www.elllobregat.com
“Antidisturbios” (2020): Probablemente la mejor serie española de televisión de todos los tiempos
Ampliar

“Antidisturbios” (2020): Probablemente la mejor serie española de televisión de todos los tiempos

martes 27 de octubre de 2020, 08:09h
“Antidisturbios” es una serie de televisión que lo tiene todo: un gran guión, magistral, una dirección muy acertada, un reparto extraordinario, una grandísima ambientación y una banda sonora muy acertada. Es la serie del año, probablemente la mejor creada en España de todos los tiempos

Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen se han arriesgado mucho y la jugada les ha salido a la perfección. Ya habían demostrado gran talento en el thriller, especialmente en “Que Dios nos perdone” y “El reino” (y en todas las películas que han hecho juntos, además de las 2 citadas, “Stockholm” y “Madre”). Es el mejor trabajo que han hecho juntos hasta ahora, el más poderoso.

Son 6 capítulos, de diferente duración, entre los cuarenta y muchos minutos y los 63 del último.

El primer episodio es notabilísimo. La serie es muy adictiva. Todos los episodios están a un nivel altísimo, muy especialmente el primero, el segundo, el quinto y el sexto. Hay varias escenas muy complicadas, resueltas con gran ingenio, especialmente la del quinto capítulo, con los ultras de fútbol, la celebración del sexto episodio (con bronca total) y todo el desahucio del primero.

Funciona a la perfección la combinación entre drama y thriller. Todo parece muy real, muy cercano.

La acción comienza justo antes del intento de seis agentes (Raúl Arévalo, Álex García, Hovik Keuchkerian, Roberto Álamo, Raúl Prieto y Patrick Criado) de la policía antidisturbios de ejecutar un desahucio en el centro de Madrid, todo se complicará y morirá una persona, Yemi, un vecino del piso de arriba del edificio donde se lleva a cabo el desahucio, entonces un equipo de Asuntos Internos es asignado a la investigación de la tragedia. Enfrentados a una acusación de homicidio imprudente los seis agentes buscan por su cuenta una salida que acaba separándolos y complicando aún más su situación. Laia (Vicky Luengo), una de las agentes de Asuntos Internos, se obsesiona con el caso y acaba descubriendo que, tras ese desahucio malogrado, hay mucho más.

Hay algo turbio y anómalo que provocó que fallara el último día de agosto la operación, el desahucio dentro del sistema, dentro del cuerpo.

Rodrigo Sorogoyen ha dirigido en solitario los capítulos 1,2,5 y 6, y ha codirigido dos (el 3 y el 4) con Borja Soler. El rodaje tuvo lugar en Madrid, Barcelona y A Coruña.

En la serie hay poca música, pero cuando suena el excelente score de Oliver Arson todo sube, todavía más, de nivel. La música tiene poca presencia en los primeros tres episodios, pero a partir del cuarto aporta cada vez más. Es en el capítulo quinto, cuando tiene más personalidad. Todo el score se mueve en la dualidad entre el caos y el vacío.

Excelente dirección de fotografía de Álex de Pablo y Diego Cabezas. En el primer episodio la fotografía es más agresiva, con angulares extremos, con cámara en mano, para pasar luego a una cámara más estable, para adentrarse cada vez más en la psicología de los protagonistas, ya que estos se van transformando desde un punto de vista emocional. Todo en una búsqueda del realismo.

Montaje muy meticuloso y preciso de Alberto del Campo.

Todo el reparto brilla, es de traca, pero muy especialmente Vicky Luengo (es Laia Urquijo que con su tesón intentará llegar siempre hasta el final, hasta que se descubra la verdad de lo sucedido) y los 6 miembros del equipo antidisturbios. Brilla especialmente en el último episodio, cuando observa con los ojos bien abiertos, y de madrugada, como su vida está en peligro, sola y el caso está cerca de irse al garete. Hovik Keuchkerian corrobora que es uno de los grandes, que debería trabajar más (desde que debutó en «Alacrán enamorado», como propietario del gimnasio y exboxeador ya demostró su gran talento). Es el protagonista principal del primer episodio, es Osorio, el jefe del grupo. Raúl Arévalo corrobora lo que ya sabíamos, que siempre está bien, aquí tiene varias escenas con Vicky Luengo muy destacadas, también en todas sus intervenciones con sus compañeros de equipo. Es el más reflexivo y centrado de los 6. Roberto Álamo interpreta un personaje en las antípodas del que bordó en “Que Dios nos perdone” y demuestra que es brillantísimo. Álex García es Alexander Parra Rosales, siempre cuenta con el apoyo de su tío, Rosales, el jefe de la brigada. Patrick Criado hace un gran trabajo, su personaje es el más desagradable para el espectador (es el que aparece menos en pantalla de los 6). Raúl Prieto curiosamente debuta en el grupo el día del desahucio, sus compañeros no se fían de él; tiene mucho papel en los capítulos finales, en los que logra generar emociones y darle todavía más fuerza y textura a las imágenes.

Entre los secundarios destaca poderosamente Tomas del Estal, interpreta a Moreno el jefe del grupo de asuntos internos. No puedo explicar gran cosa sobre Rosales, el personaje que interpreta magníficamente David Llorente, porque incurriría en el spoiler, tan solo comentar que es el subjefe de los antidisturbios. Paco Revilla interpreta a un policía retirado, corrupto y con muchas conexiones con el poder (como anécdota quiero indicar que pese a que en los títulos de crédito figura como Paco Revilla, en realidad es el padre de Rodrigo Sorogoyen y no es un actor profesional, claro).

El guión es prodigioso, los diálogos notables, se nota que el tándem que forma Isabel Peña y Rodrígo Sorogoyen funciona a la perfección, además han contado con el apoyo de Eduardo Villanueva. Los personajes están muy bien construidos. La narración avanza con absoluta precisión. Se perciben los mecanismos de la corrupción, una de las grandes lacras, sino la mayor, de este país y de la mayoría de países. En el desenlace hay un guiño inteligente al clásico “El planeta de los simios”, de Franklin J. Schaffner, de 1968. También es muy brillante la denuncia de la manipulación informativa, justo en estos tiempos de tantas fake news. La política está presente en la trama, pero de forma muy diferente a como lo estaba en «El reino».

En “Antidisturbios” hay mucho talento, a raudales. La serie te deja con ganas de más. La producción es impecable.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Lea el artículo original en NoSoloCine.net

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto