www.elllobregat.com

Juan Pedro Pérez, consejero de Turismo del Baix Llobregat desde marzo

“Olvidémonos de chovinismos: tenemos la ventaja de estar al lado de Barcelona”
Ampliar

“Olvidémonos de chovinismos: tenemos la ventaja de estar al lado de Barcelona”

viernes 06 de julio de 2018, 20:24h
Pérez destaca la gran ubicación geográfica de la comarca y propone seguir trabajando en la línea de lo que se venía haciendo para incrementar el número de visitantes al Baix.

Se estrena este verano como consejero de Turismo del Baix Llobregat. ¿Cómo lo afronta?
Con ilusión y mucho interés. Sé que entro en el tramo final del mandato, pero con el compromiso de tener cierta continuidad con el trabajo que se venía haciendo en el Consorcio de Turismo, que era bueno. No propongo ninguna ruptura.

Ciertamente es un reto, porque el Baix Llobregat se está reafirmando como una destinación turística importante. ¿Qué aportará usted?
Mis años de gestión municipal, ya que soy regidor desde hace varios mandatos. Tengo el compromiso de seguir con la línea trazada por Mireia Monfort, mi predecesora, y ponerme al servicio del territorio, de los ayuntamientos y de las empresas turísticas. Tenemos datos que nos indican que somos la segunda comarca de la demarcación de Barcelona con más visitantes después del Maresme, lo cual muestra nuestra potencialidad.

Cómo han cambiado las cosas en poco tiempo…
Hace unos años el Baix Llobregat era conocido por ser una comarca gris, industrial… Y eso está cambiando con el esfuerzo de las administraciones, que han cuidado el territorio y han apostado por su promoción, y también por las empresas que han decidido luchar por la comarca. Hoy en día el Baix Llobregat es fantástico, porque tenemos de todo.

Su heterogeneidad es su fuerte.
Exacto. A veces se ha querido cuestionar el hecho comarcal en base a esa heterogeneidad (aquello de que “el norte no tiene que ver nada con el sur”), pero es precisamente esta variedad la que nos aporta riqueza. Espacios naturales, gastronomía, paisajes diferentes, el regadío del sur y el secano del norte… Tenemos una comarca muy rica en este sentido.

¿Hay sinergias con los ayuntamientos para impulsar la promoción turística de la comarca?
Sí. De hecho, la labor del Consorcio es muy estrecha con las administraciones. Hay que olvidarse de chovinismos. El Baix Llobregat tiene una ventaja que no tienen otros enclaves, que es que estamos al lado de Barcelona. Hay quien no lo entiende y dice que Barcelona es un agujero negro que se lo come todo.

¿Discrepan, pues?
Precisamente nuestra gran potencialidad es que estamos al lado de la urbe. Una de nuestras campañas más destacadas dice ‘A un salt de Barcelona’. A un “salt” de Barcelona tienes recursos naturales, distintos tipos de paisajes, una red gastronómica fabulosa, producto agrícola de primera calidad, museos… Un montón de cosas que hace que seamos un destino atractivo.

Por tanto, ¿apuestan por vincularse a la marca Barcelona y no crear una propia?
Hay que atraer a quien viene unos días a Barcelona,. Un canadiense no vendrá a Collbató desde su Quebec natal, pero si somos capaces de hacerle llegar nuestra oferta para arrastrarle un par de días al Baix Llobregat, pues fantástico.

¿Cómo atraen a este tipo de visitante?
Haciendo inserciones publicitarias en publicaciones extranjeras o presentándonos en las ferias internacionales con estands. Es complicado, pero bonito a la vez.

El Baix es un espacio envidiable ¿Se les hace a estos visitantes que vienen con vuelos transoceánicos suficiente promoción de la oferta de senderismo?
El turismo de caminos y senderos es otra de nuestras líneas de trabajo. Puede que no acabemos de llegar a este público, pero lo estamos trabajando. La Diputación, el Área Metropolitana de Barcelona y los municipios están muy involucrados para tener sus caminos bien señalizados y arreglados. Pero hay otro pequeño inconveniente.

¿Cuál?
La repetición. Barcelona es un destino turístico en el cual, en comparación con otras ciudades europeas como París o Roma, repite menos gente la visita.
Según datos del Observatorio de Turismo, casi la mitad repite…

Aspiramos a que repitan más, porque el que viene por primera vez aprovecha a tope Barcelona, pero si vuelve, amplía la ruta.

¿Y qué están haciendo para atraerlos?
No tenemos una receta. Es el reto que nos marcamos: tener mucha presencia en publicaciones internacionales. Por ejemplo, aquí se hace un esfuerzo importante por el mercado francés.

Una razón para repetir visita, en este caso en el Baix, son sus playas. Unos espacios que no tienen nada que ver con lo que eran hace 20 años, pero que ahora afrontan el reto de la regresión y la pérdida de arena por el cambio climático y la acción del hombre. ¿Debemos preocuparnos?Hay que estar preocupados y ocupados. El litoral para nosotros es un recurso turístico de primer nivel. La comarca es variada, así como su oferta de playas. Nada tienen que ver las de Castelldefels y Gavà, con un modelo más clásico de sol y playa, con las de Viladecans y el Prat, más naturalizadas y con menos servicios.

De hecho, los turistas ponen un notable a los alrededores de Barcelona en el informe del Observatorio, destacando por encima de todo el entorno natural.
Por eso hay que estar preocupados y ocupados con la regresión del litoral. Desde que se produjo la ampliación del Puerto, la regresión en la playa del Prat, por ejemplo, es más acusada.

Cambiando de tema y volviendo a la influencia barcelonesa, una cuestión delicada es la proliferación de pisos turísticos en la comarca, que encarecen los alquileres y tienen cierta mala prensa por las molestias que pueden generar sus inquilinos a los vecinos. ¿Son una oportunidad o un problema?
Pues todo a la vez, como cualquier realidad nueva. A veces no se ha sabido reaccionar a este nuevo panorama. Hay municipios que, como en su día Barcelona, han pedido una moratoria de licencias a la espera de hacer un plan. Barcelona es tractor de todo. Y si duda, dudamos todos. Todo lo que hace y decide Barcelona tiene incidencia sobre el territorio. Ahora estamos en esa fase de enfrentarnos a una realidad nueva que no sabemos cómo gestionar. Ha de estar regulado, ya no solo por aspectos fiscales, sino también por ordenación urbanística.

¿Cree que el Baix Llobregat se ha aprovechado de la regulación estricta de Barcelona con el turismo?
Lo de Barcelona me pareció una sobreactuación de un gobierno relativamente novato. Barcelona es lo que es precisamente por su turismo. La Barcelona de los 80 sin turistas era mucho peor que la de ahora. Afortunadamente, ahora el discurso se ha moderado.

Muchos turistas que se hospedan en estos pisos turísticos duermen en la comarca, pero se van a Barcelona de visita. ¿Qué se hace para retenerlos en el Baix Llobregat?
De entrada, ser muy pesados con los establecimientos hoteleros. Que allí haya mucha publicidad sobre qué hacer, qué visitar o dónde ir a comer. Tenemos campañas así que funcionan muy bien.

¿Cuáles son?
De cupones de descuento: es una cosa muy básica y tiene una aceptación brutal. También se pueden descargar de la web del Consorcio y llevarlos en el móvil. Además, estamos desarrollando una plataforma, de venta online, también para móviles, para poder comprar entradas y tenerlo todo centralizado.

¿Responde bien el sector turístico? Restaurantes, empresas de alquiler de bicicletas…
Participan con entusiasmo en las promociones. Y cada vez vamos a más, porque ven que es una oportunidad para darse a conocer.

Lo que se da cada año más a conocer es el turismo deportivo en la comarca. ¿En qué punto estamos?
En un buen momento. Le damos mucha importancia porque los municipios han invertido mucho en instalaciones deportivas y el nivel de equipamientos es bueno. Si esto lo ligas con los espacios naturales, paisajes, caminos y senderos, al final hace que la oferta de lo que llamamos turismo deportivo sea muy completa.

Para acabar, hábleme de los retos de futuro en materia de turismo.
El reto es posicionar la comarca como un destino turístico. Explicar que es una comarca con atractivos gastronómicos y naturales, ideal para celebrar congresos, con productos vinculados al slow food y la vida saludable. Esto es lo que tenemos que explicar de la comarca del Baix Llobregat, que ya no es la de las fábricas, sino una zona fantástica que intenta aprovechar la potencialidad de estar al lado de Barcelona para destacar. Los 30 municipios de la comarca están de acuerdo en que el tipo de economía que se genera explicándote es beneficiosa para todos. Es la imagen de marca y el sentimiento de pertenencia.


¿Considera que esta voluntad cohesiona más la comarca, ahora que hay ciertos municipios que quieren formar una nueva en el norte?
Siempre que entramos a hacer política con las lindes y las fronteras acabamos empantanados. La comarca del Baix Llobregat tiene un relato común que se vertebra alrededor del río Llobregat. Tiene una historia compartida y una tradición de trabajo conjunto. Es así como debe ser. Es una realidad político-geográfica reconocida hace mucho tiempo. El Baix Llobregat es diverso, y es fuerte precisamente por eso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto