www.elllobregat.com
Gavà se planta contra las riadas grises que contaminan el mar
Ampliar

Gavà se planta contra las riadas grises que contaminan el mar

viernes 02 de octubre de 2020, 09:00h
Las entidades ecologistas llevan una década peleándose con las administraciones competentes pero sin conseguir nada. El consistorio asegura que se está presionando a la ACA y al
AMB para que tomen cartas en el asunto y den una solución.

Si no cuidamos de nuestro presente, echaremos a perder nuestro futuro. Y de esto nos están avisando varias asociaciones ecologistas en Gavà. ¿El motivo? Los tristes y lamentablemente históricos vertidos de aguas residuales, grises y fecales en las rieras de la ciudad y en el mar. ¿Las consecuencias? Baño prohibido en las playas, peces muertos y desaparición de biodiversidad, entre otros. Se busca responsable. Y solución inmediata con urgencia.
La lacra de los vertidos de aguas residuales empieza a ser cansina hasta el punto de que este verano casi no se ha hablado de otra cosa en la ciudad. Los vecinos protestan, se lamentan y, sobre todo, quieren respuestas. Porque, ¿qué soluciones se están tomando?

Tanto Jaume Grau, de la asociación ecologista Les Agulles, como Pau Jesús, del grupo ecologista Quercus, confirman que llevan una década peleándose con el Ayuntamiento de Gavà, con la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) y con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Sin demasiada suerte pues, por el momento, “nadie hace nada”, critican.

Rosa Maria Fernández, teniente de alcalde de Territorio, Medioambiente y Transición Ecológica de Gavà, ha confirmado a El Llobregat que desde el consistorio se está presionando a la ACA y a AMB para que aporten una solución definitiva al problema del saneamiento del agua. El ayuntamiento está dispuesto a liderar la lucha contra las riadas grises y está contactando con asociaciones de vecinos y grupos ecologistas de Gavà y del Baix Llobregat “para crear un frente unido”.

Sin separación de aguas pluviales y fecales

En Gavà, el problema de los vertidos contaminantes al mar reside en parte en el propio sistema de saneamiento del agua, que es antiguo y está desactualizado, y también en un mal diseño de la red de alcantarillado de gran parte de la ciudad. En varias zonas del municipio, este alcantarillado no separa las aguas pluviales de las aguas residuales. Así, los desagües que acaban en los colectores y, por último, en la depuradora también agrupan en un solo conducto ambas tipologías de aguas, que deberían ser tratadas por separado.

Fernández insiste en que el auténtico problema está en “el saneamiento en alta” de las aguas (es decir en los diferentes colectores, depósitos y depuradoras del agua que son responsabilidad de la ACA y, en el caso de Gavà, están gestionado por la AMB) y no en la red de saneamiento en baja, que es la red de alcantarillado propiamente dicha y que es responsabilidad municipal.

Crecimiento urbanístico

El otro detonante de los vertidos es el propio crecimiento urbanístico de la ciudad. En los últimos años, Gavà ha ido creciendo en terreno y habitantes (y por ende, han aumentado las aguas residuales) pero las tuberías no se han reforzado. Como consecuencia de ello, las tuberías están sometidas a una mayor presión, los que las tiene siempre al borde de la fractura. “Con esta mayor presión que soportan las tuberías, a la mínima que cae una lluvia medio decente, ni siquiera hace falta que se alcancen los diez litros por metro cuadrado ya hay vertidos al mar”, denuncia Pau Jesús, de Quercus. Jaume Grau, del Grupo Ecológico Les Agulles, le apunta que sólo en 2019 se contabilizaron 144 vertidos contaminantes en Gavà.

Pero por feo que parezca, el problema tiene solución. Les Agulles propone que se realice una fuerte inversión en la ciudad” que permita renovar todas las tuberías y que a la vez “se rediseñe el sistema de alcantarillado para que separe las aguas”.
La teniente de alcalde de Territorio, Medioambiente y Transición Ecológica de Gavà asegura que “cada vez que se construye en Gavà, y las obras afectan al alcantarillado, se renueva toda la instalación para separar las aguas, como por ejemplo se ha hecho en en la zona nueva de Gavà-Mar”.

Un gran depósito pluvial

Otra solución que plantean algunas entidades, y que debería ejecutar el consistorio local, sería la construcción de un gran depósito donde recolectar toda esa agua recogida en la red durante las tormentas y luego bombearla a la depuradora. A pesar de que parece una buena opción (y el Ayuntamiento de Gavà dice que está en ello), hay algunos escépticos -como el grupo Quercusque creen que construir un depósito es seguir mareando la perdiz: “Llevamos años con este problema y las instituciones sólo hacen que pasarse la pelota unas a otras y no se acaba solucionando nada”.

La partida entre unos y otros sigue abierta. Habrá que esperar para ver si la presión de los vecinos, los ecologistas y el propio ayuntamiento surge efecto y tanto el ACA como la AMB incluyen en su Plan de Inversiones para este año las reformas tan esperadas por la ciudad de Gavà. Y es que, en caso contrario, los defensores del medioambiente y de los humedales del municipio están dispuestas a luchar y hasta a llegar a los tribunales si es necesario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto