www.elllobregat.com
Sobrepoblación de jabalíes: su crecimiento preocupa en el Baix
Ampliar

Sobrepoblación de jabalíes: su crecimiento preocupa en el Baix

Laura García Martínez

sábado 02 de abril de 2022, 09:01h

A pesar de que no hay registros oficiales por parte del Ministerio de Agricultura, algunos informes indican que hay más de un millón de jabalíes en España, cifra que se multiplica por momentos.

Tan solo en Cataluña el número de jabalíes supera los doscientos mil, según un informe elaborado hace tres años por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Según informa Chema, las estimas de densidad en el Baix Llobregat se encuentran entre 3 y 6 jabalíes por km2. Lejos de los más de 12 que se pueden dar en las comarcas de Girona, con más abundancia.

La sobrepoblación de estos animales salvajes y su gran crecimiento genera graves problemas para la ciudadanía: accidentes de tráfico, propagación de enfermedades animales, destrozos en espacios públicos y escabechinas en las cosechas y los campos.

Son ya habituales las famosas fotografías y los múltiples videos de jabalíes campando a sus anchas por las calles de la ciudad e incluso a plena luz del día, destrozando parques, zonas verdes, huertos y cultivos. Se acercan a los núcleos urbanos para conseguir comida de las basuras. Además, muchos de los jabalíes tienen actitudes agresivas, atacan a la población y pueden transmitir enfermedades como la tuberculosis o la peste porcina africana.

Más allá de estos daños, según apunta Chema López, el jefe de sección de actividades cinegéticas del Departament d’Acció Climàtica de Barcelona, “los jabalíes también causan daños en el mobiliario urbano, la jardinería, atacan la ganadería y a animales domésticos, y generan una gran sensación de inseguridad”.

Según Chema López, “los jabalíes son una especie muy adaptable y poco estricta, siendo capaces de aprovecharse de diferentes recursos, incluso residuos, aunque su alimento preferido son los frutos y bayas forestales como las bellotas de las encinas”.

Chema también indica que los jabalíes tienen un alto índice de natalidad que les permite tener entre 1 y 9 crías por parto, con una elevada supervivencia, algo que ayuda al crecimiento poblacional de la especie.

Este asunto ha desencadenado ya terribles consecuencias. El pasado 23 de enero falleció un motorista en Abrera tras chocar contra un jabalí. El accidente, que tuvo lugar en el kilómetro 2 de la carretera BV-1201, sucedió cerca de las 11:30 de la mañana. A raíz del accidente mortal, el sindicato agrario Unió de Pagesos denunció la falta de respuesta por parte del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat ante la problemática que causa la superpoblación de jabalíes.

El quinto teniente de alcalde y presidente del área de Medio Ambiente y Salud de Abrera, F. Xavier Serret Marsiñach, recuerda que “toda sobrepoblación de cualquier especie, en este caso de los jabalíes, representa una rotura en el equilibrio entre especies del medio natural”. El regidor explica que se trata de una especie que prácticamente no tiene depredadores. Históricamente, el jabalí era presa del lobo y del hombre; pero a día de hoy el lobo se persigue y casi ha desaparecido de nuestros bosques y montañas, mientras que el hombre ya no necesita cazar para alimentarse.

Según F. Xavier, en Abrera no consta que ningún jabalí haya atacado a personas, pero sí que han causado daños físicos, provocando accidentes en carreteras, y materiales, de cultivos agrarios, principalmente de fruta o de cereal.

Joaquin Zarzoso, presidente de la Federación Catalana de Caza en Barcelona, considera que la superpoblación de este ejemplar supone importantes pérdidas económicas en la agricultura y la biodiversidad, además de accidentes de tráfico y personales. Además, añade que “supone enfermedades, incluso algunas de tipo zoonosis, lo que puede suponer un grave riesgo de enfermedades con el cerdo doméstico como la Peste Porcina Africana”.

A raíz de esta problemática, la caza ha vuelto al centro de la cuestión como una posible solución, a la que también se suma la vacuna anticonceptiva de jabalíes para evitar así que se reproduzcan.

Zarzoso puntualiza que “donde hay una mayor densidad de población humana, como es el caso del Baix Llobregat, una densidad media de jabalís ocasiona muchos conflictos de convivencia con estos animales en todos los ámbitos expuestos”.

Desde el Departament d’Acció Climàtica informan de que “estos animales se han visto también favorecidos por la reducción de presión cinegética: número de cazadores, zonas de caza…”. Por lo tanto, en zonas urbanas o periurbanas, donde está prohibida la caza con arma de fuego, como puede ser el caso de algunas localidades del Baix Llobregat, los jabalíes se sienten refugiados.

“La presencia de la especie en la comarca es importante en las zonas forestales, donde encuentra su medio más favorable. Los problemas son en los cultivos. Son importantes en las explotaciones de cerezos. En algunos municipios como Corbera, Cervelló, Torrelles,..con núcleos urbanizados dispersos los jabalíes causan ya problemas en el casco urbano”, explica Chema López.

Para paliar el problema a nivel global se están trabajando en varias soluciones que consigan frenar el crecimiento de la población de jabalíes, a pesar de que estos proyectos suelen ser costosos y, a menudo, experimentales. El presidente del área de Medio Ambiente de Abrera apuntaba que “Los que se han demostrado que más funcionan son la instalación de pastores eléctricos, la castración química de las hembras previa captura, la esterilización a través de comederos de pienso, el control a través de feromonas de lobo, etc. Y sobre todo también, el retorno progresivo a la recuperación de los espacios agrarios volviendo a poner en activo antiguos cultivos tal como se está haciendo desde el Parque Rural de Montserrat.” Añade también que “la caza puede ayudar a tener el crecimiento de esta especie controlado con el objetivo de disminuir accidentes y rebajar daños a la agricultura, a pesar de que esta no debería ser la solución”.

Según López, “se tienen que buscar otras soluciones que no pasen únicamente por matar a los jabalíes. En Abrera por ejemplo, solo está permitida la cacería en condiciones extraordinarias y siempre derivadas de daños a la agricultura”

Para Zarzoso, presidente de la Federación Catalana de Caza en Barcelona, “la caza es el único medio eficaz en el control poblacional de la especie”. Apunta que “se cazan anualmente unos 60.000 ejemplares de una población estimada de 250.000” y que “sin la caza los daños a la agricultura, los accidentes de tránsito y los conflictos sociales serían mucho más cuantiosos, como también el riesgo de transmisión de enfermedades para la propia especie y para las personas.”

Zarzoso cree que los cazadores “son necesarios y hacen una labor social sin precedentes, con mucho sacrificio personal (días de caza y esperas nocturnas casi todo el año con muchas pérdidas económicas)’’. Sin embargo, reclama ayudas a las administraciones públicas para el sector, ya que dice que son “inexistentes” y pide que se reconozca el trabajo de los cazadores.

También para el Departament d’Acció Climàtica de Barcelona, la solución en primer término se basa en una estrategia del control de la caza, tanto tradicional como con actuaciones excepcionales. “Sin embargo, las soluciones tienen que ser a largo plazo, ya sea con cambios en el paisaje (gestión forestal), y con medidas de prevención y protección de los cultivos”, según añade Chema López.

Sin embargo, el desarrollo y la investigación han generado nuevas vías para combatir la superpoblación de este ejemplar. Desde hace cuatro años la Universidad Autónoma de Barcelona lidera un proyecto que cuenta con el apoyo de la Diputación de Barcelona para controlar la cifra de ejemplares a través de “Gonacon”, una vacuna anticonceptiva que se aplica a hembras jóvenes y que está resultando ser una herramienta efectiva, pero aún está en fase de experimentación.

El crecimiento del jabalí se observa desde hace ya décadas a nivel europeo, y se ha convertido ya en uno de los principales problemas de los bosques de Cataluña. Según Zarzoso, algunas de las causas pueden ser el abandono en la gestión de los bosques o el suave clima que facilita su supervivencia. Para Zarzoso, posibles soluciones para erradicar la situación serían evitar el acceso a la comida, no solo de cultivos sino también de alimento de colonias de gatos, por ejemplo, y proteger los cultivos mediante herramientas como el pastor eléctrico o cierres perimetrales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto