www.elllobregat.com
Un castigo creciente para los propietarios
Ampliar

Un castigo creciente para los propietarios

Laura García Martínez

Como el impuestazo metropolitano está vinculado al valor catastral, los primeros en quejarse fueron las personas con más de una propiedad (un piso y una plaza de parking, por ejemplo) porque lo pagaban multiplicado en el 2020 hubo reclamaciones y se consiguió una rebaja justificada en un supuesto “error de cálculo”

Hay partidos políticos que proponen como alternativa el pago del tributo “en base a la renta y no al valor catastral”, algo menos gravoso, pero los opositores piden directamente su eliminación. El portavoz de la PNTAU, Armand Capdevila, pide desde hace tiempo que se habrá una mesa de diálogo, pero hasta ahora los dirigentes del AMB se ha cerrado en banda.

El desencuentro entre la autoridad metropolitana y la plataforma es constante. En la protesta del pasado 31 de mayo frente a la sede de AMB en Zona Franca, los manifestantes pidieron poder intervenir en el plenario que se estaba celebrando (algo que habían solicitado previamente por escrito), pero justo a dos horas de la sesión se les negó la palabra. Como respuesta, seis portavoces de la Plataforma accedieron al pleno como público porque, según Armand, se les prometió que tendrían “un turno de palabra después del último punto del orden del día”. Pero no fue así, No consiguieron que la presidenta de AMB y alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ni tampoco el vicepresidente y alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, les dieran voz.

La PNTAU califica de “discriminatorio injusto y abusivo” el impuesto porque castiga a los propietarios de inmuebles (que ya han pagado impuestos por él en el momento de la adquisición o anualmente como el IBI) que son “tan potenciales usuarios del transporte público como los que no son propietarios de nada”, advierte Capdevila Por tanto, atenta contra un derecho fundamental, que es la vivienda”, subraya el portavoz.

Desde la Plataforma se insiste en que un usuario con tres propiedades paga el triple que alguien con solo una, con el agravante de que “los bienes de uso no residencial (como terrenos sin edificar o locales para comercios) no tienen bonificación y se pagan por ellos cantidades desorbitadas”, denuncia Armand Capdevila.

Tampoco el importe a pagar es proporcional a la capacidad económica del contribuyente; “lo que vulnera gravemente el artículo 31 de la Constitución, que dice que: todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”, desvela el portavoz vecinal.

Sin devolución del primer año

Como colofón, Armand lamenta que el AMB sigue sin devolver el importe indebidamente cobrado desde el primer año, algo que ya le ha exigido que haga el propio Síndic. Aunque se demostró que se habían cobrado unas cuantías excepcionalmente altas en este recibo nadie abre la caja para compensarlo.

Por ahora, la Plataforma continúa concentrándose para protestar y reunirse con políticos de diferentes grupos con el fin de conseguir su cometido: revertir el tributo metropolitano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios