www.elllobregat.com
Desmantelada una plantación de marihuana en el cuarto secreto de una chatarrería de Sant Feliu
Ampliar

Desmantelada una plantación de marihuana en el cuarto secreto de una chatarrería de Sant Feliu

miércoles 18 de noviembre de 2020, 13:32h
El responsable de la instalación, en la que la policía nacional encontró 512 plantas adultas y casi 51 kilos de cogollos en proceso de secado, es un lampista profesional que se instruyó en el cultivo cannábico viendo tutoriales en video por internet

Después de aficionarse a visionar tutoriales por internet sobre el cultivo de la marihuana, un lampista profesional decidió probar suerte en el ilegal mundo de la producción y distribución de maría. Aprovechando sus conocimientos técnicos, reconvirtió un trastero que subarrendó (una especie de cuarto secreto que estaba ubicado en el interior de una chatarrería de Sant Feliu) en una intensiva plantación indoor y la conectó de forma ilegal a la red eléctrica, mediante una acometida que no pasaba por el contador de la nave. Y empezó con el negocio.

Su plantación clandestina –con un nivel de producción muy elevado- funcionó viento en popa hasta que hace unos días fue descubierto por la policía nacional después de una larga investigación. Una acometida de luz pirata puso sobre la pista a la policía, que a punto estuvo de no localizar el escondite.

Los agentes empezaron a sospechar que existía una plantación de droga oculta en la chatarrería el pasado mes de octubre. La constatación llegó cuando a mediados de mes, los responsables de la compañía eléctrica detectaron que se estaba produciendo “un consumo muy elevado en la nave, que no estaba siendo fiscalizado por el contador”, un claro indicio que delataba la existencia de una posible plantación ilegal de marihuana, ya que pinchar la línea eléctrica es una argucia que acostumbran a utilizar los cultivadores para abastecerse la instalación, debido a que consume una elevada cantidad de energía.

Puerta tras una estantería

Para acabarlo de certificar, los empleados de la compañía eléctrica detectaron una segunda acometida, completamente irregular, que conducía hasta una zona concreta de la chatarrería, a la que no se podía acceder desde las instalaciones de la empresa. Tras varios intentos infructuosos por encontrar el habitáculo secreto, los agentes dieron con un cuarto oculto que quedaba disimulado entre el comedor y el vestuario de los trabajadores de la chatarrería y al que se accedía a través de una puerta tapada por una estantería.

Cuando la policía accedió al interior de la habitación, en compañía de la persona que la tenía alquilada, se encontró con 512 plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento, así como casi con 51 kilos de cogollos de droga dispuestos en 26 bandejas de secado, que fueron decomisados. Inmediatamente, el lampista cannábico confesó y fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico. A lo mejor, la culpa del lamentable final de esta historia es de los tutoriales de internet, que no advertían de los riesgos de montar plantaciones ilegales de maría.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto