www.elllobregat.com
Fin de año y de década, balance agridulce
Ampliar

Fin de año y de década, balance agridulce

viernes 06 de diciembre de 2019, 09:00h
Acabar el año es sinónimo de reflexión y de hacer balance de los últimos 12 meses. Del 31 de diciembre al 1 de enero tan solo hay una noche, una más, quizá más fría, pero noche al fin y al cabo. Pero su trascendencia no pasa por alto. Y más teniendo en cuenta que cambiaremos de año y de década.

Llegar a diciembre sirve para repasar qué se ha hecho y qué no, los errores y los aciertos, lo que debemos mejorar y también, por qué no, lo que nos ha ayudado a superarnos.
En el presente número volvemos a uno de los temas más recurrentes en nuestro territorio, las infraestructuras. A riesgo de repetir cada año lo mismo, o de poner de manifiesto que de las 100 infraestructuras más necesarias del país, una tercera parte están o afectan al Baix Llobregat y L’Hospitalet, hay que reconocer avances importantes, como la apertura de la variante de Vallirana.

Fernando Guerrero, histórico miembro de la comisión de la variante, explicaba a esta publicación que los vecinos no se acababan de creer que finalmente los conos habían sido retirados y que los coches no volverían a colapsar el centro de Vallirana. Tras la finalización de este particular ‘Escorial’ baixllobregatense, quedan otras asignaturas pendientes, como la variante de Sant Boi, auténtico esperpento que sigue paralizado a día de hoy y sin visos de solución. En este sentido, Pere Macias, presidente de la Fundació Cercle d’Infraestructures y coordinador de Rodalies, en una entrevista en esta edición argumenta que es “lógico” que la comarca del Baix Llobregat tenga muchas necesidades, puesto que es, tal y como la define, “la puerta de Barcelona”. Lo es por tierra, por mar y por aire, por lo que es necesario que se pongan todos los esfuerzos para impulsar las infraestructuras necesarias que quedan pendientes y, además, hacerlo desde una perspetiva de sostenibilidad y de respeto al medio ambiente.

Límite 2030
De hecho, esta voluntad entronca con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030. Algunos de ellos tienen especial incidencia en la comarca, como los relativos al medio ambiente y la contaminación. Y es que en el Baix, y en concreto en su zona sur, convive un entramado de vías, carreteras e infraestructuras con espacios naturales de primer orden como el Delta y el Parc Agrari, enclaves frágiles amenazados por la expansión humana que han de ser tenidos en cuenta a la hora de planificar.

No nos olvidamos tampoco que en los ODS se hace referencia a garantizar una educación de calidad. En esta línea, desde El Llobregat queremos aportar nuestro granito de arena para bajar este macro objetivo mundial a nivel comarcal, con la primera edición de El Llobregat Open Chess, que pondrá sobre el tapete la importancia de este deporte para mejorar las capacidades de los escolares y de los adultos. Y ser más felices, que de eso se trata.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto