www.elllobregat.com

Retos de Futuro

Comienza el año de las obras y de los cambios políticos para el Llobregat
Ampliar

Comienza el año de las obras y de los cambios políticos para el Llobregat

Por Beatriz Fontseré
El Baix tiene que consolidar en 2015 la mejora de la economía con una reducción del paro, pero también la tasa de contratos temporales Las obras darán un impulso a las infraestructuras que tiene pendiente como la autovía de camiones al Puerto, la L9 o la variante de Vallirana
Reducir los índices de paro, desarrollar los proyectos en infraestructuras prometidos y hacer frente a los efectos de la Ley sobre la Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales son los principales retos del Baix Llobregat y de L’Hospitalet para este 2015.
La lista de buenos propósitos es tan habitual en todos los 1 de enero como la lista de retos. En este sentido, la comarca y L’Hospitalet tienen una ardua tarea para llevar a la práctica todas las necesidades que puedan tener los 806.249 habitantes del Baix Llobregat y los 253.518 vecinos de L’Hospitalet. Una de las más importantes es el empleo.

Según datos publicados por el Consell Comarcal del Baix Llobregat, el 2014 ha acabado con una tasa del 14’6%, o lo que es lo mismo: 6.549 parados menos que en diciembre del 2013. Durante el último mes del año y en comparación con este noviembre, concretamente 1.000 personas han salido de las listas del paro cifrando un total de 62.320 desocupados en todo el territorio del Baix Llobregat.

Reducir el paro…
Algunos municipios han experimentado un importante descenso de la desocupación, como por ejemplo Cornellà. Este municipio, el más poblado de toda la comarca, es el que más paro ha reducido en diciembre y ha comenzado el 2015 con 189 parados menos, una tasa del 16’1% de desempleo y 7.113 parados. El Prat (-153 parados), Sant Boi (-135 parados) y Castelldefels (-122 parados) son las otras tres localidades que más han reducido las listas del INEM durante el último mes del año y en comparación con noviembre. Sin embargo, las cifras siguen siendo demasiado altas y los sindicatos mayoritarios continúan desconfiando de estos resultados. “Es la historia de siempre. Yo no veo nada bueno en esta reducción del paro porque después de más de seis años de crisis, muchos ciudadanos sin trabajo han agotado sus prestaciones de desempleo, desconfían de los servicios del INEM y salen de estas listas o, simplemente comienzan un curso de formación reglado por el estado y también salen de estas estadísticas. No hay mejoras en la economía, el poco empleo que se crea es temporal y esto provoca precariedad laboral, generalmente entre los más jóvenes, las mujeres o los mayores de 45 años”, asegura el Secretario General de Comisiones Obreras en el Baix Llobregat, Toni Mora.

…y la tasa de contratos temporales
Y falta de razón no tiene. Según un estudio del Fòrum Empresarial del Llobregat, 9 de cada 10 contratos firmados durante el tercer trimestre del 2014 han sido temporales. Los contratos indefinidos sólo representan el 13% del total de empleo generado. El FEM, sin embargo, hace una lectura positiva de estos datos y como si de un hierro ardiendo se tratase, se agarra a esta idea: “cuando las empresas empiezan a contratar en lugar de despedir, aunque estos contratos sean por un período de tiempo determinado, es un buen augurio. Significa que las empresas empiezan a tener dinero para, no sólo mantenerse vivas, sino también para crecer”, explica el presidente de la comisión de indicadores económicos del FEM, Javier Baratech.

Hay datos positivos que demuestran leves brotes verdes. Un ejemplo es el aumento de contratos en el sector de la industria y un pequeño repunte en la construcción. El Producto Interior Bruto del Baix Llobregat respecto Cataluña es del 10’6%, o dicho de otra manera, del total de ingresos del territorio catalán, el 10’6% vienen de esta comarca. Es por este motivo que fomentar la ocupación, la calidad del trabajo contratado y el mantenimiento de las empresas, quizás, fomentando las exportaciones, son algunas de las soluciones posibles.

Impulso a las infraestructuras
En cuanto a las infraestructuras, la construcción de la L9 entre Zona Universitaria y la Terminal 1 del Aeropuerto del Prat; continuar con el acceso viario al puerto de Barcelona y la continuidad de las obras de la Variante de Vallirana son los principales retos para este 2015. Para ser concretos, ninguno de estos tres proyectos finalizará este año; pero sí que comenzarán a marchas forzadas para cumplir los plazos previstos.

A finales del 2014, la ministra Ana Pastor dio por fin una fecha de inicio de las obras del acceso viario al puerto. “La primera semana de diciembre” era el término previsto por Pastor para comenzar los 10 quilómetros de autovía entre la calle A de la Zona Franca y la Ronda Litoral en Cornellà a la altura del campo de fútbol del Espanyol. Sin embargo, la actividad aún no ha sido apreciada por la mayoría de los mortales. Esta autopista para camiones descongestionará la B-10 y supondrá una inversión de 117’8 millones de euros. Esta obra deberá estar finalizada para marzo del 2018. La que aún no tiene ni fecha de inicio ni de fin es la construcción de accesos ferroviarios con vías definitivas de ancho internacional también hacia el Puerto.

La línea 9 de metro que conectará el Aeropuerto de El Prat con Zona Universitaria, en Barcelona, empezará a funcionar durante el primer trimestre del próximo año. En el 2014 se inició un periodo de pruebas, aplicando miles de protocolos. Todo apunta a que se cumplirá el plazo; la incógnita será si lleva o no para el Mobile World Congress en L’Hospitalet.

Será un tramo de 20 kilómetros y con 15 estaciones, tres menos de las previstas (desaparecen Camp Nou, Ribera y la terminal de carga de El Prat), que se recorrerán en media hora. Gracias a esto, el aeropuerto de Barcelona será igual de accesible que los principales de Europa. Durante su última visita a las obras, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, aseguró que “será una línea de alta frecuencia, aunque no de alta velocidad”. Además, como peculiaridad, esta línea será la más larga de Europa con un sistema de conducción automático sin conductor.

Vallirana tendrá su variante
Y una de las obras más demandadas por los 18.000 vehículos que diariamente la circulan es la variante de Vallirana, que por falta de presupuesto en más de una ocasión se ha quedado paralizada. El Ministerio de Fomento retomó en diciembre las obras de la carretera N-340 en Vallirana. Este proyecto incluye un túnel de dos tubos, uno por cada sentido de la circulación, para atravesar la zona de rieras existentes. Incluirá también dos enlaces: uno entre Vallirana Oeste y la CN-340 por el lado de Tarragona; y otro entre Vallirana Este y la variante de Cervelló por el lado de Barcelona. El Estado ha tenido que inyectar 18 millones más al proyecto para este 2015 con la intención de mantenerlo hasta su finalización.

Y ya que hablamos de las carreteras, la comarca también debería hacer una inversión en la A-2, concretamente en el enlace con la B-23 por el nudo del Llobregat y por la zona de Martorell, ya que estos dos puntos son los que más accidentes de moto sufren al año según el último estudio de EuroRap de RACC. El primero enlace registra un índice del 0’3% de accidentes de moto por metro cuadrado, mientras que el de la zona de Martorell, sufre un porcentaje del 0’2%.

Año electoral
Y más allá de la incentivación de la economía y de la ejecución de algunas obras, está la parte política. Previsiblemente, a lo largo de este 2015 habrá elecciones municipales, autonómicas y generales, por lo que el mapa del Llobregat vivirá cambios relevantes. El Consell Comarcal tendrá que hacer frente a un futuro incierto donde la entrada en vigor de la Ley sobre la Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales no deja clara su función, así como la Llei d’Administracions Locals de la Generalitat, que tampoco acaba de concretar la finalidad y la continuidad de esta administración comarcal.

Acaba de comenzar un 2015 donde titulares no van a faltar. Un 2015 donde los 62.320 parados del Baix Llobregat y los 23.000 aproximadamente de L’Hospitalet ansiarán un trabajo. Donde las empresas afincadas en esta zona esperarán la mejora de la economía para fomentar sus negocios y donde los posibles cambios políticos harán tambalear más de una familia. Comienza un nuevo capítulo con numerosas perspectivas de cambios de guión y de nuevos actores en el reparto.



¿Necesitamos más polígonos industriales?

Eurovegas no vino al Baix Llobregat ni tampoco se fue a Madrid. El amago del millonario de Las Vegas nos dejó en Cataluña el proyecto Barcelona World junto a Port Aventura, mientras los alcaldes de la comarca reclamaron a la Generalitat que impulsara inversiones equilibradas con el territorio. El Govern ha hecho público un Plan Urbanístico del Delta del Llobregat pactado con los alcaldes del PSC, en el que define una propuesta que, de entrada, ha sido contestada por los ecologistas. Según el Grup Ecologista Les Agulles - Ecologistes en Acció, que han presentado 14 bloques de alegaciones al PDU, el proyecto resulta “especialmente perjudicial para el término municipal de Gavà. Denuncian que “en lugar de reactivación económica, como dice, el Plan busca volver a la lógica del crecimiento urbano a costa de la destrucción del territorio”.

La Generalidad y los Ayuntamientos de Gavà, Viladecans y Sant Boi impulsan el Plan Director Urbanístico de los ámbitos de actividad económica del delta del Llobregat, un plan que sería el “premio de consolación” pactado entre el PSC y CiU tras el fiasco de Eurovegas. Bajo la excusa de “atraer nueva actividad económica”, el Plan lo que hace es básicamente impulsar la creación de nuevos polígonos industriales en estos tres municipios.Los ecologistas subrayan alguna excepción positiva, como la incorporación al Parque Agrario de terrenos urbanizables alrededor del Remolar-Filipinas, pero opinan que el resto del plan sigue la vieja lógica del crecimiento urbano. A su juicio, el argumento de los redactores de “crear nuevos sectores de actividad económica” cae por sí solo cuando se pone de manifiesto que los últimos años se ha destruido tejido empresarial que ha dejado parcialmente vacíos los actuales polígonos industriales, tanto en la comarca como en toda Cataluña. El documento presentado no contiene ni un solo dato para apoyar la teoría de que con nuevos polígonos se generaría más riqueza. Simplemente es más de lo mismo, aducen.

Por el contrario, los ecologistas denuncian que el PDU afectará gravemente algunos sectores clave para no perder una economía real, como la agricultura, necesarios para no alejarnos de la necesaria soberanía alimentaria, en un mundo cada vez más inseguro y con más incertidumbres de abastecimiento de alimentos para la gran metrópoli barcelonesa. Cerca de 200 hectáreas agrícolas se perderían bajo el asfalto si prospera el PDU.


El Baix Llobregat: la comarca dels quatre deus - Conversa amb Josep Perpinyà, President del Consell Comarcal del Baix Llobregat

Josep Perpinyà és alcalde de Sant Just Desvern pel Partit Socialista de Catalunya i des del novembre, després de la dimissió de Joaquim Balsera, també és el President del Consell Comarcal del Baix Llobregat. El seu càrrec és un dubte durant aquest 2015 i no per la seva bona o mala feina, sinó per la incertesa de la continuïtat del Consell Comarcal arran de l’entrada en vigor de la Llei Estatal sobre la Racionalització i Sostenibilitat de les Administracions Locals. “Jo crec i confio en la continuïtat del Consell Comarcal perquè aquest ens cada dia demostra la seva necessitat d’existir-hi. El Consell Comarcal desenvolupa molts serveis i molts projectes a favor de la ciutadania que en aquests moments, alguns ajuntaments no es poden permetre. A més, en aquests moments hi ha una necessitat d’unitat a la comarca i el Consell Comarcal és l’únic organisme que garanteix la cooperació dels 30 municipis que conformen el Baix Llobregat.”

Reduir les taxes d’atur i reactivar l’economia són algunes dels reptes de futur del Baix Llobregat durant aquest 2015. Amb 63.320 persones sense feina a la comarca i amb una taxa del 14’9%, Perpinyà assegura que “el Consell Comarcal desenvoluparà al llarg d’aquest any polítiques de promoció econòmiques i plans d’ocupació. De fet, s’acaba de presentar un projecte per col·locar laboralment 70 joves aturats en plans d’ocupació relacionats amb el turisme o la restauració”. El turisme és un actiu del Baix Llobregat “però no és la solució dels nostres problemes. La indústria, tot i que s’ha reduït, es manté, però hem de cuidar les empreses més enllà d’un sector determinat com pot ser la indústria o el turisme. Tenim equipaments i projectes que ho intenten, com Innobaix; però també hem de fomentar les exportacions”.

Les inversions en infrastructures també són un punt destacat en aquest 2015. “Invertir en el Baix Llobregat és invertir en una de les zones més importants de Catalunya. El Baix Llobregat representa quatre deus. El Baix Llobregat som el 10% de la població catalana; el 10% del PIB de Catalunya; aglutinem el 10% de les empreses afincades en el territori català i també registrem el 10% dels contractes salarials”. A banda del inici del funcionament de la L9 o del inici de les obres en el Port de Barcelona, “ara s’està parlant de la prolongació de la Diagonal fins la Zona Esportiva del Barça a Sant Feliu. Projectes com aquests són els que necessitem perquè l’entrada a Barcelona no pot ser una autopista, ha de ser una entrada més tranquil·la i urbana i el Baix Llobregat ha d’estar present en aquest nou aparador”.


L’Hospitalet desvincula la Gran Vía del soterramiento de la red ferroviaria

Las premisas eran claras. Por un lado, soterrar la red ferroviaria; por otro, cubrir la autovía de Castelldefels a esta altura. Es indudable que L’Hospitalet sigue desquebrajado por un entramado de líneas de tren y metro que dificultan una mayor cohesión de la ciudad. No obstante, la crisis dejó en un cajón el primero de los dos proyectos que, a día de hoy, sigue en la sombra, parado e inviable a corto plazo. Pese a ello, pese a este pesimismo acumulado por todos los años de reivindicaciones y de negativas, existe una línea de esperanza según las palabras de la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, tras su último encuentro con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez: “Después de mucho tiempo, siento que existe una sensibilidad”. La realidad, en cambio, es que como también dijo la edil “el soterramiento de las vías lleva mucho tiempo, demasiado, en vía muerta”; nunca mejor dicho.

De manera paralela, la primera fase de la transformación de la Gran Vía (de la plaza Cerdà hasta la pl. Europa) no sólo se culminó sino que ha sido todo un éxito. De hecho, la plaza Europa y todos sus alrededores se han convertido en el epicentro económico de la ciudad, siendo un atractivo indudable para empresas de primer nivel como Ikea, Gallina Blanca, Puig, Telefónica, Nissan... Por ello, L’Hospitalet desvincula definitivamente los dos proyectos y apostará, en este 2015, por concretar la transformación de la autovía de Castelldefels en una vía urbana, en su segunda fase, desde la plaza Europa hasta el río Llobregat. Acelerar esta renovación del lado oeste de la C-31 hasta el río será la prioridad del consistorio. El proyecto depende del Consorci de reforma de la Gran Vía, formado por Ayuntamiento y Generalitat de Catalunya, un proyecto que tiene como horizonte el 2020, aunque esté por fijarse tal final. Lo que sí está claro es que será una vía similar a la que se ha ejecutado en su primera fase, con una Gran Vía cubierta o semicubierta y convertida en una gran avenida para su uso cívico y para su desarrollo económico a sus lados. De hecho, una de las cuestiones que no han dejado lugar a duda es que por mucha extensión que haya, no se aprovechará para construir viviendas.

De esta manera, este acceso de poniente a Barcelona será, indudablemente, una verdadera zona metropolitana, un atractivo económico de magnitudes coherentes a las que L’Hospitalet -la segunda gran ciudad de toda Cataluña- merece. Y no solo económico. La integración del clúster sanitario puede hacer de esta zona sur de la ciudad, un auténtico polo científico y de investigación. El desarrollo del conocido Distrito Cultural alrededor del Tecla Sala -donde ya se facturan 250 millones de euros gracias al sector cultural, dando trabajo a 1.500 personas- completará la gama de líneas estratégicas que debe concretar la ciudad de L’Hospitalet en este nuevo año.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto