejora paisajística de la Central Cornellà. El galardón reconocía la contribución del Museo a la cultura, como herramienta didáctica y pedagógica. Acudieron al acto Antonio Balmón, alcalde de Cornellà, Araceli Pereda, presidenta de Hispania Nostra, y Ángel Cerezo, arquitecto del proyecto de restauración, entre otros. El presidente de Agbar, Ángel Simón, definía la Central Cornellà y el Museo de las Aguas como “un espacio industrial referente de Cornellà, con gran valor arquitectónico, paisajístico y patrimonial, natural, ecológico y agrícola, con un impacto muy positivo sobre su entorno”. El Museo, además de contar con la firma de arquitectos de la talla de Josep Amargós y Antoni Gaudí, tiene aún en funcionamiento uno de los pozos más emblemáticos: el Fives-Lille. Construido en 1905, actualmente sigue extrayendo agua a más de 30 metros de profundidad. Además, el recinto museístico cuenta con reconstrucciones y aspectos innovadores y sostenibles como el uso de agua regenerada para el riego de árboles frutales.
El pasado 15 de septiembre de 2021, el Museo de las Aguas presentaba un espacio de exposiciones virtuales con ilustraciones de Javier Mariscal. En estas se publicaban relatos sobre el agua del grifo y una amplia selección de piezas de colección en 3D, creadas mediante la tecnología de Google Arts & Culture. Gracias a estas ilustraciones se ofrece una visita virtual al Museo y se descubre otra exposición sobre el arte y el agua. A partir de esta selección de obras, el visitante, de manera online, puede entender la relación entre el agua y la vida cotidiana a partir de la mirada de artistas reconocidos como Santiago Rusiñol, Vincent van Gogh o Ramon Casas.
Con todo esto, el Museo de las Aguas representa un símbolo de la comarca y un espacio único y completo en Europa. A pesar de estar cerrado presencialmente por culpa de la COVID, se puede disfrutar en su totalidad de manera virtual a través de la visita en la web, el canal de YouTube, o las múltiples actividades que ofrece.

El Museo de las Aigües cierra el año superando los 47.000 participantes gracias a su transformación digital

El pasado 11 de enero el Museo de las Aguas comunicó a través de una nota de prensa que cerró el año con un total de 47.302 participantes.
Tras el cierre del Museo de manera presencial como medida preventiva para reducir riesgos debido a la pandemia, el Museo de las aguas, que suministra el 25% del agua a los tres millones de personas que viven en el área metropolitana, creó visitas virtuales y programas educativos online con el fin de no perder su función.
Gracias a la transformación digital y a todas las actividades que ha puesto en marcha, el Museo de las Aguas superó en 2021 la cifra de 43.000 participantes, acumulando más de 600.000 visualizaciones. La pandemia ha hecho que el Museo rompa sus barreras físicas y territoriales para hacerse accesible así a todos los usuarios de manera virtual.
Algunas de las actividades innovadoras que el Museo ofrece para divulgar el conocimiento sobre el agua son escapes rooms, exposiciones virtuales en 360 grados, juegos, experimentos, y otro tipo de talleres para todos los ámbitos y edades, grupos, escuelas, familias, etc. Gracias a esta oferta virtual y gratuita el Museo de las Aguas ha conseguido acercarse a todos los públicos a través de las pantallas y concienciar así sobre el uso y la importancia del agua consiguiendo un éxito de participación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto