www.elllobregat.com
Descubrir el Canal de la Infanta, un libro de proximidad para Sant Jordi
Ampliar

Descubrir el Canal de la Infanta, un libro de proximidad para Sant Jordi

Por J. C. Valero (BCN Content Factory)

viernes 23 de abril de 2021, 20:51h
El Centre d’Estudis Comarcals del Baix Llobregat edita siete itinerarios por la infraestructura que ha cumplido 200 años y que convirtió al Baix en la huerta de Europa

El agua y la comarca del Baix mantienen una íntima relación que se extiende a l’Hospitalet. Además del apellido “Llobregat” del río que completa el topónimo de la mayoría de las poblaciones de nuestro territorio y de la propia comarca, su uso, el del agua, ha dejado en el Baix y l’Hospitalet un patrimonio de gran valor histórico y discursivo, como señala Esther Hachuel, directora del Centre d’Estudis Comarcals del Baix Llobregat (CECBLL): “El Baix Llobregat es agua. Y no solo porque lleve el nombre de un río. El agua está presente en múltiples formas: el río, los acuíferos, el mar, los humedales del Delta, el agua de mina”. El agua tiene mucha presencia en la historia de la comarca, agrícola e industrial, pero actualmente es escasa y está amenazada.

Por esas y muchas más razones, el CECBLL ha publicado un libro en forma de cuaderno de visitas titulado “Descobrir el Canal de la Infanta. Set itineraris per la seva xarxa”. Se acaba de presentar en Molins de Rei con el primero de estos itinerarios, presentaciones que se repetirán durante los próximos días en todas y cada una de las poblaciones que recorren ésta importante infraestructura económica de la comarca. Porque no hay que olvidar que el Canal de la Infanta convirtió el margen izquierdo del río Llobregat en la huerta de Europa en la primera guerra mundial y antes contribuyó al florecimiento de la industria, al dotar de energía hidráulica, por ejemplo, a las fábricas textiles.

Molinos y agua

El Canal de la Infanta arranca en Molins de Rei, ciudad cuyo topónimo rinde tributo a sus orígenes, ya que la población nació en el siglo XII a raíz de una apuesta, también económica, del rey Alfonso II el Casto, que construyó unos molinos de trigo en el año 1.188 para controlar la producción de harina. El nombre de la población rinde un doble tributo real, pues más allá de los molinos está el majestuoso puente de Carles III que la une a Sant Vicenç dels Horts, dando paso a los históricos cuatro caminos que atraviesan el río.

Después de cruzar Sant Feliu, Sant Joan Despí, Cornellà y l’Hospitalet, el Canal de la Infanta, que recibe este nombre porque lo inauguró en mayo de 1819 la infanta Luisa Carlota de Borbón Dos Sicilias cuando solo contaba 14 años de edad; prosigue su itinerario de regadío para convertir antaño a nuestra comarca en vergel, hoy de hormigón y asfalto, para entrar por fin en Sants, que hasta el año 1897 fue municipio independiente. A la altura de Can Batlló giraba para bordear Montjuïc y desembocar en el Morrot, a los pies del faro portuario.

Paseos de conocimiento

El alcalde de Molins de Rei, Xavi Paz, ha participado en la presentación del libro en su ciudad. Paz ha señalado que la publicación del libro supone una “magnífica oportunidad para descubrir de una forma saludable, mediante paseos de conocimiento, hacia dónde ha ido la sociedad, además de incorporar el valor del agua a los retos de la sostenibilidad del siglo XXI. Y todo ello desde la sensibilidad de preservar lo que tenemos, aunque no haya podido conservarse todo lo que debía, pero sí que sirve para poner de relieve lo que se conserva”.

El libro editado por el CECBLL es el tercero que forma parte de la colección Camins d’Aigua. El contenido incluye una breve reseña histórica, a cargo de Gemma Tribó, y siete itinerarios profusamente ilustrados y con mapas con indicaciones para seguirlos a pie, invitando a recorrer, en siete etapas de conocimiento los 17 kilómetros de historia a través del trazado del canal. El primer itinerario, de Martorell a Castellbisbal, corre a cargo de Roger Lloret; el segundo, del Papiol a Molins de Rei, está escrito por Clara Bargalló; el tercero, de Molins de Rei a Sant Feliu, lo han redactado a cuatro manos Clara Bargalló y Esther Hachuel; el cuarto, de Sant Feliu a Sant Joan Despí, lo firman Joan Bonich y Esther Hacuel; el quinto itinerario es de Ignasi Doñate y va de Cornellà a l’Hospitalet; Ireneu Castillo es la autora del sexto, que recorre dos tramos para ir de l’Hospitalet a Sants (el primero de Almeda a Bellvitge y el segundo de Cisell a Montjuïc), mientras que el séptimo y último itinerario se dedica al “tubo del gobernador” que une Sant Joan Despí y Sant Boi y que nade en la primera estación potabilizadora de tratamiento de aguas superficiales que se construyó en 1955. Una saludable oferta de conocimiento para este Sant Jordi de 2021.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto