www.elllobregat.com
El juez investiga si unas ayudas a la Escola El Brot se desviaron al procés secesionista
Ampliar

El juez investiga si unas ayudas a la Escola El Brot se desviaron al procés secesionista

Por Àlex Aragonès / Xavier Adell

miércoles 22 de junio de 2022, 13:14h

La Fundació la Caixa desconoce el destino final de 149.000 euros de los fondos que originariamente debían tener como destinatario al centro educativo de Sant Joan Despí y que pudieron acabar pagando la factura del referendum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El juez que instruye el caso Voloh, la presunta trama para apoyar una hipotética secesión unilateral de Cataluña con el apoyo del ejército ruso, está investigando si una partida de 149.000 euros destinados a ayudas educativas para la Escola El Brot de Sant Joan Despí acabaron ilícitamente sufragando los gastos del procés y del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Los fondos, aportados por la Fundació La Caixa, podrían haber sido desviados bajo el auspicio del exconseller de Gobernació la Generalitat, Xavier Vendrel (ERC), natural de Sant Joan Despí y a la postre presidente de la Fundació Pedagògica el Brot. Vendrell fue detenido en noviembre 2020 por presunta financiación ilegal del secesionismo,

En 2017, la Fundació La Caixa acordó subvencionar a la Escola El Brot de Sant Joan Despí, especializada en niños con problemas de aprendizaje y dislexia, con 850.000 euros en tres años. Sin embargo, solo consta el desembolso de 232.000 euros en 2017. Pero se da la circunstancia de que, pese a que la Fundació pagó contra factura (es decir, no por adelantado) no se ha podido esclarecer el fin al que fue destinada una partida de 149.000 euros.

La entonces subdirectora general de la Fundació La Caixa, Esther Planas, ha prestado estos días declaración como testigo ante el juez del caso, Joaquin Aguirre, pero sin revelar a dónde fueron a parar los fondos educativos. La desconfianza en lo que pudo hacer Vendrell con el dinero es tal que la propia Fundació ha pedido personarse en la causa con el objetivo “de velar por el buen uso de los fondos y, en su caso, recuperar el dinero destinado a fines diferentes a los que fue entregado”, según fuentes próximas al caso.

Concesión anterior

Pese a ser consultada por El Llobregat, la Fundació La Caixa no ha respondido al requerimiento informativo y, por lo tanto, ha declinado aportar su versión sobre lo sucedido. Sí lo ha hecho, y con contundencia, la actual directora de la escuela el Brot, Elena Eloy, quien ha negado cualquier desvío de fondos hacia el procés. “La concesión la tenemos desde mucho antes de toda la polémica de la operación Voloh, con la que algunos nos han intentado vincular por intereses políticos. No tenemos nada que ver con esto, no nos hemos aprovechado de nada, no hemos utilizado fondos públicos con finalidades ilícitas”, ha reiterado la dirección del centro.

Eloy ha asegurado que desconoce la situación procesal del caso y sus posibles repercusiones. “A nivel político no entramos. Lo que venga del entorno seguro que habrá tenido algún tipo de influencia, o no. Pero lo que nos preocupa son los alumnos y su futuro”, ha subrayado. Y es que sobre el centro educativo pende la amenaza de cierre cuando finalice este curso escolar. Si se consuma el cerrojazo, lo que parece que no acabará sucediendo, a la comunidad educativa de El Brot le inquieta saber “dónde irán estos alumnos, que ya venían de situaciones complejas”.

Imagen y reputación

La desaparición virtual de los 149.000 euros deja en una situación delicada a la Fundació La Caixa sobre la la que la investigación judicial deberá aportar luz. Existen dos posibilidades, ninguna de las dos demasiado beneficiosa para la imagen y la buena reputación de la entidad social del grupo Caixabank. No puede olvidarse que la Fundació ha pedido a los tribunales que se restituya su buen nombre.

En el peor de los supuestos, la Fundació conocía que el dinero no iba a acabar en El Brot y no hizo nada para evitarlo, siendo partícipe de una cierta connivencia con la trama presuntamente urdida por el republicano Vendrell para financiar de forma ilegal el procés secesionista. O bien podría ser que se actuara a espaldas de la Fundació y sin su conocimiento, con lo que también quedaría en entredicho la capacidad de la entidad para fiscalizar y controlar el destino de sus fondos de ayuda, algo grave si se tiene en cuenta que forma parte del mayor grupo financiero español. Una tercera opción, por ahora la más remota, es que acabe apareciendo la suma extraviada o que quede justificado ante el juez su buen uso.

Reforma en Villa Bugatti

Una de las hipotésis más plausible que barajan los investigadores es que Vendrell ‘distrajera’ los fondos con la excusa del posible traslado de la Escola El Brot a Villa Bugatti, una finca de Cabrera de Mar (Maresme) en la que se celebran bodas y eventos y que el político de ERC de Sant Joan Despí pretendía recalificar de forma sospechosa. De hecho, el piso superior de la villa (donde pretendía ubicarse la escuela) necesitaba unas obras de reforma debido al mal estado de las vigas, unos trabajos compatibles con la solicitud de una subvención.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)

+
1 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto