www.elllobregat.com
Fiestas pasadas por agua
Ampliar
(Foto: Eva Jiménez)

Fiestas pasadas por agua

L'Hospitaleando - Por Eva Jiménez

Este fin de semana se ha celebrado el II Fórum de las Culturas, una iniciativa creada por diversas entidades de L’Hospitalet con el fin de dar a conocer las tradiciones de los catalanes, españoles y extranjeros que viven en la ciudad.

También se han conmemorado los 25 años del Teatre Joventut con una jornada de puertas abiertas repleta de sorpresas. Desgraciadamente, la lluvia ha hecho acto de presencia y los actos han quedado algo deslucidos. Algo parecido sucede con los discursos de la clase política cuando se contrastan con las acciones o, tal vez mejor, las omisiones.

Estoy pensando, por ejemplo, en la conferencia de la alcaldesa, Núria Marín, a propósito de la jornada organizada por el diario Expansión sobre “La industria cultural como motor económico”. En ella, la primera edil ha explicado a la élites políticas y culturales el proyecto de Distrito Cultural, una iniciativa que en su opinión generará “riqueza y cohesión para luchar contra las desigualdades”.

La igualdad ha vuelto a salir a la palestra en la presentación de la Red de Municipios por la Igualdad (Xarxa de Municipis per la Igualtat) que se ha creado esta semana y en la que participa el Ayuntamiento de L’Hospitalet (también los de Cornellà, Viladecans y Esplugues en el Baix Llobregat). El objetivo, según indica la nota de prensa, “impulsar políticas económicas y sociales que prioricen la igualdad de oportunidades y el respeto al medio ambiente”. Bonito, bonito.

Y el gran acto de la semana ha sido la reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para acordar, junto con representantes de otros municipios metropolitanos y entidades diversas, la promulgación de una nueva ley de ámbito catalán que sustituya a la 24/2015 que ha recurrido el Consejo de Ministros. Todo ello, naturalmente, para defender el derecho de todos los ciudadanos a acceder a una vivienda digna, ya que la ley permitía que los municipios pudieran reclamar a los bancos la cesión temporal de los pisos que mantuvieran vacíos durante más de dos años. En el caso de L’H, si recuerdan, se han abierto 39 expedientes sancionadores contra el Banco Popular y Banco Santander.

¿Alguien me explica el PDU?

Intento no juzgar intenciones, pero hay omisiones que me hacen dudar de tan bellas proposiciones. O tal vez se trate de simples contradicciones.

Que me parece muy coherente explicar el Distrito Cultural a los potenciales inversores, no digo que no, cuando se cree en un “modelo redistributivo”. Y que me parece muy bien, siguiendo con la cultura, que la web del Archivo Municipal haya puesto a disposición de los usuarios planos de principios del siglo XX. Y que el Museo de L’Hospitalet y sus tres exposiciones permanentes sean accesibles en la plataforma digital Visitmuseum de la Generalitat.

Y, sin embargo, el rojo socialista se torna grisáceo cuando acudo a la última Asamblea No més blocs. Salvem Cal Trabal (a partir de ahora No més blocs. Salvem L’Hospitalet) y descubro que ni los vecinos de Bellvitge, los más próximos a la zona que modificará el Plan Director Urbanístico Gran Vía – Llobregat, conocen los detalles. Y, digo yo, ¿por qué no se prioriza y se crea una página web, una plataforma y/o una aplicación móvil donde se explique con sencillez y claridad en qué consiste el proyecto que podría dejar a la ciudad sin ninguna zona agrícola en un mundo donde ya se especula con la comida?

Y mi alma se enfría cuando se dan tantas explicaciones a personas con poder –la última visita ha sido la de Neus Munté, consejera de Presidencia de la Generalitat- y sobre lo que interesa –“El Banco de Buenas Prácticas de los Gobiernos Locales de Catalunya incorpora tres nuevas experiencias del Ayuntamiento de L’H”, informa el Gabinete de Prensa- y muy pocas a los ciudadanos sobre lo que nos afecta a todos, como los acuerdos que toma la Junta de Gobierno Local o los presupuestos municipales.

El chaparrón llega cuando descubro que la alcaldesa es capaz de plantarse delante de la Delegación del Gobierno para rechazar la ley 24/2015 y no puede presentarse delante de los ciudadanos ni los medios de comunicación para aclarar y demostrar que los 11 contratos que L’Hospitalet mantiene con Inipro se han adjudicado de manera legal, algo que parece que no ha ocurrido en Tarragona o Viladecans; o que el jefe de la Policía Local de la ciudad, actualmente investigado por haber contribuido supuestamente al nombramiento irregular del inspector jefe de la Policía Local de Torredembarra, está libre de toda sospecha.

Ah, la igualdad, que concepto tan revolucionario… Y tan pervertido. La igualdad de oportunidades comienza con la igualdad para acceder a la información. Porque si unos saben más que otros, ¿adivinan quién acertará en su decisión? Si hay dinero para marquesinas donde se promociona el uso de la línea 9, hay dinero para carteles donde se explica el PDU. La lluvia es inevitable; el oscurantismo, no.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Agencia Publicitaria Llobregat, S.L. :: Raurich, 62 :: 08830 Sant Boi de Llobregat
Contacto