www.elllobregat.com
Viaje al pasado para mirar al futuro
Ampliar

Viaje al pasado para mirar al futuro

Por Francisco J. Rodríguez
viernes 06 de diciembre de 2019, 09:00h
El Teatro Plaza acoge la fiesta de homenaje a los 40 años de democracia en Castelldefels. Cuatro vecinos comparten sus vivencias y recuerdos en un espacio de debate en la gala.

El Teatro Plaza se vistió de largo el 29 de noviembre para acoger el acto de homenaje a los 40 años de democracia local en el Ayuntamiento de Castelldefels. Fue un acto emotivo, en el que se homenajeó a los representantes municipales de los diferentes mandatos y se recordó el pasado de una ciudad que, como todas las de su entorno, ha experimentados cambios importantes en las últimas cuatro décadas. La regidora de Presidencia del consistorio, la socialista Esther Niubó, destacó en el parlamento inicial que fueron los ciudadanos los que “levantaron” la ciudad. “Aquel abril de 1979 el Ayuntamiento se llenaba de aire fresco y de personas comprometidas”, añadió.

La gala estuvo presentada por Ares Teixidó y contó con varias actuaciones de la Escuela Municipal de Danza y Les Luthiers. Seguidamente, comenzó uno de los platos fuertes del acto, la charla entre cuatro vecinos de la ciudad que se han significado en diferentes ámbitos en los últimos años. La mesa estuvo moderada por el periodista Juan Carlos Valero, editor ejecutivo de esta cabecera, que charló con los cuatro vecinos sobre las vivencias en la ciudad y el panorama futuro. Eladi Gandia, vecino de toda la vida, ex trabajador de la Rocalla y ex proyeccionista de cine, viajó a su niñez para destacar el cambio que había experimentado la ciudad desde entonces. En este sentido, recordó que durante la guerra un avión italiano amenizó frente al litoral castelldefelense, o que cuando alguien se ahogaba en la playa, cosa que sucedía cada semana, los cadáveres eran cargados en carros de la basura y transportados directamente al cementerio. “Había una falta de humanidad y de servicios muy grande”, rememora.

Los Juegos de 1992
La ciudad, no obstante, ha cambiado. El punto de no retorno de dicho cambio tuvo lugar con los Juegos Olímpicos de 1992. Así lo explicó Jordi Vallès, tercera generación en el Celler Vallès, el comercio histórico por excelencia de la ciudad. “El impacto fue brutal”, asegura Vallès. La creación del Canal Olímpico, la autovía o las conexiones entre los barrios fueron “clave” para coser la ciudad, aunque lamentó que, aún hoy día, los barrios viven a espaldas los unos de los otros.

Los dos anteriores son dos vecinos de toda la vida de la ciudad. Los acompañaron Paula Mattio y Amparo Tomé, dos castelldefelenses de adopción que vinieron hace años de Argentina y Salamanca, respectivamente. La primera es fundadora de Aleph Comunicació y especialista en conciliación e igualdad. Tomé, por su parte, es pionera en los estudios de género y socióloga. Aunque llegaron a Castelldefels ya de adultas, la ciudad, reconocieron, las enamoró. “Era una maravilla, hervía”, explicó Mattio sobre su primera impresión al llegar al municipio en 1992. “Nunca llegué a imaginar que la playa y la montaña pudieran estar tan juntas”, expresó. Tomé, por su parte, destacó de la ciudad su “multiculturalidad”. “Sentías muchas lenguas diferentes, eso te hace vibrar”, dijo.

Sobre el presente y el futuro, Vallès hizo un llamamiento a valorar lo que se tiene, como por ejemplo el campus de la UPC. “No sabemos lo que tenemos”, aseveró al respecto. Por su parte, Tomé hizo un alegato feminista muy celebrado en la sala y reclamó que Castelldefels se convierta en un “referente” en el Baix y el área metropolitana en lo que respecta a parques.

Reconocimiento a los representantes
Tras el diálogo entre los cuatro vecinos, llegó el momento de homenajear a todos los alcaldes que ha tenido la ciudad desde 1979, aunque también se hizo referencia a los de la República.

Subieron al estrado África Llorente, ex regidora y mujer de Agustín Marina, el primer alcalde de la democracia. Le siguieron Antonio Padilla, Manuel Reyes y Candela López, además de la actual alcaldesa, María Miranda. Por su parte, Joan Sau excusó su presencia por motivos personales. El acto finalizó con una foto de familia con todos los ex regidores y ex alcaldes de la ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto