www.elllobregat.com
El oro líquido del bosque de Vallirana
Ampliar

El oro líquido del bosque de Vallirana

viernes 05 de febrero de 2021, 03:00h
Cuidar de nuestros bosques no solo contribuye a frenar el cambio climático, también puede ser una salida laboral para apasionados de la naturaleza.

Tal vez por eso, en Vallirana acaban de recuperar un oficio ancestral con más de 500 años a sus espaldas en Castilla: la extracción de resina del pino blanco. La cooperativa Forest Baix, formada por seis vecinos y liderada por el matrimonio Carlos Delgado y Elizabeth Ibanga, ha visto en la sabia de los pinares un proyecto apasionante y muy beneficioso, para su subsistencia y, para el medio ambiente, porque mantiene limpio el bosque y evita los incendios forestales.

Para aprenderlo todo sobre la extracción de resina, la pareja de pioneros hizo un curso en Amposta en enero del 2015 y presentó un plan de empresa, que sorprendió a todos por su viabilidad Así empezó Forest Baix que echó a andar ese mismo año.

La extracción de resina no es un proceso complejo, pero requiere dedicación y cariño. Primero debe limpiarse el bosque, desbrozar la zona y podar ramas y arbustos. Todos los residuos que se generan en la limpieza “se trituran y se devuelven al bosque en forma de adobo”, afirma Ibanga, primera mujer española resinera. Después se escoge un pino con un mínimo de 30 centímetros de diámetro y empieza la extracción. Se rebaja la corteza sin llegar a la madera, en una superficie de 30 o 40 centímetros. En ese espacio se hace un corte en forma de media luna y se clava la lata (herramienta que canaliza la resina y la hace caer al bote). Por último, se hace una “pica” (corte de 12 centímetros) que ayuda a que resina a caer mejor. Cada 12 días se hace una pica nueva, un centímetro más arriba que la anterior.

Por el momento, la zona de actuación de la cooperativa se limita al Pla d’Ardenya, en Vallirana. En la zona privada de bosque se ha llegado a un acuerdo con el propietario, que les cede 2.000 pinos “a cambio de que mantuviéramos limpio el bosque”, como cuenta Delgado, y a la espera de hacer un contrato de explotación a medida que el negocio vaya creciendo. La temporada de los resineros dura desde marzo hasta noviembre y en su primer año, Forest Baix recogió 800 kilos de resina, dedicando solo tres horas diarias y obtuvo 800 euros.

Forest Baix colabora con dos empresa:, Eplotacions Forestals de l’Alt Urgell SA (EFAUSA) y la refinería segoviana Sociedad Resinas Naturales SL. EFAUSA les ha cedido un espacio de su nave de Martorell para guardar los bidones llenos de resina. La refinería no sólo les compra estos bidones y los recoge, sino que les ha ofrecido la posibilidad de instalar una planta refinera en Vallirana si consiguen un millón de kilos de resina anuales. Este nuevo “oro líquido” se convierte en una gran variedad de productos: diluyente de barniz, jabón, crema para zapatos, pinturas de marcado de carretera, tintas de impresión, goma de mascar, adhesivos...

Algunos de los beneficios de la extracción de la resina son sorprendentes. No sólo se limpian los bosques (con lo que se previenen incendios forestales veraniegos). Además se genera adobo y con los residuos de la actividad se crea biomasa (una energía renovable). Como colofón, se vende la corteza sobrante para jardinería. Recuperar este oficio puede crear nuevos puestos de trabajo estables que no requieren un alto nivel de preparación, lo que podría ayudar a recuperar las poblaciones rurales, pues daría empleo a los propios vecinos del pueblo. Los integrantes de Forest Baix esperan que los maestros resineros aumenten se popularice esta actividad por todos los bosques de Cataluña. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto