www.elllobregat.com
El proyecto agotado del PSC de L'Hospitalet

El proyecto agotado del PSC de L'Hospitalet

Fe de errores: el titular de este artículo no es correcto en la edición impresa.

viernes 05 de enero de 2018, 04:49h
El PSC, tras casi 40 años gobernando l’Hospitalet, es un proyecto agotado que vive del nombre y de la inmensa red clientelar que ha ido tejiendo con los fondos municipales durante todos estos años.

Hubo un tiempo en que sí fue una fuerza de renovación y progreso para la ciudad, pero lleva muchos años estancado y viviendo de las rentas. Ha convertido el gobierno municipal en su modo de vida y ha acabado confundiendo el Ayuntamiento con su finca particular que administran pensando más en sus caprichos y sus propios intereses que en las necesidades de los ciudadanos. L’Hospitalet sigue siendo una ciudad de personas trabajadoras que aspiran a un futuro de prosperidad y vivir en un barrio cada vez más confortable, pero Núria Marín parece más interesada en convertir la ciudad en un escaparate que le permita a ella promocionarse que en mejorar el día a día de los ciudadanos de l’Hospitalet.

Inversión insuficiente en Servicios Sociales
A un gobierno socialista se le presupone que priorizará los servicios sociales, pero eso está muy lejos de ser una realidad en l’Hospitalet. La inversión en servicios sociales de los ayuntamientos, según indican los profesionales del sector, tendría que alcanzar el 10% del presupuesto y alcanzar los 100 euros por habitante. En l’Hospitalet llegamos a 12 millones, lo que representa solo un 5 % del presupuesto, es decir, solo cubrimos la mitad.

Para llegar a los 100 euros por habitante tendríamos que llegar a los 26 millones anuales. En municipios de nuestro entorno de diferente color político sí que cubren este objetivo, como Barcelona, Santa Coloma o Sant Adrià, pero l’Hospitalet nos quedamos muy lejos y no será porque las personas de l’Hospitalet tenga menos necesidades que las de Barcelona, Santa Coloma o Sant Adrià.

Mientras sigue sin destinar los recursos necesarios para políticas sociales y la inversión para que no se degraden los barrios es insuficiente, Núria Marín encontró 1.250.000 euros para adecuar miles de metros cuadrados públicos para ponerlos al gusto del Cirque du Soleil para que instale durante un mes una vez cada dos años uno de sus espectáculos. Para lo que le interesa, sí que se da prisa, luego se queja cuando denunciamos que está construyendo un l’Hospitalet de dos velocidades.

Presupuestos continuistas
Los presupuestos municipales son un claro reflejo de las prioridades de Núria Marín. Unos presupuestos continuistas que si bien el año pasado los aprobó gracias al apoyo de ERC, este año han salido hacia delante por el apoyo del PP. Es revelador que la partida que más ha crecido este año haya sido la de publicidad y propaganda en prensa que ha gozado de un incremento del 310%, pasando de 95.000 euros a 295.000 euros en un año. Por otro lado, sigue destinando 300.000 euros al Distrito Cultural, un proyecto faraónico que le ha dado muchas portadas a Núria Marín pero que nunca se concreta en nada. Da toda la impresión de que con el Distrito Cultural solo nos venden humo y, de paso, revalorizan suelo con el dinero de todos.

El PSC de l’Hospitalet parece que sigue atascado en las viejas políticas del pasado y confía en la vuelta a la burbuja inmobiliaria como motor de la economía, en vistas de los incrementos de plusvalías e Impuesto de construcciones que recogen sus presupuestos, mientras prevé un descenso en la recaudación en el Impuesto de actividades económicas. En Cs creemos que el ayuntamiento tiene que dedicarse menos a promocionar proyectos que sobre el papel pueden parecer muy bonitos, como el Distrito Cultural, y preocuparse más en atraer actividades económicas que sí generan riqueza y empleo. Pero su política, lejos de atraer, expulsa las empresas como hemos visto con COYTESA que acaba de abandonar la ciudad después de que el gobierno de Núria Marín se negara a conservar una simple zona de carga y descarga que disponían en su calle.

Nadie dijo que gobernar una ciudad como l’Hospitalet fuese fácil. Es una ciudad compleja, densa, diversa, donde hay que articular necesidades muchas veces contrapuestas y para eso se necesita al frente del Ayuntamiento un equipo con energía, dialogante, que esté centrado en mejorar el día a día de los ciudadanos. Después de casi 40 años en el gobierno de la ciudad, el PSC ha ido adquirido demasiados vicios. Sigue queriendo aplicar el rodillo de los tiempos de sus mayorías absolutas y llega a consensos con el resto de fuerzas políticas o solo dialoga con los ciudadanos de l’Hospitalet cuando está estrictamente obligado a ello. Después de casi 40 en el poder, parece que se ha olvidado de que los verdaderos protagonistas de la política tienen que ser los ciudadanos. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto