www.elllobregat.com
Especial de Navidad: La solidaridad se hace un hueco entre la guerra comercial
Ampliar

Especial de Navidad: La solidaridad se hace un hueco entre la guerra comercial

Por Beatriz Fontseré
El Llobregat repasa las distintas caras de la Navidad
La solidaridad es para la Navidad como los villancicos o los turrones, es decir, un elemento imprescindible. Muchas entidades o asociaciones sin ánimo de lucro aprovechan estas fechas para poner en marcha campañas de cooperación y aprovecharse de la buena predisposición de la gente. Gracias a este momentáneo espíritu solidario, pueden desarrollarse proyectos durante gran parte del año. Un ejemplo es el Banc dels Aliments, que durante el fin de semana del 28 y 29 de noviembre, llevaron a cabo su ya tradicional Gran Recapte. Prácticamente todas las localidades del Baix Llobregat i L’Hospitalet participaron en esta campaña. Por ejemplo, Esplugues facilitó once puntos de recogida de alimentos entre sus mercados municipales y sus supermercados. Lo mismo que en el Prat o en Sant Vicenç dels Horts. Al cierre de esta edición, se desconoce el número de toneladas recaudadas en la zona del Llobregat, una recaudación que servirá para abastecer los almacenes del Banc dels Aliments para luego distribuir comida entre los diferentes proyectos catalanes.

En el caso de Cornellà, toda la recaudación de alimentos ya tiene desde el comienzo un destino: la Botiga Solidària –que presentamos en el número de septiembre-. La localidad cornellanense habilitó 16 puntos de recogida de alimentos reclamando, sobretodo, productos de alimentación y de higiene personal para bebés; además de aceite, pasta para sopas y alimentos precocinados como legumbres. La Botiga Solidària, creada por diferentes entidades sociales como Càritas, la Coordinadora contra la Marginación, Cruz Roja y las Asociaciones de Vecinos, reparte 600 cestas de alimentación básica cada mes y, a parte, aproximadamente 120 lotes para bebés. “Cada semana, repartimos entre 35 y 40 lotes de productos para menores de 3 años donde se incluyen pañales, papillas o leche materna; pero contamos con pocas cantidades procedentes del Banco de Alimentos, así que muchas veces, acabamos comprando nosotros mismos esos productos”, explica uno de los portavoces, Benigno Martínez.

Por cierto, para el año 2015, el Ayuntamiento de Cornellà ya ha aprobado una partida de 54.000 euros a favor de este supermercado social. A parte del Gran Recapte d’Aliments, el Llobregat también se suma a otra de las actividades más emblemáticas: la Marató de TV3. Esplugues, por ejemplo, organizó el domingo 30 de noviembre una fiesta musical para comenzar a recaudar dinero a favor de las enfermedades del corazón, que es el tema central de la 23ª edición de la Maratón. Durante ese domingo, pasado por agua y, por lo tanto, con una baja participación, hubo talleres para elaborar instrumentos reciclados y actuaron algunas corales del municipio.

Cruz Roja es otra de las ONGs que no falla en Navidad. Su campaña más popular es “Cap nen sense joguina”, y a favor de esta iniciativa, también prácticamente todas las localidades del Llobregat se suman. Por ejemplo, L’Hospitalet ha preparado la campaña “Viu el Nadal amb caliu”, con un conjunto de actividades típicas de la época pero bajo un espíritu de austeridad. Entre sus propuestas, destaca la recogida de juguetes y de ropa de invierno a favor de dos colectivos muy vulnerados: los infantes y la gente mayor. Toda la recaudación se donará a la Cruz Roja de L’Hospitalet para que ésta la reparta entre las familias que más lo necesitan.Para potenciar las donaciones, un robot llamado K-Li-1 (CALIU) se paseará por las calles de la ciudad concienciando de las necesidades de los conciudadanos. Muchas asociaciones de L’Hospitalet participan en esta campaña y, además de su colaboración, se ha establecido el 13 y 14 de diciembre como punto de recogida en la Rambla de Just Oliveras.

El Prat también se suma a la recogida de juguetes, pero con una variante. Para seguir con la línea de sostenibilidad de su ayuntamiento, se organizó el Tercer Mercado de Intercambio de Juguetes, donde los más pequeños pueden cambiar sus juegos por otros de segunda mano.

Y en el caso de Sant Feliu, se organizó un Mercado Solidario (previsto para el fin de semana del 28 y 29 de noviembre pero pospuesto por el mal tiempo). En este mercadillo se venden a bajo coste productos recogidos por la ciudadanía, en buen estado pero de segunda mano. Toda la recaudación se destina al Banco de Alimentos y a la compra de juguetes de la campaña de la Cruz Roja. Una campaña que, como supongo que ya sabrán, consiste en recoger juguetes de segunda mano -pero en buen estado- para repartirlos la noche de Reyes por las casas de los niños más vulnerables. En muchos municipios, son los propios Reyes Magos de las cabalgatas los que van casa por casa para dejar un poco de ilusión y magia entre esos niños que viven la cruda realidad de la crisis. Incluso, en algunos municipios del Llobregat, más allá de recoger juguetes de segunda mando, también se compran nuevos gracias a las aportaciones económicas. Las condiciones para participar en la campaña de la Cruz Roja es que sean “juguetes no sexistas ni bélicos para mantener el lema de la ONG. Nos interesan especialmente los juegos de mesa que potencian las relaciones familiares”, explica la presidenta de la Cruz Roja de Cornellà.

Sant Boi de Llobregat es uno de los municipios más solidarios de la comarca. Aprovechando el tirón de su tradicional Fira de la Puríssima, se incorpora un Espacio Solidario donde este año se han introducido novedades. Para fomentar las donaciones, se dará más visibilidad a este apartado donde participan todas las entidades santboianas a favor de la solidaridad, la cooperación, la salud comunitaria y la igualdad de oportunidades. En este Espacio, se recogerán juguetes y alimentos para las familias con más dificultades y se repartirá el calendario municipal 2015, dedicado a los temas sociales más sensibles. Y, hablado de calendarios, los cuerpos de seguridad de Cornellà han elaborado un calendario solidario a favor de la Botiga Solidària –es decir, a favor de repartir comida entre las 1.200 personas que menos tienen de Corellà-. Los Mossos d’Esquadra, la Guàrdia Urbana y la Policía Nacional, por primera vez en la ciudad, actúan en temas de cooperación y ya han repartido más de 11.500 ejemplares a un precio simbólico de 5 euros. Todo ese dinero, 57.500 euros, se destinará al supermercado social.

Puede que para muchos ciudadanos del Llobregat, la Navidad comience con el encendido de las luces; pero para otras familias, la Navidad comienza cuando pueden disfrutar de un plato de comida caliente gracias a toda la aportación solidaria de la ciudadanía.


Cáritas suma y sigue en Navidad

Càritas es una de les entidades sin ánimo de lucro que más aportaciones solidarias consigue. Sin embargo, para la Navidad no llevan a cabo campañas específicas, sino que siguen con su dinámica de siempre: conseguir comida, ropa o dinero para abastecer las necesidades de las familias que se agolpan a las puertas de las iglesias. Según datos de la propia entidad, durante el 2013, la Diocesana de Barcelona ayudó 65.668 personas, más del doble que el año del inicio de la crisis, en el 2007. Estas personas que fueron ayudadas, recibieron 83.165 servicios distribuidos en 520 puntos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto